• Seguridad

Violencia, el flagelo de niños en Veracruz: 6 muertos y 8 heridos de bala

  • Miguel Ángel León Carmona
De estos crímenes solo dos han sido esclarecidos por la Fiscalía del Estado, que tiene 14 por ciento de efectividad

Xalapa, Ver. – A Santiago, de 1 año de edad, una bala le perforó la garganta y murió junto a otras 12 personas en Minatitlán; en Las Choapas, Sergio, de 11 años, fue estrangulado y su cuerpo apareció envuelto en cobijas; Eduardo tenía 10 y murió de un disparo en la cabeza; a Emanuel lo acribillaron mientras dormía en su casa de Cosoleacaque; a Said lo remataron cuando bailaba con una quinceañera y Amairani, de 10 años, fue acribillada junto a su tío, en Córdoba.

Es el registro de víctimas mortales en cinco meses del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez. A ello se suman ocho infantes agredidos con armas de fuego, producto de daños colaterales en ejecuciones contra sus padres o personas que caminaban por las avenidas donde ellos jugaban o festejaban sus cumpleaños.

De estos crímenes solo dos han sido esclarecidos por la Fiscalía General del Estado (FGE), es decir el 14 por ciento de efectividad. En Las Choapas, una persona con problemas mentales fue capturado por el asesinato de Sergio “N”. En San Andrés Tuxtla, fue aprehendido el chofer del regidor Luis Miguel Quino Morales, quien lesionó con un disparo a una niña de 11 años.

E-Consulta Veracruz presenta el recuento de estos agravios que se cometieron en su mayoría en la zona sur de la entidad, donde el presidente de la República ordenó instalar el primer destacamento de la Guardia Nacional en México, en Minatitlán, debido al alto nivel de incidencia delictiva.

[relativa1]

El crimen más trágico se cometió el 19 de abril de 2019, en Minatitlán. Un total 13 personas fueron asesinadas al interior del salón de fiestas La Potra, ubicado en la avenida Primero de Mayo. Entre las víctimas, hubo un niño, de nombre Santiago, quien dos días atrás había cumplido 1 año de edad.

El 14 de abril en el municipio de Córdoba, una familia fue atacada a balazos por un grupo armado en la colonia Flores Magón. Dos personas perdieron la vida, Pedro Arguello Carreón y su sobrina, Amairani Yamilet, de 10 años. Por este ataque dos menores de 2 y 9 años también resultaron heridos por proyectiles.

El 26 de abril, en Las Choapas, Eduardo “N” fue asesinado de un disparo en el rostro mientras celebraba su fiesta de cumpleaños número 10. El victimario intentó asesinar a una persona que caminaba por el domicilio del menor, que libró la muerte tras lanzarse a un canal de aguas negras.

El 27 de marzo, en ese mismo municipio, Sergio “N”, de 11 años, fue privado de la vida por estrangulamiento. Su cuerpo fue hallado entre cobijas en un predio baldío. El menor había sido reportado como desaparecido por su madre, quien dijo que salió a visitar a su papá en la colonia Aviación, pero nunca volvió.

El 23 de marzo en Cosoleacaque, dos menores de edad y un joven de 22 años murieron tras un ataque a una vivienda localizada en la colonia Salinas de Gortari. Alfredo, Said y Juventino, de 11, 16 y 22 años, ensayaban una coreografía para una fiesta de 15 años.

Los responsables de este crimen se transportaban en cuatro vehículos y luego de cometer el agravio rafaguearon una camioneta estacionada afuera de la vivienda y se dieron a la fuga.

El 17 de marzo, también en Cosoleacaque, cuatro personas fueron acribilladas al interior de una vivienda, en la calle Benito Juárez. Uno de las víctimas fue Santiago Emanuel “N”, quien perdió la vida mientras dormía sobre su cama.

A estos hechos se agregan ocho casos donde niños fueron heridos en los municipios de San Andrés Tuxtla, Acayucan, Veracruz y Sayula de Alemán.

El caso más reciente se registró este 27 de abril, en Acayucan. Pablo Dylan, de tres años, fue herido de gravedad junto a su abuela Basilia, en un atentado donde murieron dos hombres que se trasladaban en un taxi.

Los hechos ocurrieron sobre la calle Hidalgo, entre Amado Nervo y Porvenir del municipio de la zona sur, donde sujetos armados a bordo de un vehículo dispararon contra un taxi que era ocupado por la familia de Pablo Dylan. Hasta el día de hoy, la salud del niño es crítica.

[relativa2]

[relativa3]

Versión para impresión