• Nación

Huachicoleros usan túneles para distribuir gasolina en la CDMX

  • La Silla Rota
Uno de los túneles llevaba a cinco tomas clandestinas de ductos de Pemex, ubicados en Avenida Tezozomoc y 5 de Mayo.

La idea de transportar droga a través de túneles, que convirtió a Joaquín "El Chapo" Guzmán en uno de los traficantes más poderosos del mundo, ahora es usada por huachicoleros. Les llaman "huachitúneles".

En 2015, uno de ellos fue localizado en Avenida Tezozomoc, Azcapotzalco. Conectaba una bodega con cinco tomas clandestinas de ductos de Pemex.

Pese a que fue desmantelado, en junio de 2018 –también en esta alcaldía- fue descubierto otro que corría por la misma avenida.

[relativa1]

En este último caso, los huachicoleros fueron descubiertos por el fuerte olor a gas que salía de una maderería ubicada en Xilancas, entre Tezozomoc y Pames, colonia La Preciosa, acorde con reportes de la Fiscalía General de la República.

Uno yacía cerca de la entrada, y otros cuatro dentro del túnel; fueron rescatados y trasladados a un hospital, pero el huachitúnel fue desactivado por personal de Pemex y del Ejército.

Esto implicó que, aparentemente, las bandas de huachicoleros habían montado una red de túneles por Azcapotzalco, como en 2015 reveló una investigación de la Procuraduría capitalina (PGJ-CDMX) y la Subprocuraduría especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Consta en el expediente AP/PGR/SEIDO/UEIARV/084/2015, al que La Silla Rota tuvo acceso, que el 24 de agosto de 2015 se dio el primer golpe, en CDMX, contra una banda de huachicoleros cuya especialidad eran los túneles para robar combustible.

En las fotografías anexadas al documento se aprecia el nivel de organización que contaba el grupo delictivo: cuidadores, ex trabajadores de Pemex, obreros, conductores de vehículos de carga, ingenieros y técnicos.

El operativo tuvo lugar tras semanas de investigación del área de Inteligencia de PGJ, encabezada en ese entonces por el comandante Fernando de Anda Ríos y personal de la SEIDO.

De acuerdo con la averiguación, en una bodega asentada en el 57 de Avenida Granjas, colonia Jardin Azpeitia, había pipas y bombas para manipular diésel y turbosina.

[relativa2]

En un cuarto cerrado con candado, había una pequeña construcción que ocultaba un túnel. Alrededor había mangueras y bidones con hidrocarburo.

Tras las pesquisas, se descubrió que el túnel llevaba a cinco tomas clandestinas de ductos de Pemex, ubicados en Avenida Tezozomoc y 5 de Mayo, colonia San Miguel Amantla.

Tanto en la bodega como en el túnel fueron detenidas 14 personas, todas encarceladas posteriormente por delincuencia organizada y robo de hidrocarburo.

Con base en la indagatoria de SEIDO, a uno de los sospechosos, Eduardo Javier P., se le decomisaron dos libretas con bitácoras y la relación con el combustible que hurtaban y entregaban a conductores de tráiler y una gasolinera cercana.

Al momento de la acción policial acumularon 80 mil litros de diésel y turbosina robados.

Asimismo, en otra lista había supuestos ex trabajadores de Pemex implicados, reclutados, junto con el resto de los huachicoleros, por "La Pícara", un individuo que también proporcionaba coches y armas de fuego.

A los detenidos les pagaba mil pesos el día laborado, según declaró otro arrestado, Oswaldo R., de 32 años de edad.

“Refiriendo que un sujeto que conoce con el apodo ´La Pícara´ lo contrató, ofreciéndole la cantidad de mil pesos para que fuera por un vehículo y lo trasladara al municipio de Ecatepec, en el Estado de México, y que este sujeto es conductor de tráiler con cajas de arena y pipas", se lee en el documento.

Túneles como estos han sido hallados en Pachuca, Toluca, Puebla y Veracruz, refieren reportes de la SEIDO.

En CDMX operan varios grupos, pero uno de los principales es el de "Los Caudillos", cuyas bases están en Hidalgo y Querétaro.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión