• Estado

Yunes dio trato preferencial a Boca del Río y abonó a deuda que tenía con su hijo

  • Fernanda Castillo
El gobierno de Miguel Ángel Yunes Márquez logró pagos por más de 14 millones de pesos, como “abono” a adeudos de Duarte.

Xalapa, Ver. - La administración estatal de Miguel Ángel Yunes Linares dio un trato preferencial al municipio de Boca del Río en el 2017. La demarcación logró pagos por más de 14 millones de pesos, como “abono” a lo que dejó de transferir Javier Duarte de Ochoa.

El exalcalde Miguel Ángel Yunes Márquez -candidato fallido a gobernador de Veracruz por la Coalición PAN-PRD-MC- fue de los pocos munícipes a los que se les solventó parte de los adeudos de la pasada administración.

Dos días antes de que concluyera su periodo constitucional -29 de diciembre del 2017- la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) a cargo de Guillermo Moreno Chazzarini, exsíndico de Boca del Río, le transfirió 2 millones 56 mil 976 pesos, bajo la orden de pago 48852.

[relativa1]

La observación FP-017/2017/018 ADM del Informe Individual de la Sefiplan muestra que la actual administración rebajó algunas deudas heredadas por Javier Duarte de Ochoa con poderes públicos, órganos autónomos, fideicomisos y el municipio panista.

La auditoría practicada detectó que en el Capítulo 4000, de Transferencias Asignaciones Subsidios y Otras Ayudas, se realizaron registros contables en la cuenta 445001 “Ayudas institucionales”, los cuales de acuerdo con su naturaleza corresponden a asignaciones presupuestales realizadas a siete unidades administrativas.

Las “ayudas” -por un monto de 448 millones 64 mil pesos- se destinaron a cuentas bancarias del Poder Judicial; el Colegio de Bachilleres de Veracruz (Cobaev); a los Fideicomisos: de Becas Nacionales y del Centro de Exposiciones y Convenciones de Veracruz; al Organismo Público Local Electoral (OPLE) y al municipio administrado por el hijo del Gobernador.

De lo pagado: 326 millones 799 mil pesos se entregaron al Poder Judicial, en cinco transferencias con la orden de pago: 3925, 3927, 3961, 3969 y 3971; el dinero se entregó el 29 de septiembre del 2017.

Ese mismo día giraron fondos al Colegio de Bachilleres por 27 millones 841 mil pesos; al Fideicomiso de Becas Nacionales le transfirieron, en dos exhibiciones, 26 millones de pesos y 8 millones de pesos; además se pagaron 4 millones 835 mil pesos al Fideicomiso del Centro de Exposiciones y Convenciones de Veracruz.

El 30 de noviembre, le entregaron al Organismo Público Local Electoral (OPLE) 22 millones 634 mil pesos; y 18 millones de pesos al Fideicomiso para el pago de becas de nivel medio superior y superior.

[relativa2]

A la administración del hijo del Gobernador Yunes Linares, se le hicieron tres transferencias con las órdenes de pago; 3852, 222, 4387. El día 29 de septiembre le entregaron 9 millones 359 mil pesos; el 30 de noviembre depositaron 3 millones de pesos; y el 29 de diciembre -dos días antes de dejar la Presidencia Municipal-, le enviaron vía electrónica 2 millones 56 mil pesos.

El oficio OIC/SFP/F/0795A/2017, de fecha 20 de julio de 2017, dio respuesta a la observación del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) “…que los pagos respectivos son procedentes en vista de las circunstancias que prevalecen actualmente y derivan de situaciones irregulares provocadas por las anteriores autoridades, sin que esto sea óbice para el seguimiento e investigación de cada caso en concreto ni para que desista la SEFIPLAN de su obligación de conseguir mayores elementos de prueba”, justificó el órgano de control de la dependencia estatal.

La respuesta fue insuficiente para el ORFIS, que observó que, a los beneficiarios a quienes se les realizó el pago, no están señalados de manera textual en el oficio por lo que el Órgano Interno de Control deberá dar seguimiento a la observación.

Orfis pidió corroborar que el dinero correspondía a otros ejercicios, y no al 2017, pues eso obligaría a fincar responsabilidades en contra de los servidores públicos que omitieron realizar las provisiones contables y el pago correspondiente.

El 31 de octubre del 2016 alcaldes del PAN, PRD, PT y MC tomaron Palacio de Gobierno, para exigir la transferencia de más de 5 mil millones de pesos que retuvo la Secretaría de Finanzas, que correspondían a participaciones y fondos federales depositados por la Tesorería Federal.

Algunos alcaldes presentaron una controversia constitucional, como fue el caso de Yunes Márquez. El pasado 25 de septiembre la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCXJN) notificó al gobierno de Boca del Río del fallo en el que se ordenaba a Finanzas el pago de 250 millones de pesos del programa del ramo 23.

[relativa3]

Versión para impresión