• Nación

AMLO y su plan de Salud, el reto será la operación

  • La Silla Rota
Especialistas consultados consideraron que los resultados de este plan radicará en una eficiente y equitativa instrumentación.

El Plan Nacional de Salud, presentado este viernes 14 de diciembre por el presidente Andrés Manuel López Obrador y que plantea la federalización del sistema, está lleno de buenas intenciones y estrategias; el reto estará en su aplicación en todo el país, consideraron especialistas. 

Eduardo González Pier, asociado del Centro Global para el Desarrollo basado en Washington, señaló que los resultados del Plan Nacional de Salud dependerán de una instrumentación equitativa y operación eficientes de las políticas.

Aclaró que en realidad los que se plantea es una centralización, no federalización de la salud.

"El sistema ya está federalizado. Ahora lo que estamos haciendo es regresar a la centralización".

El también exsubsecretario de Integración y Desarrollo del Sector Salud del gobierno federal explicó que con el sistema que propone el gobierno de López Obrador se buscará centralizar la toma de decisiones y la operación de la atención en los estados.

"Entiendo que lo que se tiene en mente es que muchas de las facultades operativas que desde hace más de 25 años radican en los estados, ahora se van a regresar al centro. Eso tiene ventajas y desventajas".

[relativa1]

Destacó que una las ventajas es que con la centralización de los servicios de salud se podría controlar más el gasto.

"Una obvia desventaja de todos los esquemas de centralización es que aleja la toma de decisiones de la problemática local. La lógica por la cual los sistemas de salud para atención a la población sin seguridad social desde los 90 se habían enviado a los estados es porque se necesitaba que estuvieran más cerca de la toma de decisiones".

Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador y 16 gobernadores, firmaron el acuerdo para la federalización del sector salud, con lo que se busca garantizar el derecho de acceso a los servicios en la materia y medicamentos gratuitos a la población sin seguridad social.

Al especialista además le preocupa que con este sistema centralizado haya inequidad. "Podría haber discreción sobre a qué estado se le daría más o menos plazas o medicinas. Los recursos se tienen que asignar con relación a las necesidades de atención de la población de cada estado".

En la actualidad, los recursos que se asignan a los estados vía seguro popular obedecen a una fórmula donde a cada entidad le corresponde el recurso asociado a la población que cubre. Eso genera ciertas reglas de cuánto le toca a cada uno. Con esos recursos se cubren las necesidades de contrataciones, compra de medicinas y de todos los servicios que se requieren para integrar la atención.

"Mientras que en un sistema centralizado, la decisión puede o no obedecer en donde están los pacientes y las necesidades".

En cuanto a la eliminación del seguro popular que contempla el nuevo gobierno federal, el experto indicó que la integración de los subsistemas para que funcione solo un sistema único "es una buena idea que promueve mucho la equidad".

Comentó que la unificación de los sistemas de salud ha sido un objetivo de varios sexenios. Sin embargo, hasta el momento no se ha logrado, incluso la creación del seguro popular buscó esa finalidad.

Agregó que desde la década de 1970, el IMSS ha tratado de incorporar a más grupos de población a través de sus esquemas modificados pero es muy difícil de lograr. "Reconociendo esta problemática se creó el seguro popular para tratar primero de aumentar la capacidad de respuesta, es decir la instalación de clínicas con médicos calificados y lograr que este seguro tuviera un nivel de acceso parecido a la seguridad social antes de pensar en la integración".

Lo que plantea López Obrador es la evolución del seguro popular, ya que ahora sí se podría pensar en un paso de integración. "Es una decisión atinada, pero como en todo el problema podría estar en los detalles y en la implementación y ahí es donde habrá retos: en la traducción de la política a los servicios".

Aumento al presupuesto no es suficiente

También López Obrador anunció que el sector salud tendrá una inversión de 115 mil millones de pesos para el ejercicio presupuestal de 2019. Dijo que habría un incremento adicional de 50 mil millones de pesos en este rubro. Sin embargo, no será suficiente para todo el sistema, consideró Judith Méndez coordinadora del área de salud y finanzas públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

"En relación a ese aumento en el presupuesto para el sector salud, en específico para la población que no se encuentra afiliada, hay que reconocer si este incremento corresponde a una alza real o si es una reasignación entre conceptos. Me refiero a que todo el sector está conformado por IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud, Seguro Popular. Tenemos que identificar y eso será hasta ver los números del presupuesto. Si es un incremento o reasignación entre las instituciones de salud".

La especialista señaló que habría que contextualizar a cuánto equivale ese monto.

"Es decir, estos 50 mil millones de pesos corresponden a un incremento (si es que lo es) del 9 por ciento del presupuesto de todo el sector. Es importante que recordemos que una de las promesas de campaña de AMLO era aumentar al menos un punto del PIB, pero si se hubiera incrementado a esa cantidad, el alza al presupuesto tendría que ser del 38 por ciento".

En cuanto a la sustitución del seguro popular con un nuevo sistema de salud que integre a todo el sector, Méndez señaló que alrededor del 20 por ciento de todo el catálogo del IMSS era lo que se cubría con seguro popular.

"Lo que se entiende es que se quieren incluir todos los padecimientos y todos los medicamentos de manera paulatina. Sin embargo, no se ve una consistencia de este aumento en catálogo con un incremento presupuestario. Se tendrá que ver si el mismo paquete será para todos los estados, porque con el seguro popular había un catálogo universal, es decir nacional. Se tienen que saber más detalles de cómo será esta transición".

López Obrador señaló que ese cambio será de manera paulatina y aquellas personas que tienen este seguro van a seguir incorporados al programa hasta que entre en funciones el nuevo plan de salud.

Con información de La Silla Rota

[relativa2]

Versión para impresión