• Estado

Fiscal dejaría libre a Luis Ángel N si señalaba a otros; lo propuso en reunión

  • E-consulta Veracruz
El ex titular de la FGE señaló a Jorge Winckler de proponerle no vincularlo a proceso si contaba “una historia de sangre y muerte”

Xalapa, Ver. - Si el ex fiscal de Veracruz, Luis Ángel N – hoy preso en Pacho Viejo- declaraba “una historia de sangre y muerte de terceros”, su homólogo actual, Jorge Winckler Ortiz lo dejaría en libertad, aseguró el propio Luis Ángel en la audiencia celebrada este 3 de octubre.

[relativa1]

Luis Ángel N, quien fue titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) durante la administración estatal de Javier Duarte, señaló que en la primera semana de febrero Winckler Ortiz le aseguró que tenía los elementos necesarios para vincularlo a proceso por desaparición forzada; sin embargo, no lo haría si señalaba terceros por la comisión de delitos.

Además, aseguró que días antes de la detención de Gilberto N – ex director de servicios periciales- ejecutada el 3 de abril de este año, Luis Ángel se reunió con el Fiscal General, Jorge Winckler, Luis Eduardo Coronel Gamboa –fiscal especializado en Atención a Denuncias por personas Desaparecidas- y el actual fiscal anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio.

[relativa2]

En dicho evento los procuradores de justicia le pidieron, aseguró, que colaborará con ellos y no le pasaría nada, toda vez que estos dijeron tener información que lo ligaba a la comisión de crímenes.

“Winckler me dijo que tenía elementos que me implicaban en delitos y que habían sido aportados por colaboradores míos y que no pasaría nada si yo contaba una historia de sangre y muerte de terceros. Yo le dije que eso no era verdad y me negué”, dijo.

[relativa3]

A demás, señaló que tiene una grabación de dicha reunión y que esta saldrá en el momento procesal oportuno para su defensa.

Luis Ángel N, fue detenido en la ciudad de México el pasado domingo 17 de junio al culminar el partido mundialista México-Alemania. El ex servidor público es acusado del delito de desaparición forzada de personas y por su captura el Gobierno de Veracruz ofrecía una recompensa de 5 millones de pesos por su paradero.

Versión para impresión