• Salud

Heredamos 200 hospitales en obra negra; ni borrón ni cuenta nueva: Ramos Alor

  • Miguel Ángel León Carmona
En entrevista el funcionario reconoce despidos, habla sobre la violencia que afecta a trabajadores y niega desabasto de medicinas

Xalapa, Ver. – Doscientas clínicas y hospitales en obra negra es la herencia de los gobiernos de Javier Duarte y Fidel Herrera Beltrán en Veracruz. Para el secretario de Salud Roberto Ramos Alor, en estos casos de corrupción no hay cabida para la frase “borrón y cuenta nueva”, emitida por el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Debe haber castigo para responsables”, sostiene.

En entrevista con E-Consulta Veracruz, el exdirector del Hospital Regional Valentín Gómez y hombre cercano a la Secretaria de Energía, Rocío Nahle García, respeta el dicho conciliatorio del máximo representante de Morena, pero también asegura que la Secretaría de Salud fue una de las más saqueadas por un “modelo neoliberal depredador”.

De acuerdo con el médico egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el diagnóstico situacional de infraestructura hospitalario elaborado por sus colaboradores da cuenta de 200 unidades que se estancaron en un 20 o 30 por ciento de avance en la construcción. Es decir, el número de hospitales prácticamente iguala a todos los municipios veracruzanos (212).

Con base en un reportaje publicado por la alianza AVC Noticias-Connectas en los sexenios de los priistas se habrían desviado 2 mil 900 millones de pesos de fondos federales y estatales “destinados a la construcción, rehabilitación, mantenimiento y equipamiento médico de 182 obras hospitalarias en Veracruz”.

[relativa1]

Una de las frases del presidente Andrés Manuel López Obrador es “borrón y cuenta nueva” a casos de corrupción ¿habrá borrón y cuenta nueva para los responsables de estas obras inconclusas?

“Es una frase que usa el Presidente de buena fe, de que no podemos estar lamentándonos de lo que nos dejaron, pero por supuesto que aquí se tienen que fincar responsabilidades, y hay un departamento jurídico que se está encargando del tema. Yo no diría borrón y cuenta nueva en este capítulo de las unidades abandonadas. No podemos estar ya sangrando por la herida de lo que nos dejaron, pero nuestra Secretaría fue de las más saqueadas, la dejaron en una crisis espantosa, sin medicamentos y con hospitales abandonados”.

“Estamos hablando de al menos 700 hospitales que además están desmantelados, que, por ser rurales, por ser de rancho fueron olvidados. Aquí el modelo neoliberal depredador privilegió los grandes hospitales porque ahí había negocio”.

Ramos Alor explicó que el plan impulsado por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez es rescatar y concluir estos 200 hospitales recibidos en obra negra. Y adelantó que 40 al menos son considerados como parte de un primer proyecto.

Compartió que el primer hospital en ser rehabilitado se ubica en Tatahuicapan, al sur de Veracruz. “Ese hospital quedó abandonado. Allí solo estaban las bases, estaba enmontado, con varillas viejas y oxidadas. Por supuesto que en su momento se harán las denuncias correspondientes”, refirió.

Por desaparición de Seguro Popular y Prospera habrá más despidos en Veracruz

Roberto Ramos, confirmó la información revelada por este medio, sobre el despido de 22 profesionistas (odontólogos, traductores y trabajadores sociales) que prestaron sus servicios hasta por 8 años en la jurisdicción sanitaria número 7, con sede en Orizaba, en el programa federal Prospera. Además, reconoció que estos casos se repetirán en más secciones con el paso de los días.

“A partir de la llegada de este Proyecto de Nación, hay un replanteamiento en el sistema de Salud.  (…) De acuerdo con el diagnóstico que se hace en el sistema de financiamiento hay una reingeniería laboral, concretamente en el Seguro Popular (que forma parte de Prospera). Entre otras cosas hay un promedio de 30 mil trabajadores en el Estado. En términos generales en realidad es un exceso de burocratismo que tiene el Sistema de Salud. Es preocupante que tanto recurso vaya al financiamiento de esta parte laboral”.

“El Seguro Popular y otros son programas que tienen caducidad van a dejar de existir en dos o tres meses. En esos términos son contratados trabajadores de manera temporal. Uno firma que cuando este plan de trabajo se termina, también se termina la relación laboral. Dicen ‘me corrieron injustificadamente, cuando yo tenía cinco años de trabajar’. Efectivamente, nada más que ese trabajo se prolongó ese tiempo a partir de contratos reiterativos porque continuaba el objeto por el que fue contratado”.

¿Qué pasará con los profesionistas despedidos? ¿Tiene la Secretaría la facultad de recontratar a algunos de esos veracruzanos?

