• Política

Elección de Estado se prepara en Puebla: Marko Cortés

  • Roberto Rock
Marko Cortés, presidente nacional del PAN dice que en los primeros 100 días de AMLO hay un especial de "enamoramiento".

Roberto Rock L. | La Silla Rota

Marko Cortés, presidente del PAN, advierte que en Puebla se gesta una elección de estado. Acusa a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador de echar toda la carne al asador en beneficio de Morena.

"Lo que vemos en Puebla es un avasallamiento por parte del gobierno federal (...) Hoy vemos una elección literalmente de Estado federal y de Estado local con toda la fuerza buscando imponer al que sea el candidato morenista", fustiga en entrevista con LA SILLA ROTA.

Su diagnóstico de los primeros 100 días de gobierno de López Obrador es que hay una especie de "enamoramiento", pero ojalá les cumpla todas sus promesas.

De entrada, el dirigente panista advierte focos rojos en muchos aspectos del gobierno, en particular en lo económico.

[relativa1]

Además, alerta sobre la intención de minar la potencia de organismos autonómos.

Entrevistado en la sede nacional panista, Cortés señala: en economía lamentablemente se ven problemas, pero también en seguridad.

-El diagnóstico inicial de lo que está pasando en México, a un poco más de los 100 días del gobierno de Andrés Manuel López Obrador

Tenemos que hacer un balance, pero en varios apartados. De economía, seguridad, política social, gobernabilidad y política exterior. Esto para poder analizar con seriedad. 

En economía, lamentablemente, vemos ya no solo que las calificadoras, el Banco de México, que los expertos hablen de un crecimiento muy limitado en nuestro país. Ya estamos viendo cifras muy concretas que acreditan que lamentablemente no se están tomando buenas decisiones. 

“Ya se ve que la decisión de cancelar el Aeropuerto de la Ciudad de México nos costó a todos los mexicanos. No solamente esos 130 mil o 150 mil millones de pesos que se ha venido mencionando, sino que nos cuesta como credibilidad país. Hoy, con datos, lamentablemente México, dicho por JP Morgan, cayó en su capacidad de atraer inversiones. El riesgo país se incrementó de 180 a 220"

-Deja acotar ahí un poco. Me llama la atención las posturas que han venido asumiendo el sector empresarial. Un ámbito que normalmente se identifica con el PAN, uno esperaría que el conjunto de los empresarios, las Cámaras, el Consejo Coordinador Empresarial, incluso órganos como Consejo Mexicano de Negocios tuvieran una postura más distante, más crítica que incluso fuera un contrapeso con lo que está ocurriendo con las decisiones que toma el gobierno federal. Sin embargo, no veo eso. Daría la impresión de que hay una falta de definición o una falta de compromiso por el sector empresarial o una visión distinta de la que tienes en este momento sobre la economía mexicana. ¿Cómo lo explicarías?

Diría que hay diversas cámaras, colegios, pero voy a poner el ejemplo de uno que ha hecho con valor y decisión un contrapeso real y se trata de Coparmex. Ha señalado con claridad en los temas que no coincide y también ha dicho en que temas puede llegar a coincidir con las políticas del gobierno. 

Recientemente también el Consejo Coordinador Empresarial fue cambiado por su titular y ahora vemos una actitud siempre en la búsqueda de construir acuerdos, pero también de exigencia, de entender los que hoy el empresariado requiere. 

-Coincido con lo de Gustavo de Hoyos, puede ser un juego hacia dentro del sector empresarial, pero Coparmex forma parte del Consejo Coordinador. El presidente del Consejo Coordinador tiene una postura anuente con el gobierno y el Consejo Mexicano de Negocios, también. 

Hay que decir algo. A pesar de que hay el deseo, que ojalá se logre, de crecer a más el 4 por ciento. Las expectativas de crecimiento por los expertos, por el propio Banco de México, ya están en 1.5 por ciento. Y esto es algo que a nosotros sí nos preocupa. Eso en cuanto a Economía. 

“Seguridad. Si revisamos con datos fríos, comparando diciembre y enero pasados de este año con todos los anteriores. Digamos tres, cuatro años anteriores. Hoy tenemos un incremento claro en las extorsiones, homicidios, feminicidios, en los robos de negocio. Esto con datos oficiales"

-Siguen creciendo las cifras de todos los delitos. Homicidios dolosos, tal vez es la cifra más inquietante. ¿Crees que 100 días son suficientes para mostrar algún cambio en estos indicadores?

100 días son suficientes para que se hubiera ya implementado una nueva estrategia y también hay que decirlo con toda claridad. El presidente López Obrador empezó a gobernar desde julio, porque vimos que Enrique Peña Nieto en los hechos ya hizo un paso para atrás y quien estaba empezando a tomar decisiones, a llevar la conducción, fue López Obrador. 

