• Veracruz

Mujeres marchan contra desapariciones y violencia de género

  • Arantxa Atl
Las manifestantes marcharon sobre las principales calles del Centro de Veracruz contra los asesinatos y desapariciones de mujeres.

Veracruz, Ver.- ¡Ni una muerta más!, clamaron mujeres, familiares y amigos de víctimas recientes de secuestros y asesinatos en puerto de Veracruz; durante la mañana de este jueves, este grupo de ciudadanas realizó una marcha en las principales calles del puerto exigiendo justicia.

Las manifestantes recriminaron a las autoridades veracruzanas la falta de seguridad para las mujeres, además la ausencia de justicia, y el argumento de la Fiscalía de Veracruz sobre la falta de recursos para investigar casos de desaparición, en donde las familias terminan por invertir dinero.

Durante la marcha, familiares pidieron justicia para Diana Thais y Josselin, las dos jóvenes reportadas como desaparecidas en la última semana, y que posteriormente fueron halladas sin vida.

[relativa1]

Las desapariciones de ambas mujeres ocurrieron entre el 24 y 26 de septiembre, apenas dos días después, el 28 de septiembre, se reportó la desaparición de una tercera joven: Gloria Vilaseca, una menor de 17 años estudiante de preparatoria.

La marcha que recorrió la Avenida Independencia del puerto jarocho, culminó con una concentración en el zócalo de la ciudad, donde se mostraron los rostros de las víctimas, y prendieron algunas veladoras.

Estos casos de violencia contra las mujeres ocurren en el único estado de la República mexicana con dos declaraciones de Alerta, una de ellas por violencia, la segunda por agravio comparado, y la documentación que realizan organizaciones para buscar una tercera declaratoria, enfocada en las desapariciones.

Es precisamente Veracruz puerto, uno de los 11 municipios incluidos en la declaración de Alerta de Violencia de Género, que activistas y organizaciones civiles han señalado, no ha sido acatada por el Gobierno de Veracruz.

Entre los faltantes, se ha criticado la inexistencia de un banco de datos en la Fiscalía de Veracruz, con estadísticas actualizadas sobre feminicidio y otros casos de violencia por razones de género contra mujeres.

Este registro, tampoco ha sido realizado por el Instituto Veracruzano de las Mujeres.

La Alerta establece en el punto 3 de las Medidas de Prevención, “integrar y actualizar adecuadamente el Banco Estatal de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las mujeres (Banesvim). Esta medida deberá permitir, en un plazo razonable, monitorear, las tendencias de la violencia contra las mujeres, realizar estadísticas y diagnósticos periódicos que permitan conocer sistemáticamente las características y patrones de la violencia, y en consecuencia, instrumentar políticas públicas efectivas”.

[relativa2]

Las desaparecidas y el Protocolo Alba

Otra de las recomendaciones no acatadas y señalado en casos como el de la desaparición de la joven Ashley Miranda, de Poza Rica, es la de la implementación del protocolo ALBA, referente a la actuación y reacción policial en casos de violencia de género y desaparición de mujeres.

La alerta estipula que, Veracruz debe generar un protocolo ALBA y adecuarlo al contexto de seguridad local, considerando lineamientos internacionales, para que se contemplen en su ejecución:

“La creación de agrupaciones estatales, municipales o mixtas, especializadas en seguridad pública, y de células municipales de reacción inmediata. El personal de estas agrupaciones en específico deberá ser capacitado para ejecutar acciones con perspectiva de género. La coordinación de dichas agrupaciones y células con las instancias de los distintos niveles de gobierno y con actores estratégicos (albergues para víctimas de violencia, Comisión Estatal de los Derechos Humanos, entre otros); la generación de mecanismos adecuados de valoración y análisis de riesgo, relacionado con violencia de género, y acciones urgentes a implementar durante las primeras 48 horas a partir de que se tenga conocimiento de la desaparición”.

Cielo, seis meses desaparecida y su caso estancado

800 pesos pagó María de los Ángel Castillo Altamirano, madre de Cielo Concepción, desaparecida desde hace seis meses, para poder obtener copias certificadas en las Fiscalías Regionales a las que ha acudido para realizar papeleo sobre la investigación del caso, y en donde, a cambio, recibe un “seguramente su hija se fue con un amante”.

Cielo, de 24 años, desapareció en marzo luego de abordar un taxi en la unidad Habitacional El Coyol, con rumbo a Plaza Crystal, en Veracruz puerto, para asistir a una entrevista de trabajo; desde entonces, el caso no avanza, y su madre denuncia desinterés de las autoridades.

“En la Fiscalía no hay dinero un para imprimir un oficio. Me cobran 800 pesos por una constancia de la demanda, dicen que no hay presupuesto que hasta tengo que darles para la gasolina porque no hay presupuesto, pero sí hubo presupuesto para la campaña del hijo del Gobernador, pero para las víctimas no hay”.

Imagen: Radio Fórmula

[relativa3]

Versión para impresión