“Seré el primero en llevar a la mesa este planteamiento. Se debe rescatar a mucha gente valiosa, que tiene compromiso y que hoy está sin empleo.

¿Qué tan grave es el nivel de burocratismo que encontró en la SS?

“Esto es algo que de alguna forma el pueblo lo conoce. Así como en pasados gobiernos regalaron placas de taxis a todo mundo, a todos acomodaron en las instituciones y una de ellas fue la Secretaría. Las jurisdicciones están llenas de personas que no están haciendo nada. Encontramos un súper ejercicio de la actividad laboral. Es uno de los cánceres que tenemos en la institución. Hay una figura llamada de “apoyo administrativo”, yo creo que el 30 por ciento de la población laboral es de apoyo administrativo, que en términos objetivos es como ir a checar y ver pasar el tiempo. Los enfermos necesitan el trabajo de médicos, enfermeras, promotores de salud, vectores, y no como se ha manejado, como una bolsa de trabajo indiscriminada”.

“Había trabajadores que por usos y costumbres formaban parte de la estructura laboral pero no desarrollaban la tarea que tenían asignado. Hay médicos irresponsables, flojos y traidores al pueblo y al sistema, porque siendo especialistas y contratados con buenos sueldos, checan con la tarjeta, hacen como que trabajan dos horas y se salen por la puerta de atrás. Eso para mí es trágico”.

¿Estos trabajadores a quienes estarán bajo la lupa en su administración?

“A partir de este momento llevaremos un seguimiento muy puntual de los trabajadores. El término de usar la lupa es correcto. Particularmente de cirujanos, oftalmólogos y pediatras. Se cayó en una irregularidad en el trabajo, en la pérdida del interés con la gente más pobre. Se perdió el espíritu de solidaridad con los que usan guaraches, sombreros; ha habido discriminación por ser indígena, por oler a sudor de campo o no hablar español”.

El funcionario confirmó que por falta de profesionalismo dos médicos fueron despedidos en el municipio de Papantla a finales de 2018, cuando Ramos Alor se apersonó en el hospital general de ese municipio y ellos no estaban presentes para atender partos.

[relativa2]

Médicos víctimas de violencia en zonas inseguras de Veracruz

Hemos documentado casos en la Sierra de Zongolica sobre denuncias de médicos que han sufrido asaltos con violencia en caminos que llevan a los sus hospitales. ¿Está enterado de estos actos?

“Los médicos no están exentos a estos actos de violencia. En cuanto a la institución no tenemos estadísticamente el dato porque estamos hablando de nuestro personal en su instalación. Es decir, si decir si yo salgo de mi casa y me asaltan, son circunstancias que se dan y en ocasiones hay situaciones personalísimas. Después que salen de nuestras instituciones Dios que los acompañe porque en realidad ya no está en nuestras manos escoltarlos, corresponde al municipio o al Ayuntamiento.

En casos similares su homólogo en la secretaría de Educación solicitó a la SSP que profesores fueran escoltados hasta sus escuelas, debido a reportes por secuestros en esas zonas, ¿no considera hacer gestiones similares?

“Esta semana tuvimos una reunión de directores de hospitales y ahí el secretario de Seguridad dio una capacitación de estrategia para nuestro personal de cómo evitar los delitos. En realidad, creo que sería exigir más que la SSP los escoltara, pues ellos tienen rondines en zonas calientes, a menos que fuera en verdad estadísticamente impresionante contra nuestra gente”.

No hay desabastecimiento de medicamentos en Veracruz

Organizaciones civiles alertaron al inicio de esta administración sobre el desabastecimiento de medicamentos, sobre todo para pacientes portadores de VIH. ¿Cuál es el panorama real sobre este tema?

“Encontramos un abasto general del 20 y 30 por ciento. Hoy estamos en una lucha frontal por abastecer hospitales y centros de salud. Hoy hay hospitales hasta con un 70 por ciento de abastecimiento, en proporción a la gran demanda que tienen. En el capítulo del VIH, los retrovirales son muy caros. Personalmente fui con tráileres a Poza Rica y Coatzacoalcos a bajarlos y contar las cajas, porque antes salían los tráileres y llegaban con manotazos. No podemos cortar la continuidad del tratamiento de estos pacientes porque representan la muerte. Puede haber faltante de una semana, pero inmediatamente lo resolvemos.  Se hizo una inversión en enero-marzo de 400 millones de pesos. Yo sé que faltan cosas por cubrir, pero en verdad esta parte que es la más sensible es una prioridad. Convocamos a los médicos y trabajadores a también olvidarse de esas rutas torcidas”. 

[relativa3]

Versión para impresión