• Economía

¿Por qué mucha gente acaba en el Buró?

¿Qué pasa si tu nombre está registrado en la lista de morosidad?

Los préstamos personales sin buró son sin duda los más buscados por los usuarios que tienen un mal historial crediticio que les dificulta o imposibilita solicitar financiación.

Para dar una solución a todos los consumidores que están inscritos en el Buró de crédito, nacieron las entidades financieras online con las que es posible pedir préstamos personales sin buró de crédito y sin comprobante de ingresos.

Pero… ¿Qué pasa si tu nombre está registrado en la lista de morosidad? Las principales consecuencias para acabar registrado en el Buró pueden ser.

  • Las empresas de servicios, como pueden ser las eléctricas o de telecomunicaciones, pueden negarse a ofrecer servicio.
  • No tienes acceso a solicitud de préstamos o créditos. Sin embargo, esta realidad está cambiando y actualmente es posible conseguir préstamos sin Buró de crédito, con los que tu solicitud será aprobada sin importar que formes parte de la lista de morosidad.

¿Y cuáles son las razones por las que puedes acabar en estos registros?

 

Es evidente que la principal razón es no pagar una deuda, pero existen otras muchas razones:

 

1.No tener dinero para pagar

Esta es la situación más complicada a nivel personal. Puedes acabar en el registro de morosos porque no has tenido ingresos suficientes para poder hacer frente a alguna factura o algún pago.

 

2.No se quiere pagar

Otra de las razones más habituales son los enfados con las compañías de servicios, que acaban en cambiar de empresa y no pagar la última factura.

Esto pasa generalmente con las empresas de telefonía y los compromisos de permanencia. Si como cliente, te marchas antes de tiempo sin respetar la permanencia, la compañía puede inscribir tu nombre en el Buró de crédito.

Es altamente recomendable pagar en cualquier caso todos las facturas, y si lo necesitas, reclamar después. Ten en cuenta que el no pagar no supone mucho para la compañía pero en cambio a ti puede acabar perjudicándote.

 

3.Olvido del pago

 

Puede que te olvides de pagar alguna factura pendiente y la compañía, tras avisarte varias veces, acaba registrando tu nombre en el Buró de crédito.

Sin embargo, este problema es cada vez menos frecuente ya que la mayoría de empresas obligan a domiciliar los pagos y siempre que haya fondos en la cuenta, estos se hacen de manera automática.

 

4.Algún error por parte de la compañía

 

Se puede dar la situación en la que un cliente una persona cierra su cuenta en un banco, pero deja pendiente algún subproducto como puede ser una tarjeta de crédito o un seguro.

Puede que reciba una factura y ese pago se aplique a dicho subproducto. El cliente al no tener constancia de ello, no la paga y entra en el registro de morosidad.

En este caso si el cliente hace una reclamación, por supuesto estará justificada y podría progresar fácilmente.

Si ese cliente desea salir del registro, deberá pagar el dinero que debe y hacer saber por escrito a la compañía de que ha hecho el pago y desea que se rectifique su inscripción en el Buró. Por ley, una vez que cancelas la deuda, tu nombre deberá desaparecer de este registro.

 

Si quieres consultar más opciones y buscar consejos, puedes entrar en Moneylender.dk y leer más sobre el tema.

Versión para impresión