• Congreso

Diputados ponen a Cuitláhuac en disyuntiva; cobrar o eliminar peaje en Coatzacoalcos

  • Carlos Caiceros
Habitantes pagan 22 pesos cada vez que pasan por puente Coatzacoalcos 1 para financiar obra que se concluyó hace 2 años.

Xalapa, Ver.-A casi dos años de la inauguración del Túnel Sumergido, todos los días miles de habitantes de Coatzacoalcos y de otros municipios del sur de Veracruz continúan pagando 22 pesos como peaje del puente Coatzacoalcos 1, el cual se impuso con el objetivo de financiar esa magna obra.

Sin embargo, a la fecha el gobernador Cuitláhuac García Jiménez tiene la disyuntiva de eliminar o mantener el cobro en la caseta de esa vía que conecta a la ciudad con localidades y otros municipios de la zona sur.

Fue el diputado local del Partido Encuentro Social (PES), Gonzalo Guízar Valladares, quien puso al mandatario en dicha encrucijada. El legislador impulsó en el Congreso veracruzano un punto de acuerdo para exhortar al gobernador a eliminar el impuesto, mismo que fue aprobado por unanimidad, es decir con el respaldo de todas las fracciones de la LXV Legislatura.

[relativa1]

Cabe recordar que el también coordinador de la fracción mixta “Del lado correcto de la historia” hizo alianza con Morena en las pasadas elecciones como dirigente estatal del PES, instituto que acaba de perder su registro a nivel federal, pero actualmente ha entorpecido propósitos fundamentales para el gobierno morenista y respaldado otros, además de generar propuestas difíciles de cumplir como la mencionada.

Guízar Valladares llegó al cargo gracias a la coalición “Juntos haremos historia” Morena-PT-PES. Argumentando no ser “un subordinado” a la figura del Ejecutivo fue clave para frenar el juicio político que los morenistas intentaron aplicar al fiscal general, Jorge Winckler Ortiz, quien fue abogado del exgobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares.

Con un discurso subversivo Gonzalo Guízar se unió a los 12 diputados del PAN para que no se reuniera la mayoría calificada de 34 votos que exigía el procedimiento para remover a Winckler Ortiz del cargo, sin importar que la bancada de Morena cuenta con 27 de los 50 integrantes del Congreso del Estado.

Luego de su negativa Guízar Valladares cambió su postura de opositor y respaldó la propuesta de adecuación al presupuesto de egresos de 2019 del gobernador Cuitláhuac García. A la fecha el voto suyo y de su bancada compuesta por 3 miembros podría definir pendientes como la designación de las 12 magistraturas que están vacantes en el Poder Judicial, de ahí que cada uno de sus proyectos cobra relevancia política.

No obstante el legislador local vuelve a poner en jaque al gobernador, señalándole que los ciudadanos de Coatzacoalcos pagan una caseta que tenía como fin financiar el túnel sumergido en la zona sur, uno de los bastiones electorales de Morena en Veracruz.

Caseta inconstitucional

Calificando el cobro como inconstitucional, los diputados del Congreso del Estado avalaron el punto de acuerdo para que desaparezca el cobro de la caseta de peaje del puente Coatzacoalcos 1, ubicado en el kilómetro 2+100 de la carretera federal número 180 Matamoros-Puerto Juárez, con el argumento de que distingue entre veracruzanos “de primera y de segunda”.

Se expuso que la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federales marca que para tener una caseta de peaje tiene que haber, por fuerza, una vía alterna libre que no cobre, de lo contrario se viola la Constitución que establece que cada ciudadano debe poder trasladarse libremente. Sin embargo, el puente es la única vía para habitantes de localidades de Coatzacoalcos y de otros municipios.

“Estamos hablando de Nanchital. Estamos hablando de Mundo Nuevo, una congregación importante de Coatzacoalcos. Del mismo Allende, una villa importantísima de más de 30 mil habitantes.

