• Veracruz

"La paciencia del pueblo tiene un límite", dice sacerdote en Minatitlán; recorren horarios por violencia

  • Arantxa Atl
El sacerdote Fernando Cerero exigió a las autoridades solución a la violencia, y no sólo "pantomimas fugaces".

Xalapa, Ver.- “La paciencia del pueblo tiene un límite” dice el sacerdote Fernando Cerero Ugarte, que a través de sus redes sociales informó a la comunidad parroquial del templo San Pedro Apóstol, de Minatitlán, la modificación de sus horarios tras el ataque armado en una fiesta infantil registrado el Viernes Santo en ese municipio.

“Debido a estas circunstancias lamentables, anuncio a todos los fieles de la parroquia San Pedro Apóstol la modificación del horario y duración de la Vigilia de mañana”, se lee en el comunicado que publicó horas después de la tragedia, en la que murió un menor de apenas un año de edad.

El culto religioso será celebrado a las 19:30 horas, y no a las 20:30 horas, como originalmente estaba programado.

[relativa1]

El párroco detalló que además de adelantar la Vigilia Pascal de este sábado, la ceremonia religiosa será reducida para que “todos puedan llegar a un horario prudente a sus casas”; la misa será ofrecida en memoria de las víctimas, añadió.

Además, explicó a la feligresía que se comunicó con las autoridades municipales que mantendrán la vigilancia en las inmediaciones del parque Independencia, donde el religioso iniciará el rito del fuego nuevo.

Al mismo tiempo, pidió a la ciudadanía “unir fuerzas” para erradicar hechos de violencia y hacer prevalecer la paz en Minatitlán.

La mañana de este sábado, también hizo un llamado al gobernador Cuitláhuac García, e incluso al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de quien se espera su arribo a la entidad este domingo de Resurrección.

“Ojalá se pongan a hacer de manera inmediata su trabajo, pero un trabajo de verdad coordinado, inteligente y eficaz, no pantomimas fugaces para la foto del recuerdo y den a la ciudadanía la seguridad que es su derecho y obligación de ustedes. Recuerden que el juicio de Dios caerá sobre actores y cómplices del mal. Quien no hace nada se vuelve parte del problema, cómplice y culpable”.

[relativa2]

Versión para impresión