• Nación

#MeTooMx: las denuncias alcanzan a periodistas, académicos, políticos y activistas

  • La Silla Rota
Universidades, medios de comunicación y organizaciones políticas han destituido a algunos de sus integrantes

SHARENII GUZMÁN

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- El movimiento MeToo (Yo también), que surgió en Estados Unidos en 2017 para denunciar las agresiones sexuales en la vida del espectáculo, cobró fuerza en las redes sociales mexicanas el fin de semana pasado en el círculo literario y periodístico. Fueron tantas las acusaciones que en pocos días se extendió a los ámbitos de la academia, política, cine, activismo, fotografía, teatro, abogados y más. 

Ante la ola de denuncias por acoso, hostigamiento y violencia sexual que ha escalado en los últimos días, universidades, medios de comunicación y organizaciones políticas han destituido a algunos de sus integrantes e incluso la Fiscalía General del Estado de Michoacán ya abrió carpetas de investigación. 

El 23 de marzo, con el hashtag #MeTooEscritoresMexicanos comenzaron las denuncias, luego que la tuitera y comunicóloga política Ana G exhibiera al escritor y colaborador de Tierra Adentro, Herson Barona, por las presuntas agresiones y abusos cometidos en contra de varias literatas. Ese mismo día surgió la cuenta de Twitter @MeTooEscritores que hasta este miércoles tenía 10 mil seguidores y 267 mensajes. 

La madrugada del domingo 24 de marzo, el colectivo Periodistas Unidas Mexicanas PUM, creado a principios de este mes, lanzó el hashtag #MeTooPeriodistasMexicanos, después de percatarse que había varias denuncias en contra de trabajadores del gremio.

"La Colectiva Periodistas Unidas Mexicanas #PUM decidió secundar el movimiento #MeTooEscritoresMexicanos creando el hashtag #MeTooPeriodistasMexicanos para abrir un canal de denuncia anónima y segura sobre casos de acoso, hostigamiento y violencia sexual en el gremio periodístico a través de nuestra cuenta @PeriodistasPUM en Twitter", indicó en un comunicado. 

En dos días, del 23 al 25 de marzo, el colectivo PUM recopiló 120 denuncias en contra de reporteros, editores, fotógrafos, columnistas y directores que trabajan en algún medio de comunicación y dos instituciones educativas de periodismo. De las acusaciones, 119 son señalamientos hacia hombres y una en contra de una mujer. 

El domingo 24 de marzo surgió la cuenta de Twitter @MeTooAcademicos. En la descripción del perfil se establecía el objetivo: "Se busca visibilizar agresores y acosadores (también mujeres) dentro de la academia. Manda un mensaje y haremos la denuncia anónima". En pocas horas llegaron señalamientos en universidades como la UNAM, UACM, UAM, ITESO y UAEM, entre otras. 

"Como alumnas, colegas, y parejas de académicos, nos unimos al ejercicio de denuncia iniciado por @MeTooEscritores, seguido por @MeTooCineMx, y alimentado por mujeres valientes y hartas. #MeTooAcadémicosMexicanos #NoEstásSola", decía su primer tuit. 

Una de las respuestas que llamó la atención fue la del rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) que anunció que como parte de la política de cero tolerancia a los actos de hostigamiento y acoso sexual, "nueve profesores ya fueron destituidos por estos delitos".  

Otra de las cuentas que se creó fue la de activistas mexicanos. En la que han relucido denuncias en contra de defensores de derechos humanos e integrantes de organizaciones no gubernamentales. 

"Nos unimos al movimiento que generaron nuestras compañeras con #MeTooEscritoresMexicanos #MeTooPeriodistasMexicanos #MeTooAcademicosMexicanos #MeTooCineMexicano", indicaba el primer tuit. 

De entre las acusaciones, hay denuncias en contra de integrantes de organizaciones como Artículo 19, Mexicanos contra la Corrupción, Acampada Revolución, Oxfam México e Izquierda Socialista, entre otras. 

Para secundar a los primeros hashtags, surgió #MeTooPoliticosMX con la consigna: "también los políticos, hijos de políticos son los agresores y cabeza de todo. Por favor denuncia. #MeTooPoliticosMexicanos #YoTeCreo #NoEstasSola".

Esta cuenta apareció, luego de que varios mensajes hacían referencia a que ya era tiempo y necesario que también se denunciaran a políticos mexicanos.  

"Este espacio siempre estará abierto para denunciar aquellos gobernadores, políticos, senadores, diputados, etc que hayan agredido verbal, sexual y psicológicamente a cualquier persona. No tenemos miedo a callarnos, no tenemos miedo de destaparlos.

#MeTooPoliticosMexicanos", publicó la cuenta.

En el ámbito político se han denunciado a funcionarios estatales, militantes de partidos como Movimiento Ciudadano y diputados locales. 

De las acusaciones más relevantes por su trascendencia en la vida pública de Jalisco fueron las que se realizaron por violencia de género en contra de dos integrantes de Wikipolítica, la plataforma que impulsó al ex diputado independiente Pedro Kumamoto y que hace unos días se convirtió en Futuro con miras a constituirse un partido político.

Luego de la denuncia, el movimiento Futuro, que encabeza Kumamoto publicó un posicionamiento, en donde condenó todo acto de violencia machista, psicológica, sexual o física.

"Luis Hernán Landívar no forma parte futuro precisamente por casos y señalamientos de acoso como ex integrante de Wiki política no hay cabida en nuestra organización para quienes cometen actos como los que se mencionan en el testimonio" de Alexia Soch, ex integrante del movimiento", indicó Futuro.  

El movimiento MeToo México ha tenido eco internacional, medios de comunicación de Estados Unidos y España han retomado los casos. 

También como parte de las reacciones, la Fiscalía General del Estado de Michoacán emitió un comunicado este 27 de marzo en el que informa que derivado de publicaciones realizadas en redes sociales, las cuales hacen referencia de posibles hechos constitutivos de delitos en agravio de mujeres, la FGE determinó el inicio de una Carpeta de Investigación. 

"En las denuncias publicadas en la cuenta de twitter @PeriodistasPUM de la Colectiva Periodistas Unidas Mexicanas #PUM, se advierten actos que la ley contempla como delitos, mismos que son ahora materia de investigación para su esclarecimiento", dijo la FGE de Michoacán.

Versión para impresión