• Periodismo

"Movimiento #MeToo se salió de cauce", afirma periodista

  • La Silla Rota
"A ratos #MeToo parecía un tribunal sumario, histérico, acrítico", cuenta en su columna

La periodista mexicana Blanche Petrich lanzó duras críticas en contra del movimiento #MeToo, ante las reflexiones hechas luego del suicidio del fundador de Botellita de Jerez, Armando Vega Gil.

En un artículo de opinión, publicado en La Jornada, Petrich comentó que su primera reacción ante el movimiento fue de emoción por las nuevas mujeres que luchan por la libertad de todas

Y luego de ello entró a revisar los hilos de tuits con las denuncias de todo tipo contra el acoso y el abuso de escritores, periodistas, músicos, gente de cine, de la academia y del activismo social, narró.

Agregó que pudo diferenciar entre las "líneas valientes, reacciones de solidaridad, relatos indignantes y expresiones liberadoras", así como "textos incongruentes, palabras que no tenían el timbre de la sinceridad, relatos que confundían maltrato laboral con abuso sexual".

Fue entonces que encontró, cuenta en su columna, que "a ratos #MeToo parecía un tribunal sumario, histérico, acrítico".
[relativa1]
Asimismo se hizo una serie de preguntas:

"¿Cómo se filtraron y verificaron los mensajes para evitar que los testimonios de buena fe se contaminaran con los linchamientos y los falsos relatos? ¿Qué mecanismos de contención se dispusieron para dar cauce a las revelaciones y evitar dañar a inocentes? ¿Se midieron los riesgos de soltar en las benditas (o malditas) redes sociales todos estos demonios bajo el supuesto de "tirar" el machismo y el abuso contra las mujeres?".

Apuntó que ya para ese momento el movimiento se salía de cauce y sólo en el caso de un defensor de derechos humanos acusado vio una retractación por una acusación falsa.

Luego vino el momento clave, -sostuvo- con el suicidio del rockero Armando Vega Gil. Consideró que para el movimiento era un buen momento para reflexionar, pero prefirieron lanzar expresiones como "Jugar con eso para salvarte de una demanda por pederastia e intentar limpiar tu imagen no solo es cobarde, es ruin".

Blanche Petrich indicó que para él ese fue el momento en que "el #MeToo mexicano se hundió".

"En esas líneas miserables vi las manos torpes e insensibles de unas feministas sin inteligencia, que no supieron conducir un movimiento liberador de denuncia y verdad", remarcó la periodista.

[relativa2]
Finalmente, remató:

"Me siento a la orilla del camino esperando que pase otro movimiento feminista; que sea limpio, crítico y autocrítico, inteligente, no revanchista. Que recoja todos los gritos de quienes queremos que todas las mujeres tengan una vida libre del abuso, la violencia, las ofensas, los agravios y cadenas del machismo, el patriarcado y la misoginia; una vida llena de amigos, novios, compañeros y amantes para vivir la vida. Y en ese desfile quiero ver también a muchos hombres, a mis amigos, mis compañeros, luchando junto con nosotras".
[relativa3]

Versión para impresión