• Congreso

Divide a Congreso un tercer juicio político contra Jorge Winckler

  • Isabel Ortega
El tema dividió la opinión de integrantes de las fracciones parlamentarias antes de que el tema llegue al pleno

Xalapa, Ver.- La posibilidad de enjuiciar por tercera ocasión al Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, dividió la opinión de integrantes de las fracciones parlamentarias antes de que el tema llegue al pleno; se percibe necedad y capricho político de Morena para relevarlo del cargo.

El coordinador de la fracción de Morena en el Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín confirmó el pasado jueves 02 de mayo, al inicio del Segundo Periodo de Sesiones Ordinarias de la 65 Legislatura, que se retomarán algunas solicitudes ciudadanas para iniciar un nuevo juicio político contra el abogado a cargo de la Fiscalía de Veracruz, por deficiencias en el área encargada de la procuración de justicia.

Incluso, mencionó que desde la federación se podría plantear alguna solicitud formal para remover a Winckler Ortiz, del cargo que validó el Congreso local en el año 2016, cuando el PAN era mayoría.

[relativa1]

El abogado personal del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares ya enfrentó dos juicios políticos en el mes de febrero. Fue acusado de los delitos de desaparición forzada y tortura; al momento de llegar el tema al Pleno no logró los votos necesarios para dar continuidad al proceso legal en su contra desde el Poder Judicial, y promover su destitución e inhabilitación.

La declaración del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, el pasado 01 de mayo, quien pidió al Congreso local evaluar el trabajo de Winckler Ortiz, y la carta abierta que publicaron los diputados del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que exigen resultados en materia de procuración de justicia, abrieron la puerta para enjuiciar nuevamente al abogado de los veracruzanos.

Frente común contra Winckler

La confrontación en los medios ha sido una constante entre el Gobernador del Estado y el Fiscal General, al responsabilizarse mutuamente de no prevenir hechos de inseguridad, ni impartir justicia los veracruzanos.

Hechos de violencia como la masacre en Minatitlán, la emboscada a la alcaldesa de Mixtla de Altamirano, Maricela Vallejo Orea, y el linchamiento de tres personas en Las Choapas, que fueron confundidas con secuestradores, ha sido los temas que han detonado la guerra de declaraciones.

En su visita al Estado el 22 de abril, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, también se subió al ring político al respaldar a García Jiménez, y sumarse a las voces que criticaron el trabajo del abogado de los veracruzanos, al considerarlo un “error”, herencia del panismo.

“Fue un error que el gobernador pasado dejara un fiscal; antes se protegían unos a otros. Debe quedar muy claro que nosotros no somos tapaderas de nadie. Si hay denuncias en contra de quien sea, se le va a dar curso porque no vamos a proteger a nadie, vamos a limpiar la corrupción de Veracruz”, declaró en su conferencia de prensa en el Puerto de Veracruz.

Ese mismo día, el Presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martín Batres Guadarrama, respaldó los dichos del Presidente de la República,  y el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, que han pedido se investiguen los nexos de Winckler Ortiz.

El representante legal del Senado tuiteó: “El caso Veracruz demuestra lo contraproducente que puede llegar a ser una autonomía malentendida. La Fiscalía del estado persigue al gobierno local, en lugar de perseguir a la delincuencia. Así no se puede”.

Diputados se dividen

El anuncio de un nuevo juicio político contra Winckler Ortiz generó reacciones de los diputados locales, incluso de Morena, que consideran que, para evitar una connotación política en el proceso legislativo se debe dar cauce a todas las solicitudes que están en comisiones, y que incluyen a funcionarios del gabinete de Cuitláhuac García Jiménez.

Al opinar sobre la posibilidad de enjuiciar a Winkler Ortiz, el diputado local Magdaleno Rosales, contra quien hay una solicitud de juicio político por la invasión de predios en Medellín de Bravo, explicó que a ellos no les comentaron que el tema estaría nuevamente en la agenda legislativa.

[relativa2]

No conocía el desplegado que se difundió en medios de comunicación, ni redes sociales. “Hay que esperar los tiempos, yo digo. No estaba en la agenda, no tenía información ahorita lo escuché por usted”.

Sin embargo, consideró que el abrir el expediente contra el Fiscal General, obligaría a darle cause al resto de las solicitudes que están en la comisión de Gobernación, y que incluyen denuncias contra el secretario de Gobierno Éric Patrocinio; el de Educación, Roberto Zenyazen Escobar; la de Protección Civil, Guadalupe Osorno; de Sedema, Rocío Pérez; y varios alcaldes, “que sea parejo”, pidió.

Otro aliado de Morena, el coordinador de la fracción Del Lado Correcto de la Historia, Gonzalo Guízar Valladares, adelantó que la postura de la minifracción será en defensa de la ley, no de los actores políticos.

Existe la posibilidad de que al reactivar el tema del juicio contra el Fiscal se perciba una postura de necedad, sin embargo, reconoció que se deben esperar a que las comisiones den cause a todas las solicitudes archivadas.

“Sería digno de análisis cualquier acción que venga. Yo diría que el verdadero mensaje de paz sería que tanto el Fiscal General y el Gobernador den un mensaje de unidad”, propuso.

La coordinadora del PRI, Erika Ayala Ríos, planteó que es necesario esperar a que les presenten un nuevo dictamen, en caso de ser procedente el juicio contra Winckler Ortiz, para analizar las causales.

La fracción, dijo, se mantendrá por el respeto a la legalidad y a la norma vigente; por lo que cualquier petición debe tener sustento legal para poder apoyarla.

El coordinador del PAN, Sergio Hernández consideró que lo que debe hacerse entre el ejecutivo estatal y el fiscal general, es trabajar en coordinación, más allá de la disputa política.

“Es un berrinche político, lleva seis meses el gobernador con lo mismo y debe poner atención a lo que si le importa a Veracruz que es la seguridad.

La entidad encabeza la lista de los principales delitos a nivel nacional, y en lugar de plantear una política pública abatir los índices delictivos, acusa al Fiscal Jorge Winckler de sus deficiencias.

“Nos guste o no nos guste, Cuitláhuac García Jiménez es el gobernador de los veracruzanos; nos guste o no nos guste, Jorge Winckler Ortiz es el fiscal general de todos los veracruzanos, por lo tanto, lo que se requiere es trabajar en coordinación”, argumentó.

[relativa3]

Versión para impresión