• Nación

Mega corte de agua y las pérdidas de negocios

  • La Silla Rota
Con el corte de agua, negocios de las alcaldías afectadas tendrán que cerrar sus locales pues no es viable trabajar sin agua

"Tenemos poca capacidad para guardar agua para nuestro negocio, por lo que nos veremos obligados a cerrar estos días que haya corte", explica el señor Ángel, dueño de un restaurante localizado en la alcaldía de Cuauhtémoc. Junto con Miguel Hidalgo, estas dos alcaldías de las 13 afectadas tendrán un corte total en el suministro del vital líquido del 31 de octubre al 3 de noviembre.

Según explica el dueño del restaurante en el que sirven desayunos, comida corrida y a la carta, su negocio se verá obligado a tener pérdidas por no trabajar en estos días, pero "no hay de otra" porque no tienen la capacidad suficiente para surtirse de agua para la limpieza y preparación de los alimentos en el restaurante.

“No tenemos la capacidad para poner una cisterna o un tinaco gigante. Tampoco consideramos pedir una pipa, porque el gobierno ya especificó que darán prioridad a hospitales y reclusorios, a nosotros no creo que nos den servicio", comentó excluyendo la posibilidad de contratar una pipa privada.

Por otra parte, el señor Alfonso, dueño de una lavandería en la misma calle de Santa María la Ribera en la alcaldía de Cuauhtémoc, piensa lo mismo y cerrará su negocio durante el corte de agua.

“No hay de otra. Es imposible almacenar el agua que se requiere para mi negocio y es igual de imposible contratar una pipa"

Pérdidas en el negocio

Este corte al suministro de agua coincidirá con el fin de semana largo por las celebraciones del Día de Muertos, situación que, con agua, habría sido favorable en el caso de los comerciantes.

“Esperemos que las autoridades valoren el sacrificio de los ciudadanos, porque para los negocios este fin de semana era importante por la afluencia de gente que sale a comer, sin embargo nos veremos en la necesidad de cerrar nuestros locales", comenta el señor Ángel.

En contraste, para las lavanderías el fin de semana podría no ser un problema en cuanto al número de clientes, puesto que en días festivos "no todos lavan", pero el señor Alfonso explica que el problema real estará en los días posteriores al corte ya que podría tardar el restablecimiento del agua.

De acuerdo con cifras de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México se estima una pérdida por ventas no realizadas de 72 millones de pesos durante los días del corte de agua.

Tan sólo de ambos locatarios, uno considera 15 mil pesos en pérdidas por los cuatro días, mientras que otro prevé 4 mil pesos perdidos.

"Al menos el primer día"

Por otra parte, Rocío, dueña de la cafetería en la misma calle comenta que sí abrirán el negocio, "por lo menos" los primeros días del corte.

"No compramos tambos adicionales, costaban 400 pesos más o menos y es un gasto adicional que preferimos no hacer, porque las cubetas sólo las usaremos estos días, así que apartamos agua e hicimos reserva con lo que tenemos", explica Rocío, quien se dice tranquila puesto que la cisterna del edificio en el que está el local, tiene una amplia capacidad.

Sin embargo, comenta que en caso que el agua de la cisterna se agote, tendrán que cerrar.

Mientras que Guillermo, quien trabaja en una frutería, descarta toda posibilidad de cerrar su negocio, pues el agua no es tan vital como para un restaurante, cafetería o lavandería, ya que solamente la usan para lavar las charolas y utensilios con los cuales preparan los postres así como para lavar y desinfectar las frutas.

“Usamos algunos tambos, botes y cubetas para almacenar la mayor cantidad de agua posible y también estamos almacenando el agua con la que lavamos la ropa para usarla para ponerle al baño y lavar los pisos. Además, tenemos familiares de provincia que nos hicieron el favor de prestarnos algunos tambos para almacenar el agua", explica.

En caso extremo, Guillermo comenta que de ser necesario considerarían la posibilidad de contratar una pipa privada, pues reconoce que las del Gobierno son para otras prioridades.

Con información de La Silla Rota

Versión para impresión