• Estado

En Congreso piden que AMLO cancele mina “La Paila”

  • Carlos Caiceros
Diputada de Morena plantea que la Federación revise concesiones y las cancele definitivamente si hay irregularidades

Xalapa, Ver.-El gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe de cancelar definitivamente el proyecto minero “La Paila”, impulsado por la empresa canadiense Candelaria Mining Corp de encontrar irregularidades en las concesiones que se otorgaron en administraciones pasadas.

Así lo planteó el grupo legislativo de Morena, que es mayoría en el Congreso del Estado, a través la diputada local María Esther López Callejas.

En el pleno del Congreso la morenista propuso solicitar al gobierno federal, para que por conducto de sus Secretarías, revise todas las concesiones mineras que han sido otorgadas en gobiernos anteriores para explotar el suelo veracruzano.

[relativa1]

Así, en caso de encontrar irregularidades, los legisladores morenistas plantean que estos permisos sean cancelados de forma definitiva.

López Callejas tuvo el respaldo de organizaciones ambientalistas como la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LAVIDA) y algunos de sus integrantes acudieron a la sesión ordinaria de este martes.

Ahí pidió a los integrantes de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) analizar los permisos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y en caso de detectar violaciones a la legislación minera cancelar definitivamente los proyectos.

[relativa2]

Destacó la mina a cielo abierto de “La Paila”, en Actopan y Alto Lucero, cerca de la Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde, no generará ningún beneficio para los pobladores y sí puede afectar al medio ambiente.

La morenista recordó que ambientalistas detuvieron su construcción ya que podría modificar la calidad del agua, reducir superficies de infiltración, generar incremento de demanda de agua subterránea, afectación a la fauna y flora de la zona, reducción de habitad para fauna silvestre, cambio de uso de suelo y “modificación de la calidad del paisaje y calidad de vida de los habitantes”.

Expuso que ante la dificultad de concretar el proyecto por presión de pobladores la empresa Goldgroup Mining Inc. cedió sus acciones a Candelaria Mining Corp.

“Esta empresa a través de su empresa subsidiaria Caballo Blanco nuevamente solicitó al gobierno federal, a través de la SEMARNAT, la autorización para explotar la mina La Paila, que tiene un área de más de 7 mil hectáreas”.

López Callejas también se refirió al caso de la empresa canadiense Almadex Minerals, que solicitó la apertura del proyecto minero El Cobre, el cual opera bajo una subsidiaria conocida como Minera Gavilán, también en Actopan.

Consideró que se trata de los proyectos más importantes que deben de ser sujetos a revisión.

[relativa3]

Versión para impresión