-Es difícil imaginar a López Obrador gravitando sobre las políticas de seguridadpública en ese periodo. 

Hay que decir que ya pasaron los 100 días para que al menos hoy tuviéramos la claridad de cuál es la estrategia, para enfrentar este reto. ¿Qué si hizo Acción Nacional? Nosotros ante su propuesta de generar una Guardia Nacional con un sentido militar, luchamos para que cambiara a ser una Guardia civil y de esa forma poder decir con claridad que no coincidimos contigo gobierno en que sea militar y en que además sea no permanente. Tiene que ser civil y tener una temporalidad. 

Tiene que tener funciones claramente delimitadas. Logramos construir por unanimidad, la propuesta que el gobierno federal necesitaba. Hay que decir, en materia de seguridadya el gobierno de la República no tiene pretextos. Sin embargo, las cifras están ahí. 

-No crees que ha habitado tantas fórmulas, tantos experimentos para enfrentar la inseguridad. Un fenómeno que empezó, se agudizó con el presidente Felipe Calderón. Arranca en Michoacán y que se atora. Se hizo de todo hasta virreyes para ver si funcionaba y Michoacán sigue siendo un desastre en términos de seguridad. ¿No crees que la gente está mandando la señal, a lo mejor preocupante, de ´hagan lo que quieran, pero paren esto´?. ¿Cómo enfrentar ese ánimo de la ciudadanía?

Creo que por muchas razones que has expuesto es que la gente decidió votar por López Obrador y por eso está obligado a cumplir a los mexicanos y garantizarnos seguridad. Por eso es que nosotros aprobamos el instrumento legal que nos pidieron, con modificaciones necesarias, para que no haya pretextos y que el gobierno de la República nos garantice la seguridad, porque hoy es a quien le corresponde. 

-Es importante este consenso sobre la Guardia Nacional que se reflejó también en que todos los congresos del país aprobaron esta modificación constitucional 

Unánime en el constituyente permanente, esto quiere decir Congreso de la Unión: diputados, senadores y 32 congresos. Esto es un precedente muy importante. 

-¿Lo sientes como una señal positiva como país?

Cuando se dialoga se puede construir. Que hablando se entiende la gente. 

-Gobernanza 

Nosotros vemos un gobierno de la República que quiere controlarlo todo. Es lamentable, pero hay que decirlo. Lo que ocurrió en el Tribunal Electoral no es un tema menor. La presidenta del Tribunal, Janine Otálora fue el voto final decisivo para validar la elección de Puebla. Después de su fallo, en donde reconocen a Martha Erika Alonso como gobernadora, tres votos en contra y cuatro a favor, se vino una presión muy fuerte del gobierno federal que provocó que Janine Otálora dejara la presidencia del Tribunal. 

“A nosotros eso nos preocupa mucho, porque es un sometimiento, veámoslo por donde sea, una intromisión del Poder Ejecutivo ante el Tribunal Electoral"

-Dame tu opinión. Yo soy presidente de un órgano autónomo, hipotéticamente. Mi designación no depende del presidente de la República ni de la Corte. Está basada en el Congreso, en el Senado, particularmente. O soy presidente de un partido y alguien me dice: ´yo creo que tienes que renunciar´. Primero digo: ´vete al diablo, no voy a renunciar´

Yo creo que Janine Otálora no tuvo que haber renunciado, sin lugar a dudas. Tuvo que haber resistido todas las presiones. Lamentablemente como partido nos enteramos cuando ya había ocurrido. Lo que creo es que Janine se hubiera fortalecido sobradamente si hubiera salido a denunciar las presiones, tal vez la exigencia que se le hizo para dejar la presidencia del Tribunal. Si hubiera salido a decirlo, hubiera salido bastante fortalecida y se hubiera llevado un respaldo de la sociedad. 

-Siguiendo con el discurso de la acumulación de poder, que pretende López Obrador, en una presidencia que es poderosa, históricamente. 

Ya tiene el poder Ejecutivo en su persona. Tiene mayoría en el poder legislativo, en la Cámara de Diputados y Senadores. Sin embargo, hay que decir que es un tema que tiene mucho poder y aquí se requieren contrapesos. El otro contrapeso de poder que se tiene es el poder judicial, por eso nosotros hemos insistido en que las propuestas de ministro y ministra que se hicieron tenían que ser lo más autónomas, independientes posibles al poder Ejecutivo para que fueran garantes de ese equilibrio. 

No solamente acreditar capacidad técnica, jurídica. No solo acreditar experiencia, años en el poder judicial, sino también poder denotar una clara autonomía, una distancia sana, entre el Ejecutivo.  

-¿Estos dos cargos de ministro no coincidieron con esto?

