• Xalapa

El Ayuntamiento de Xalapa, en la mira del Orfis

  • Fernanda Castillo
El gobierno de Hipólito Rodríguez se perfila como ente fiscalizador que tendrá observaciones por daño patrimonial en la Cuenta Pública 2018

Xalapa, Ver. - El Ayuntamiento de Xalapa se perfila como un ente fiscalizador que tendrá observaciones por daño patrimonial en la Cuenta Pública 2018, luego de que el alcalde Hipólito Rodríguez, reconoció públicamente las deficiencias detectadas en la capacitación de los policías locales, y tras reportar el subejercicio de 15 millones 680 mil pesos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun).

El académico, que llegó abanderado por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ha sido uno de los alcaldes más criticados por empresarios y la oposición por su falta de experiencia administrativa, pero más allá de los ataques, su impericia podría derivar en sanciones penales tras su primer año de gobierno.

Las constantes observaciones a su trabajo han derivado en comunicados de prensa para desmentir los hechos, sin embargo, este viernes se confirmaron las críticas de los regidores de oposición que alertaron que dinero en las arcas municipales tendría que ser devuelto a la federación, por su nula aplicación.

[relativa1]

Este viernes 25 de febrero, en sesión de cabildo se ofrecieron disculpas públicas, luego de que la Tesorera Clementina Guerrero confirmó la obligación de regresar a la federación 15 millones de pesos, que no se aplicaron de manera eficiente, “no tenemos ningún empacho en dar a conocer las cuentas claras”.

En la reunión de trabajo se afirmó que la obligación del reintegro de los fondos servirá como enseñanza. “Devolvimos en tiempo y en forma los recursos que no logramos colocar en obra pública. Desafortunadamente no dio tiempo, tuvimos que devolver la cantidad de 15 millones 680 mil pesos”, confirmó ante el Cabildo.

Previo a la confirmación de este viernes, regidores de oposición denunciaron el subejercicio de fondos del programa Proyecto de Desarrollo Regional (Prodere); del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM), y del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg).

A las críticas, el 08 de enero, el área de comunicación social del Ayuntamiento emitió el comunicado 1159 en el que se desmintió un retraso en la aplicación de los fondos federales.

“La administración municipal de Xalapa no incurrió en subejercicio financiero en el 2018, pues todos los fondos recibidos de la Federación y los recursos propios se ejercieron en tiempo y forma, afirmó el presidente municipal.

Con el esfuerzo de los equipos de trabajo de las direcciones de Obras Públicas, Administración y Tesorería Municipal -continuó-, se logró que todos los recursos de comprometieran y se asignaran a las constructoras encargadas de realizar obra pública: “Todo se contrató de acuerdo con los requisitos que marca la ley; el dinero que llegó en el 2018 se ejerció”, justificó el alcalde.

La ley de Coordinación Fiscal -artículo 37- establece que esos recursos de deben aplicar en el pago de obligaciones financieras del municipio, el pago de derechos y aprovechamientos por concepto de agua y descarga de aguas residuales, a la modernización de sistemas de recaudación local, al mantenimiento de infraestructura y a la atención de necesidades directamente vinculadas con la seguridad pública.

El pasado 14 de enero se publicó en la Gaceta Oficial del Estado extraordinaria número 24, las reglas técnicas de la Auditoría Pública para el Procedimiento de Fiscalización Superior en el Estado de Veracruz aplicables a la Cuenta Pública 2018. Ahí se establece que se incurre en daño patrimonial cuando existe una disminución, perjuicio o pérdida de los recursos públicos y que ésta sea identificable, cuantificable y comprobable, es decir, que se incurra en subejercicio.

[relativa2]

El Ayuntamiento debe entregar la Cuenta Pública 2018 a más tardar en el último día del mes de marzo, el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) contará con seis meses para auditar el manejo de recursos públicos; en la primera quincena de octubre se emite el Informe de Resultados, que tendrá que ser aprobado antes del último día de ese mes.

Se politiza la capacitación de la policía municipal

La capacitación de la policía municipal fue motivo de disputada entre el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes y el alcalde Hipólito Reyes por el costo de formación de los elementos, pues se planteó que se llevarían a la Academia de Puebla.

El 27 de febrero del 2018, el presidente municipal refirió que el adiestramiento de los policías costará 18 millones de pesos; un precio mayor que si se realizara en Veracruz. No obstante, su decisión la sustentó al referirse como “inestable” al Centro de Estudios e Investigación en Seguridad (CEIS), ubicado en la Academia de El Lencero.

“Simplemente queremos que ingresen a una academia que tiene el mayor prestigio y que no ha pasado por ningún momento de inestabilidad, yo no dudo que ahí se preparen buenos policías (en el CEIS), pero sí voy a acudir al lugar donde tengo la certidumbre que vamos a tener la policía que me demandan los ciudadanos”, apuntó Rodríguez Herrero.

El Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares calificó como sin sentido la decisión de Hipólito Rodríguez, de capacitar a la próxima plantilla municipal en Puebla, pues aseguró que ello generará un gasto extra de casi 14 millones de pesos.

“Respeto la decisión del gobierno municipal, pero me parece no tiene ningún sentido. En Xalapa está una de las mejores academias del país, certificada por el Sistema Nacional de Seguridad Pública. Debería pensarlo el presidente municipal”, refirió el mandatario durante la entrega de 16 patrullas donadas por PEMEX al Gobierno de Veracruz.

Para diciembre, Rodríguez Herrero declaró que pedirían a la Academia de Policías de Puebla regresar parte de los recursos que se le pagaron para la capacitación de los policías municipales por incumplir con la práctica de disparo de fuego real.

El munícipe confirmó que enviarían a los elementos a la Academia Local, "ahora que las condiciones han cambiado que tenemos un nuevo gobierno del Estado, nuevas autoridades en el área de Seguridad Pública sí estamos considerando que podríamos enviar a nuestros elementos a prepararse en la Academia de Policía de El Lencero".

Funcionarios del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), confirmaron que la declaración del alcalde podría tener una implicación administrativa, pues confirmó que el tema se politizó, sumado al sobrecosto en la formación de los nuevos policías y la deficiencia de su capacitación.

[relativa3]

Versión para impresión