• Nación

Miles de personas buscan empleo en la Refinería Dos Bocas

  • La Silla Rota
Desempleados se arremolinaron y rebasaron a los organizadores de la Bolsa de Trabajo

VILLAHERMOSA, Tabasco.-Con la esperanza de salir de su condición de desempleados que padecen desde hace dos años, el matrimonio conformado por Flor Ángel y Geovani, acudió a la Bolsa de Trabajo para la Refinería de Dos Bocas.

Igual que miles de desocupados, ellos llegaron desde el domingo a formarse a la sede del Parque Tabasco, donde se instaló la Bolsa de Trabajo para la Refinería.

Miles de desempleados se arremolinaron y rebasaron a los organizadores de la Bolsa de Trabajo, a cargo del gobierno del estado.

 

El domingo, el presidente Andrés Manuel López Obrador, al dar por iniciados los trabajos de construcción de la factoría, dijo que se generarían 20 mil empleos.

Esa cifra ni siquiera cubriría la mitad de plazas laborales que necesita Tabasco, cuya tasa de desempleo es la más alta del país, 7.8, según el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).


[relativa1]
Con la crisis que impactó a Petróleos Mexicanos (PEMEX), centenares de empresas contratistas y negocios colaterales, cerraron sus puertas, la mayoría migró y lanzó a la calle a miles de desempleados. La economía registró la más alta recesión de su historia, de la que aún no se recupera.

Al igual que Flor Ángel y Giovani, Administradora de Empresas y técnico soldador, respectivamente los miles de desocupados que llegaron a la Bolsa de Trabajo de la Refinería, esperan un puesto laboral "de lo que sea".

La mayoría de los solicitantes de un puesto de trabajo en Dos Bocas, Paraíso, son jóvenes, pero también sobresalen adultos mayores.

Con sus solicitud de empleo, credencial de elector y curriculum, en mano, se formaron y pasaron a entregar sus documentos, pero sin recibir un folio y solo les informaron que esperen a que les llamen, aunque tampoco les informan en qué tiempo.


[relativa2]
Flor Ángel y Giovani, son padres de un menor,  tienen su domicilio en Puerto Ceiba, Paraíso, cerca de donde se construirá la Refinería, pero viajaron desde el domingo, desesperados por conseguir un ingreso.

En el caso de Flor Ángel, lleva dos años sin laborar, desde que fue despedida de la empresa Tecnología Petrolera, que a su vez la trabajaba a la compañía Evia S.A de C.V. que quebró y cerró.
[relativa3]

Versión para impresión