Creo que cuentan con la capacidad técnica, con la experiencia jurisdiccional, pero con la cercanía que incomoda y que puede comprometer. 

-Hay que subrayar que Felipe Calderón hizo propuestas de gente que estaba en carrera, quizá conservadores ideológicamente, tenían otro perfil, pero ciertamente no eran personajes cercanos a su partido o a él en lo personal. No fue así el caso de Peña Nieto, con Eduardo Medina Mora y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, era gente cercana a él. ¿No ves un proceso de deterioro en la Corte, cómo reaccionar al respecto?

[relativa2]

Precisamente por eso, nuestra apuesta será cuidar las instituciones. Cuidar la Corte, los tribunales, el INE, INEGI, Coneval. Hoy parte del reto que tiene Acción Nacional, además de hacer buenos gobiernos, en lo municipal, en lo estatal, nuestro reto es cuidar el contrapeso de poder. Cuidar los órganos reguladores. Por supuesto desde el poder judicial, pero desde cualquier otro órgano de control. 

Para nosotros es fundamental y cuando hablamos de gobernabilidad, de democracia, sí vemos una intención de debilitar a todas las instituciones que generan contrapeso. Se les disminuye el recurso al árbitro electoral, al Tribunal Electoral, al INEGI, que es quien hace las mediciones para poder tener información de cómo vamos respecto de los indicadores anteriores. 

Para nosotros es clarísimo una intencionalidad de disminuir y limitar todo aquello que genera un contrapeso para que entonces el poder sea más central, más hegemónico, más influyente y por ello es que nosotros hoy vemos con preocupación la decisión (de Morena) en la Cámara de Diputados de impulsar la revocación de mandato y la consulta popular. 

Lo que están buscando con la consulta popular es bajar el número necesario de personas que deban de participar para que sea vinculante, o sea obligatorio. Nosotros decimos que sea al contrario, que se fortalezca el número de personas, de ciudadanos que deban de participar en un tema específico para dar más legitimidad y para que sean temas genuinamente de interés social. 

“Por otro lado, respecto a la revocación de mandato, lo que decimos es que Morena lo que pretende es llevar, otra vez, a la boleta en el 2021, en la elección intermedia, al presidente de la República. Actualmente, la consulta popular ya está en un modelo, que ya puede aplicarse y que lo coordina el INE"

-¿Tú no estás de acuerdo o solo porque aparecería en la boleta?

Podríamos estar de acuerdo, pero que sea en el cuarto año del ejercicio de gobierno, después de las elecciones intermedias 

-Una consulta exclusiva para eso 

Ya iría en las dos terceras partes de su periodo. Una consulta específica para ese tema, que no busque influir en otro tipo de decisiones y que venga a petición de la sociedad y no del gobierno, porque eso no hace sentido. En todo caso, quien lo debe pedir es la sociedad y no el gobierno así mismo. 

-Una reflexión sobre el rol que debe de tener el PAN, en todos estos frentes. Hablas de proteger a los órganos autónomos, lo que está haciendo en el Congreso el PAN, que en algunos casos está concertando cosas, en otros se está oponiendo. ¿Qué más ves, por ejemplo, con los gobernadores, cuál es el ecosistema que tendría que encabezar la presidencia del PAN, ser el rostro de una estrategia que incluya los miles de alcaldes que tienen en el país y el propio liderazgo panista?

Tenemos que volver a lo local. Nuestros triunfos van a ser en base a nuestros buenos gobiernos, alcaldes, gobernadores. Tenemos que ir a ganar presidencias municipales, a refrenarlas, a mantenerlas con base en nuestros resultados. Igual en lo local tenemos que ir por estados, en base a que la gente vea y compare que donde gobierna el PAN hay mejores condiciones de vida, se atrae más inversión, se le paga mejor a la gente y por lo tanto hay más oferta de trabajo, hay mejor nivel educativo. 

Son indicadores de calidad de vida, de bienestar y es por eso que son estados en donde el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) está muy por arriba de la media nacional. Eso es lo que hoy nosotros debemos de decirle a la sociedad, que el modelo de gobierno de Acción Nacional puede tener errores humanos, como cualquier persona y gobierno, pero que por mucho dan mejores resultados para los ciudadanos a los que gobierna. 

-Por primera vez en muchos años en Baja California, que desde 1989 son gobierno, están en riesgo de perder. Las encuestas no favorecen, hasta este momento, al candidato del PAN y en Puebla vemos algo similar, un arraigo histórico por el PAN, donde todo mundo está más pendiente quién será el candidato de Morena, porque se asume que arrancará con ventaja. ¿Cuál es la reflexión que te provoca eso?

