• Nación

Así fue el asesinato de Colosio, según su "asesino solitario"

  • La Silla Rota
n video muestra al "asesino solitario" explicar en sus propias palabras como fue el magnicidio del entonces candidato presidencial del PRI

El 23 de marzo de 1994, en Lomas Taurinas, en Tijuana, Baja California, el candidato presidencial Luis Donaldo Colosio fue asesinado por Mario Aburto.

25 años después del magnicidio, Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI)dieron a conocer el expediente del caso.

Junto con el expediente comparten un video de casi una hora de duración donde el mismo Aburto relata cómo fue el asesinato de Colosio.

[relativa1]

La grabación data del 16 de septiembre de 1994, casi seis meses después de los hechos, en el penal federal Almoloya de Juárez.

Mario Aburto insiste en que se trató de un accidente y que su intención no era disparar al candidato presidencial del PRI.

Aburto cuenta que acudió al mitin por curiosidad, cuando parecía acabar el evento, quiso irse del lugar pero una persona detrás de él comenzó a empujarlo.

Los empellones, según Mario, provocaron que se intentara salir el arma que traía en el pantalón de un costado, por lo que la toma con la mano derecha.

Aburto intenta salir de nuevo de entre la multitud para colocarse el arma en el pantalón, pero al ver un hueco por donde pasar enfrente de él, continúa caminando. Así, los pasos de Mario dieron con los de Colosio.

El magnicida culpa a la gente de seguridad, pues dice que estos debían escoltar al candidato presidencial hacía el frente, en lugar de que caminara en una ruta un tanto irregular.

Mientras Aburto caminaba hacía su lado izquierdo, Colosio era empujado por la multitud al lado derecho, con suerte en que ambos se encontraran.

[relativa2]

Mario esconde el arma dentro de una de las bolsas de su chamarra, aunque esta no cabía del todo, por lo que la pistola comienza a resbalarse, entonces Aburto la toma de nuevo y la saca.

No guardó de nuevo el arma en su pantalón por el temor en que la multitud viera que portaba una pistola en el evento.

Mario Aburto siguió caminando, pero más aprisa, para taparse con la gente y poder guardar el arma, entonces sí salirse del lugar.

Ya a unos pasos de Luis Donaldo, Aburto recibe un golpe, el cual provoca que si pie se doble y que esté a punto de caerse. Al intentar agarrarse, según relata, pone la pistola en el hombro del candidato presidencial, activándose así el arma, disparando en su cabeza.

Como estaba aturdido por el golpe, Aburto desconoce a quien le disparó. Por su parte Colosio, al recibir el disparó en la cabeza, da un giro de 180 grados, exponiendo su otro costado a Mario.

Sobre el segundo disparo, Mario Aburto desconoce de dónde vino, pero sostiene que él no fue, pues el tropezó dándole la espalda a Colosio, recibiendo el balazo del lado contrario donde se encontraba él.

Con infromación de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión