• Nación

Conacyt olvida la “4T” y gasta millones en menú "fifí"

  • La Silla Rota
Mientras algunos centros de investigación no pueden pagar la luz; el Conacyt destina millones para el pago de un menú gourmet

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) contrató un servicio de comedor de 15 millones 78 mil 547 pesos, al mismo tiempo que recorta presupuesto para la ciencia como parte de la austeridad republicana.

Este servicio, de acuerdo con información del diario El Universal, incluye chef, nutriólogo, para supervisar los platillos, y un menú gourmet que incluye únicamente alimentos orgánicos y agroecológicos, como salmón, crema de aguacate, arroz silvestre, vinagre de manzana orgánico como aderezo y pay de frutos rojos, entre otros.

La empresa Pigudi Gastronómico, S.A. de C.V., recibió el pago por parte de la institución encabezada por María Elena Álvarez-Buylla, para que, del 22 de abril al 31 de diciembre de 2019, cocine a un mínimo de 120 trabajadores de lunes a viernes.

El contrato 18909404 especifica que los alimentos sean de primera calidad, que se prepare un menú para vegetarianos y que se realicen análisis bacteriológicos cada trimestre.

[relativa1]

Establece la prohibición de alimentos enlatados, jarabe de alta fructuosa de maíz y huevo en polvo.

Además, estipula que los alimentos procesados sobrantes no se sirvan en otra comida ni se utilicen insumos para elaborar otros platillos o bebidas; ni que los menús sean repetitivos en ciclos bimestrales.

Para el comedor se pidió a la empresa que instale 25 mesas rústicas de seis sillas cada una.

Dicha empresa habría recibido el contrato por medio de una licitación pública nacional en la que sólo ésta participó. En el gobierno de Enrique Peña Nieto, el proveedor tuvo contratos por 25 millones de pesos.

Desde el inicio de la administración federal, las instituciones como el Conacyt han adoptado medidas de austeridad promovidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador. En este caso particular, se realizaron recortes a la Academia Mexicana de Ciencias, a la Sociedad Mexicana de Matemáticas y a los Centros Públicos de investigación, por mencionar algunos.

Estos recortes han provocado que algunos Centros Públicos de Investigación del Conacyt tengan complicaciones para conseguir recursos para liquidar el pago de la luz.

Es el caso del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ), el cual prohibió a investigadores, por medio de un oficio, cargar celulares, hacer café en cafeteras eléctricas o prender el aire acondicionado.

Trabajar en áreas con luz natural, para ahorrar luz, o en lugares con sombra y ventilación, en caso de tener calor, son algunas de las recomendaciones que recomienda Conacyt.

[relativa2]

[relativa3]

Versión para impresión