Por supuesto que después de 30 años de gobierno en Baja California, el reto a refrendarlo es mayor. Es enorme ante una coyuntura en la cual la sociedad esperaría algo más de nuestros gobiernos, pero cuando te pones a revisar, Baja California está en los mejores lugares en muchos de los indicadores. 

Recientemente México Evalúa pone a Kiko Vega, nuestro gobernador en el quinto lugar en calificación y si te vas a los indicadores de atracción de inversión, de generación de empleos, de trabajo y sueldos para la gente, Baja California es el estado único en el país que tiene la preparatoria gratuita y obligatoria. Por lo tanto, tiene un nivel educativo mucho más elevado. 

Por eso tanta gente va a Baja California, por eso tenemos tantos retos que superar, porque hay una migración permanente, ya no solo de mexicanos, ahora de otros lugares. 

-¿Cómo explicas ese fenómeno?

Porque hay un enamoramiento normal con el gobierno federal que inicia, un alta expectativa. Ojalá que se cumpla por el beneficio de todos, pero están en la parte más alta del inicio de la expectativa, de lo que podemos llamarle el bono democrático del gobierno, de la confianza de la sociedad, de que la cosa va a salir bien. Esperemos que sea así y ante esa realidad esa es la que vemos en Baja California. Logramos cohesionar al partido desde candidato a gobernador, los cinco candidatos a alcaldes, logramos cohesionar lo más posible a los panistas. 

Vamos ir a una contienda en la que sin duda vemos que la subida es compleja, pero que la unidad, el esfuerzo nos puede hacer lograr la meta. No sería la primera vez que el PANen Baja California inicia atrás en la contienda electoral y logramos superar y ganar. Iremos con toda pasión y corazón. 

Lo que vemos en Puebla es un avasallamiento por parte del gobierno federal que incluye con la imposición de un priista morenista como gobernador interino, incumpliendo la tradición y la palabra del gobierno federal en que Acción Nacional junto con los otros partidos aliados propondría a el gobernador interino. Hoy vemos una elección literalmente de Estado federal y de Estado local con toda la fuerza buscando imponer al que sea el candidato morenista. 

Nosotros hemos propuesto a una persona de la sociedad organizada, una persona que ha tenido la intención de participar, que buscó ser candidato independiente, que buscó alternativas y se le cerraron las puertas. Nosotros en Acción Nacional escuchamos a muchas voces de la sociedad y escuchándolos propusimos al ex rector Enrique Cárdenas como un perfil no vinculado a ningún partido político, pero si con una causa, con un proyecto.

Lo que a nosotros nos mueve es que no se pierda el avance logrado hasta el momento en Puebla. En los ochos años que gobernó Acción Nacional se logró inversión desarrollo, modernidad, atraer turismo, sin precedentes y para nosotros es muy importante que ese avance, ese impulso que le dieron los gobiernos del PAN a Puebla no se pierdan. 

“Iremos con todo a una elección que no debería de ser. Nosotros ya habíamos ganado y la apuesta será que los poblanos hagan que ganemos los que ya habíamos ganado y que pierdan los que habían perdido"

-En todo este escenario, ¿cuál es la condición interna del PAN? Todo mundo registramos la salida de Felipe Calderón, ex presidente del partido, ya ha habido otras salidas importantes de ex líderes nacionales del PAN. ¿Cuál es la situación interna del partido?

Todos los panistas, todos los ciudadanos que coinciden con esta causa humanista de Acción Nacional, hoy debemos de pensar en donde le servimos más a México, donde podemos cuidar a nuestro país, la democracia, las instituciones, cuidarnos como mexicanos y la forma de hacerlo es a través de una institución política que sin duda a lo largo de los años pudo cometer errores, pero que en el balance ha cometido muchos más aciertos y que en esta institución política es donde podemos, sumados, incluidos, escuchando y dialogando entre todos nosotros construir un verdadero contrapeso y alternativa para los ciudadanos. 

-¿Es una ruptura irreversible con Felipe Calderón y Margarita Zavala?

El Partido Acción Nacional está abierto a todos los ciudadanos que quieran sumarse y participar. 

-En específico, ¿están tratando de convencer a Los Calderón de regresar al partido? 

Es aquí, como su misión política, como su participación, como la necesidad de generar un contrapeso, como puede dar más frutos, juntos, todos los que creemos de qué forma debe ser el país, con qué características democráticas. 

Porque dispersos quien gana es quien hoy ostenta el gobierno y el poder. Hoy los que pensamos de que las cosas no se están haciendo bien, hoy quienes vemos en riesgo muchos temas, entre otros, la economía, la tranquilidad, el bienestar, la atención en salud, hoy debemos de sumarnos y unirnos. No dispersarnos. Es buscar las coincidencias. Es saber que solo unidos vamos a poder ser más efectivos como contraparte, contrapeso y alternativa.

[relativa3]

Versión para impresión