• Seguridad

“Los caguamos”, el grupo de taxistas que buscan aniquilar en Xalapa

  • Rodrigo Barranco
En 48 horas, cinco choferes de esa agrupación han muerto a disparos en calles de la Capital veracruzana

Veracruz, Ver.- Entre la oscuridad xalapeña, destellos de torretas alumbraban el rostro de Demetrio García Martínez. Corriendo, cruzó la cinta amarilla colocada por los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado de Veracruz, ayudando a su esposa que tenía una herida de bala en la pierna.

Junto con otros dos jóvenes pidieron ayuda a taxistas gritando que "los estatales", como se le conoce a la policía local, les habían disparado y que tenían muchos heridos que requerían la ayuda de la Cruz Roja.

Las víctimas forman parte del Sindicato de Taxistas "Fuerza y Resistencia", en Xalapa, Veracruz, afiliados a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), mejor conocidos entre la población como "los Caguamos", debido a que tienen como mascota una tortuga, cuya figura luce en stickers pegados en las unidades afiliadas.

En 48 horas cinco choferes de esa agrupación han muerto a disparos en calles de la Capital veracruzana. Los tres últimos fallecieron la noche del jueves 28 de febrero, cuando un comando armado disparó contra su sitio, ubicado cerca de Plaza Crystal, a unos 10 minutos del Palacio de Gobierno de Veracruz.

La agresión sumó, además, otras nueve personas lesionadas, entre ellas dos mujeres; una es esposa de Demetrio García Martínez, conocido como "el caguamo", uno de los más cercanos a Francisco Morales Sarmiento, dirigente de la CROC en Xalapa.

Durante el rescate fue él quien gritó que los responsables eran los oficiales de la Policía del Estado de Veracruz, sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública lanzó un comunicado en pocos minutos para desmentir la participación de sus elementos en la agresión.

Un día anterior, el 27 de febrero, dos sujetos fueron asesinados en el fraccionamiento Homex, de esa capital, las víctimas eran operadores, también integrantes del Sindicato de Taxistas, Fuerza y Resistencia.

[relativa1]

La agrupación sirvió al PRI durante los sexenios de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa como parte del traslado de personas a sus mítines, eventos y en los operativos llamados carrusel, que consistían en acudir a las casas de los votantes afines al priismo para llevarlos a las urnas y así asegurar el sufragio.

Durante el bienio del panista, Miguel Ángel Yunes Linares (2016-2018), el sindicato, junto con otras organizaciones gremiales, respaldaron de la misma forma a ese gobierno. Incluso, Demetrio García, desplegaba lonas de agradecimiento al entonces mandatario, durante los desfiles del Día del Trabajo.

"El caguamo" mantiene el poder del sitio de taxis junto con su esposa, que salió herida durante el ataque del jueves, sus dos hijos varones y una de sus nueras, según constan en denuncias interpuestas en su contra.

Medios xalapeños reportaron que el 13 de diciembre del 2018, una mujer acudió a la Fiscalía General del Estado a interponer denuncias contra toda la familia, acusándolos de amenazas y agresiones.

Según los reportes, la afectada ha puesto un total de seis querellas contra ellos, ninguna ha procedido. Ella carece de dentadura debido a un golpe que le propinaron los señalados, que son sus vecinos.

La denunciante realizó una protesta en el centro de Xalapa el 19 de enero de este 2019 en contra de la jueza Alma Aleida Sosa Jiménez, asegurando que pese a las supuestas pruebas a su favor exculparon a "el caguamo", a su esposa, nuera e hijos.

En la actualidad, la jueza fue removida del juzgado de Pacho Viejo, en Coatepec, a un municipio del norte del estado, luego de desistir llevar el caso del exfiscal, Luis Ángel Bravo Contreras, acusado de ser el responsable de ocultar información sobre desapariciones de personas al final del sexenio de Javier Duarte de Ochoa.

[relativa2]

En noviembre del 2017, el dirigente taxista fue detenido por elementos de la policía por agredir a la mujer, pero salió libre a las pocas horas para enfrentar su proceso en libertad.

El historial de conflictos legales de Demetrio García es largo. En noviembre del 2016 lo señalaron de confabularse con Francisco Morales Sarmiento, líder de la CROC, para cobrar 5 mil pesos a decenas de personas para que ocuparan un complejo de casas en el Fraccionamiento La Higuera.

Según los colonos les habían dicho que las viviendas eran parte de un programa de asistencia social hasta que descubrieron que su construcción obedeció para reubicar a familias damnificadas por fenómenos naturales.

El reclamo de los afectados llegó y se armó una gresca en la que intervinieron los mismos habitantes, integrantes de la CROC y taxistas de la agrupación.

En el 2018, Martha Cabrera Guerrero, esposa de García Martínez, pretendió ser agente municipal de Xalapa. Ella en la actualidad está hospitalizada tras sus lesiones en el ataque del jueves.

Ahora, sujetos armados han desatado una cacería contra esa agrupación que suma ya cinco muertes y nueve heridos, todo durante la escalada de violencia que inició desde que el gobernador, Cuitláhuac García Jiménez inició su sexenio.

[relativa3]

Versión para impresión