“Estamos hablando de Agua Dulce. Estamos hablando de Moloacán, de Ixhuatlán del Sureste. Son ciudadanos que no podemos distinguirlos como ciudadanos de segunda. Tenemos que darles la oportunidad de transitar”, planteó Guízar Valladares.

[relativa2]

Detalló que desde el año 2006, durante el gobierno del priísta Fidel Herrera Beltrán, la caseta se entregó por la Federación al Estado para su administración con la finalidad de que los ingresos se destinaran al financiamiento de la construcción de las obras necesarias de la región, así como también al pago de las obligaciones financieras contraídas para llevar a cabo la construcción del túnel sumergido.

El 30 por ciento se destinaba a proyectos de mantenimiento, operación y administración, así como de operación de la caseta en sí misma. Sin embargo, el túnel sumergido terminó de construirse hace 2 años y continúan los cobros.

“Nosotros pensamos que los habitantes del sureste, después del puente, tienen todo el derecho de no pagar peaje para ir a su casa”, dijo Guízar Valladares en la tribuna del recinto oficial de sesiones el pasado 27 de noviembre de 2018.

Tres meses después, el pleno de la Diputación permanente aprobó por unanimidad el exhorto, aunque existe un mecanismo para que los ciudadanos de un cierto perímetro puedan exentar el pago, lo que en opinión del legislador no es suficiente debido a que se necesita cumplir con un largo proceso burocrático, de ahí que miles de ciudadanos no lo realizan.

Beneficiar a bastión electoral de Morena

En los comicios de 2018 la coalición “Juntos Haremos Historia” obtuvo las diputaciones locales en los Distritos de Coatzacoalcos 1 y 2, así como en Minatitlán. Los habitantes de esos lugares son los más afectados con el peaje, al pagar todos los días 22 pesos para cruzar el puente, tanto para dirigirse a sus hogares como para acudir al trabajo.

Además de la gubernatura y dos Senadurías, impulsando a Rocío Nahle a llegar a la cámara alta, cargo al que pidió licencia para ocupar la Secretaría de Energía, la alianza electoral también dio las diputaciones federales a Morena en los Distritos de Coatzacoalcos y Minatitlán.

Desde que se presentó el acuerdo por Guízar Valladares se adhirieron los diputados integrantes de los grupos legislativos del Partido Acción Nacional y Revolucionario Institucional, así como las diputadas Mónica Robles Barajas, Ivonne Trujillo Ortiz, de Morena, y Andrea Yunes del PVEM.

Se trata de un reclamo añejo, sobre todo cuando la vía actualmente se encuentra en pésimas condiciones y lleva años sin mantenimiento. En las comparecencias de noviembre de 2018, la entonces titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Yolanda Baizabal Silva, reconoció que el gobierno yunista heredaría ese pendiente a Cuitláhuac García.

La funcionaria informó al Congreso que darle mantenimiento a la carretera es fundamental para el sur, especialmente cuando el gobierno federal busca detonar la Zona Económica Especial de Coatzacoalcos.

No obstante, alertó que el puente Coatzacoalcos 1 presenta “situaciones complejas” de urgente resolución. Sin importar la creación del fideicomiso no se generan los fondos suficientes para hacer los arreglos que se necesitan aplicar a los accesos que significarán una inversión millonaria.

Baizabal Silva añadió que el de la salida hacia Nanchital y toda la zona industrial se encuentra “en muy malas condiciones”, que requieren el apoyo de la Federación y el gobierno estatal.

Por su parte, el diputado local de Morena, Amado Cruz Malpica, representante del Distrito de Coatzacoalcos 1, propuso en la pasada LXIV Legislatura generar una “tarifa preferente” o un cobro menor en el puente, planteando que el peaje es “excesivo”.

Fue en julio de 2017 cuando el morenista evidenció que los ciudadanos pagan 22 pesos en la caseta, pero miles también tienen que usar el Túnel Sumergido, por el que se cobran 37 pesos extras, lo que afecta principalmente a los habitantes de Villa Allende y resulta “muy oneroso”.

[relativa3]

Versión para impresión