• Migrantes

Caravana Hondureña prepara tránsito por México en "tensa calma"

  • La Silla Rota
Ante amenazas de Trump y amagos de deportación del gobierno mexicano, la caravana se alista para cruzar a México

Entre amenazas, amagos, promesas y un cerco policiaco, la caravana migrante alista en una tensa calma su intento de cruzar la frontera entre Guatemala y México.

En Suchiate, Chiapas, aguardan al menos 200 policías federales que buscan impedir el paso de cientos de hondureños, en tanto, en Tecún Umán, del lado guatemalteco, se empiezan a reunir los migrantes.

Sin embargo, en el río Suchiate, los balseros no han frenado el cruce de mercancías y personas que pasan por revisión aduanal, migratoria, ni policial, según datos de Reforma.

Teniendo como fin último el sueño americano, el grupo de migrantes trata de mantener el orden para tratar de cruzar hacia suelo mexicano.

[relativa1]

Las amenazas de Trump

Esta nueva caravana le quita el sueño al presidente estadounidense, Donald Trump, quien esta mañana amenazó a través de Twitter con cerrar la frontera sur del país para presionar a México a que frene la caravana de miles de migrantes que salió el pasado sábado de Honduras con rumbo a la Unión Americana.

"Además de detener todos los pagos a estos países, que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este ataque, y si no puedo hacerlo, llamaré al Ejército de EU y CERRARÉ NUESTRA FRONTERA SUR!", sentenció Trump.

Asimismo se tomó el tiempo para propinar un golpe contra el Partido Demócrata, al cual señaló de ser liderado por quien quiere Fronteras Abiertas y leyes débiles existentes.

Comentó que la caravana migrante asalta a EU por parte de Guatemala, Honduras y El Salvador, cuyos líderes están haciendo poco para evitar que este gran flujo de personas, incluidos muchos criminales, entre a México.

Entre las amenazas, el magnate advirtió que para él es más importante la detención de la caravana que el comercio, por lo que puso en duda la continuación del USMCA, siglas que utiliza para el nuevo TLCAN y que ahora en México se le llama T-MEC.

"No se puede permitir el acceso a cualquier caravana"

El próximo canciller Marcelo Ebrard atribuyó estas amenazas a una movida electoral de Trump, ante la cercanía de comicios en Estados Unidos.

Sin embargo, apuntó que por la frontera sur no puede pasar cualquier caravana, ya que "hay normas que se deben cumplir".

"México no puede decir que pase cualquier caravana hacia Estados Unidos", indicó en entrevista con Carmen Aristegui para Radio Centro.

[relativa2]

Agregó que los integrantes de la caravana pueden ingresar al país si cuentan con una visa o si solicitan la condición de refugiados.

Ebrard informó que buscará este jueves al secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, para dialogar sobre la caravana migrante.

Asimismo, recordó la propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador de ofrecer visas de trabajo a migrantes centroamericanos para que puedan llegar a México, no obstante, señaló que también los aspirantes tendrían que cumplir con una serie de requisitos para hacerse de dicho beneficio.

Amaga SRE con deportaciones

Quien desee ingresar a territorio nacional y cuente con los documentos de viaje, así como una visa concedida por autoridades mexicanas, podrá entrar y moverse por el país con plena libertad durante el periodo de vigencia de dicha visa, expresó el Gobierno de México respecto al eventual paso por la República de la caravana migrante.

Asimismo, a través de un comunicado se indicó que toda persona que ingrese a territorio nacional y solicite la condición de refugiado, o bien, ser beneficiario de alguna de las medidas de protección complementaria, deberá hacerlo de manera individual, como lo establece la ley.

Por otra parte, en cumplimiento de la legislación nacional vigente, aquellas personas que ingresen a México de manera irregular, serán rescatadas y sujetas a procedimiento administrativo. De ser el caso, se les enviará de vuelta a su país de origen, de manera segura y ordenada.

También, en el documento emitido conjunto a las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, el gobierno mexicano indicó a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) como la institución encargada de procesar y analizar dichas solicitudes.

Se puntualiza, además, que la legislación nacional vigente establece un periodo de hasta 45 días hábiles, prorrogables por un periodo igual, para resolver sobre las solicitudes, duración en la que el solicitante deberá permanecer dentro de una estación migratoria, a cargo del Instituto Nacional de Migración (INM).

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión