• Mundo

"Quiero mucho a los Estados Unidos": Maduro

  • La Silla Rota
"Quiero a los Estados Unidos" contestó el presidente Nicolás Maduro en conferencia de prensa este viernes

El presidente Nicolás Maduro ofreció una conferencia de prensa en vivo en cadena nacional al mismo tiempo que se llevaba a cabo el discurso del auto proclamado presidente interino, Juan Guaidó, en la plaza de Chacao, en Caracas, Venezuela.

Sin embargo, frente a medios internacionales, el presidente Maduro evadía los cuestionamientos de los periodistas y contestaba con historias que se alejaban de lo que le habían preguntado originalmente había cuestionado.

Esto pasó cuando Marcos Salgados de la Televisora Hispan TV de la República Islámica de Irán preguntó sobre si existe alguna posibilidad de que dialogue con Juan Guaidó.

Maduro respondió que con la oposición siempre ha existido el diálogo. Puso como ejemplo el "intento de derrocamiento del año 2014", cuando en abril de 2014 se reunió con todos los dirigentes políticos de la oposición en el palacio de Miraflores, en un diálogo que se transmitió en cadena nacional.

“Tuvo un share de 78%. Alguien dirá: ´¿Qué es un share?´ La sintonía más grande que ha tenido programa alguno en los últimos 10 o 20 años", dijo Maduro.

Sin embargo, minutos después describió al auto proclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, como un "agente del gobierno de los Estados Unidos que no tiene capacidad autónoma de pensar y decidir él".

Dio detalles sobre una presunta reunión que habrían tenido Diosdado Cabello, ministro de relaciones exteriores de Canadá, y el propio Guaidó, el 22 de enero, en el último piso del hotel Lido, en Chacao.

“Llegó ese señor Guaidó con una gorra y un sweater que tiene capucha. Y Diosdado le dijo ´ ¿Por qué vienes así? ´ (Y Guaidó responde) ´No, es para que no me vean´ Diosdado le dijo: ´¿Quién rayos eres tú?´, le dijo. Diosdado es así. (Guaidó contesta) ´Es que yo no puedo salir rayado si me ven aquí contigo ", dijo Maduro.

En esa plática, Guaidó le habría jurado a Diosdado que no se proclamaría como presidente y le pidió que mantuvieran el diálogo abierto.

“Si yo me tengo que ir a encontrarme con este muchacho de gorrita y capucha en el pico Humboldt a las tres de la mañana, voy. Si tengo que ir con capucha, voy con capucha. Si tengo que ir desnudo, voy desnudo. Como haya que ir: en pie, en carro, en moto, listo para el dialogo".

En otra pregunta, esta vez realizada por Andrew Rosati de Bloomberg, Estados Unidos, fue si el gobierno venezolano seguirá enviando petróleo al país que lidera Donald Trump, luego de haber terminado con las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Maduro agradeció al periodista de Bloomberg por su pregunta y aprovecho para preguntarle sobre su nacionalidad. A lo que Rosati contestó que era originario de Philadelphia, Estados Unidos.

Yo conozco Philadelphia, es bellísimo en la entrada y todo el centro de Philadelphia tiene unas torres gigantescas y unas montañitas donde uno sube. Yo quiero mucho a los Estados Unidos. Me gustaría ir algún día cuando sea presidente", dijo Maduro en respuesta a las preguntas realizadas por Andrew Rosati.

También habló de la cultura estadounidense como la música, el deporte. "Yo no soy antiestadounidense, yo soy antiimperialista", aclaró.

Nosotros tenemos relaciones con los Estados Unidos múltiples. Yo he roto relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno de Donald Trump. Yo no he roto relaciones con los Estados Unidos. Nuestras relaciones con Estados Unidos continúan y hoy florecerán más que nunca", sostuvo.

 

Aclaró que Venezuela seguirá "vendiendo lo que haya que vender" y agregó que si Estados Unidos compra petróleo, el gobierno venezolano seguirá vendiendo este producto.

El pasado 23 de enero, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional venezolana se autoproclamó como presidente interino de Venezuela. Inmediatamente, el gobierno de Donald Trump y otros gobiernos del mundo comenzaron a reconocerlo como el mandatario legítimo de Venezuela.

Las protestas y los enfrentamientos entre venezolanos y la Guardia Nacional Bolivariana han dejado como saldo 26 muertos, de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

[relativa1]

[relativa2]

Versión para impresión