• Seguridad

Hermetismo ante desaparición de tres menores de casa hogar en Córdoba

  • Rodrigo Barranco
Los hechos fueron el 30 de septiembre, pero la alerta se dio hasta el 10 de octubre cuando el tema estalló en los medios de comunicación

Veracruz, Ver. El 30 de septiembre tres jóvenes menores de edad desaparecieron de los dormitorios de la Casa Hogar de la ciudad de Córdoba, en la zona centro del Estado de Veracruz, sin que hasta la fecha alguien aporte datos para su localización.

Aunque por protección a sus derechos las autoridades no han dado detalles del motivo por el cuál las tres adolescentes estaban viviendo en el orfanato, el miércoles se envió la Alerta Amber para pedir ayuda a la población.

[relativa1]

Ellas son Maricruz Aldana Torres de 16 años de edad, Citlali Adriana Velasco Morales de 15 años y Luz Clara Maza Ramos de 16 años de edad.

De manera extraoficial medios locales (la Jornada Veracruz) consignaron que, dentro de las investigaciones, las autoridades localizaron un teléfono, propiedad de una de las menores.

Según ese medio, entre los mensajes encontraron que una de ellas sostenía pláticas con personas adultas para arreglar un pago por llevar a sus otras dos compañeras al puerto de Veracruz.

[relativa2]

El 9 de octubre, cuando todavía no se lanzaba la alerta, el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, acudió a la ciudad de Fortín de las Flores, municipio conurbado con Córdoba, para estar presente en la donación del rancho “El Faunito”, a investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Allí, reporteros le cuestionaron sobre el tema pero el funcionario evadió dar declaraciones por lo que todavía no se puede confirmar esa hipótesis.

El 10 de octubre la Fiscalía lanzó la Alerta Amber con los datos generales de cada menor solicitando el apoyo de los ciudadanos.

[relativa3]

La Casa Hogar de donde huyeron está ubicada cerca de la Unidad El Dorado, en el norte de la ciudad de Córdoba, cerca de Fortín.

No es la primera vez que hay fugas en esa institución ya que a través de los años niños y niñas han escapado, con la diferencia que eran localizados en pocas horas.

El albergue es manejado por un patronato ciudadano que gestiona recursos para su subsistencia con el apoyo del ayuntamiento. Allí envían a los menores que son abandonados por sus padres.

También dan techo a niños que son llevados por su propia familia por temporadas, en caso de que no los puedan atender por enfermedad o trabajo.

En el caso de las tres desaparecidas se sabe que una es originaria de Córdoba, pero las otras dos son de Río Blanco e Ixtaczoquitlán, cerca de Orizaba.

Una de ellas, la que es oriunda de la ciudad de los 30 Caballeros, estaba al resguardo del DIF Municipal y ellos la canalizaron a esa Casa Hogar, de las otras se desconoce su situación ante el hermetismo de las autoridades.

Versión para impresión