• Congreso

Diputados panistas revisarán asignación de contratos millonarios a José Mancha

  • Fernanda Castillo
Uno de ellos es Bingen Rementería, hijo de Julen Rementería, quien adjudicó obras desde la SIOP.

Xalapa, Ver.- Los informes de fiscalización de los recursos gastados en 2017,  que incluyen contratos de obra pública por más de 70 millones de pesos al líder estatal del PAN, José Mancha Alarcón, serán revisados y aprobados por Bingen Rementería Molina, integrante de la Comisión de Vigilancia del Congreso de Veracruz, e hijo del senador Julen Rementería del Puerto, quien adjudicó obras a las empresas del dirigente partidista, desde la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP).

El legislador del PAN, al igual que otros 14 diputados locales, recibirán como primicia el resultado de las auditorías practicadas al manejo de recursos de los 344 entes fiscalizables, entre ellos, las dependencias del gobierno del estado que otorgaron contratos millonarios a Mancha Alarcón.

La ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de Veracruz, establece -en su artículo 3- que la revisión de las Cuentas Públicas de los Entes Fiscalizables, la realizará el Congreso con el apoyo del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), responsable de auditar la gestión financiera.

El artículo 58 de la ley local, obliga al Órgano de Fiscalización a presentar los Informes Individuales y el Informe General Ejecutivo al Congreso, por conducto de la Comisión de Vigilancia, a más tardar el primer día del mes de octubre del año de presentación de las Cuentas Públicas. El reporte tiene que ser aprobado antes del último día de ese mismo mes.

[relativa1]

A partir del 1 de octubre los diputados de la Comisión de Vigilancia, tendrán 30 días para dictaminar el Informe de Resultados de la Cuenta Pública 2017, y llevar al Pleno del Congreso el documento por el que se aprobaría o no, el manejo de los recursos en la administración Yunista. El 4 de noviembre vence el periodo constitucional para el que fueron electos.

De entre el grupo de legisladores responsables de la revisión, destacan al menos cuatro panistas que repetirán en la curul en la siguiente Cámara local: Juan Manuel Unanue, Rodrigo García Escalante, Judith Pineda y Bingen Rementería, quienes tendrán información privilegiada de la adjudicación de contratos a las empresas de Mancha Alarcón, quien apoyó su postulación.

El 27 de julio E-Consulta Veracruz, informó que José de Jesús Mancha Alarcón, presidente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), recibió a través de cinco empresas nueve contratos por 70 millones 86 mil 914 pesos de distintas instancias de gobierno, los cuales corresponden a licitaciones de obras públicas y convenios publicitarios en los ejercicios fiscales 2017 y 2018.

Mediante documentos oficiales se confirmó que el líder partidista, quien propuso como candidato del PAN a gobernador a Miguel Ángel Yunes Linares; a su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez y a los seis diputados del PAN que se reeligieron este año, empleó como prestanombres a su madre, Cristina Sergia Alarcón Pérez y a su esposa, Monserrat Ortega Ruiz.

La familia Mancha conformó las sociedades mercantiles: Multiservicios El Elemento S.A. de C.V., Biodiversidad del Golfo S.A. de C.V., Izal Inmobiliaria S.A. de C.V., E Innovadora en Medios S.A. de C.V., y Multimedios E Periodísticos S.A. de C.V. Las cinco domiciliadas en Xalapa, Veracruz.

Actores políticos de oposición criticaron la práctica, y voces como la de Rocío Nahle, hoy Senadora en funciones, exigió la revisión de contratos de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública; de Desarrollo Social; de Educación de Veracruz; la Fiscalía General y del Congreso del Estado, desde el Órgano de Fiscalización Superior y la Auditoría Superior de la Federación.

El 5 de septiembre, se informó que el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) incluirá algunas recomendaciones a la Fiscalía General, la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, así como de Desarrollo Social, entre otras dependencias, por los contratos asignados a las empresas propiedad de José Mancha Alarcón, líder estatal del PAN.

“No son auditorías especiales, son informes especiales y en el caso de este tema abordamos unos comentarios de las auditorías que estamos terminando, de los contratos asignados de las dependencias”, afirmó el contralor general los medios de comunicación.

Días después, el 16 de septiembre, el senador Julen Rementería del Puerto aseguró que las observaciones realizadas a las Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), tras la asignación de contratos millonarios al líder del PAN en Veracruz, José Mancha Alarcón, fueron solventadas.

El Senador no fue notificado de las irregularidades detectadas, pero mencionó que fue la actual titular de la SIOP, Yolanda Baizabal quien dio respuesta a las observaciones y se justificó el manejo financiero.

[relativa2]

Por su parte el líder estatal, José Mancha Alarcón, confirmó que tanto el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) como la Auditoría Superior de la Federación (ASF) le requirieron información de los contratos y obras que le fueron entregados por el Gobierno del estado.

"Yo estoy tranquilo, fue una campaña sucia. Prestamos un servicio bien, de calidad y eficiente y esas cosas se usaron de manera perversa yo diría en el último día de la campaña, cuando ya no había respuesta posible", expresó en entrevista el pasado 17 de septiembre.

Filtración de información de las auditorías del ORFIS revelan que la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas registró en ese año 52 observaciones, de las cuales 16 son de tipo financiero y 36 de carácter técnico, por un presunto daño de 394 millones de pesos, durante el periodo de Julen Rementería del Puerto.

Tras la guerra de declaraciones y los señalamientos desde los medios de comunicación, de datos oficiales que fueron entregados previo a la entrega del Informe, corresponde al Congreso local el revisar y aprobar la cuenta pública. Será la comisión Permanente de Vigilancia la que recibirá y analizará el resultado de las auditorías.

Dicho grupo de trabajo es presidido por el panista Juan Manuel de Unanue Abascal, quien será el primero en recibir el Informe de Resultado de la Cuenta Pública 2017, del primer año de administración de Miguel Ángel Yunes Linares.

El diputado es representante del distrito electoral de Boca del Río, y es uno de los seis panistas que logró repetir en la curul, tras la elección del 1 de julio.

Los panistas Rodrigo García Escalante, Bingen Rementería y Judith Pineda, son vocales de la comisión y también fueron reelectos en los distritos de Pánuco, Veracruz y Tantoyuca. Los cuatro aparecieron en las boletas electorales, tras recibir el aval del dirigente, al que ahora tendrán que fiscalizar.

En 2016, diputado también revisó cuentas de su padre, contralor de Duarte

El caso de Rementería Molina no es el primero, de la actual Cámara, en donde un diputado debe revisar el trabajo de su papá en alguna dependencia del estado. En 2016 fue Rodrigo García Escalante, integrante de la fracción de oposición Juntos Haremos Historia, quien se excusó de conocer el resultado de las auditorías practicadas a la Contraloría General, donde despachó su padre Ricardo García Guzmán.

El entonces diputado del Verde Ecologista, optó por salirse de las reuniones de trabajo en las que se revisaron las observaciones de la dependencia estatal.

[relativa3]

Versión para impresión