• Nación

Músico señalado por el #MeToo se suicidó en Saltillo

  • La Silla Rota
Jesús, de 34 años de edad, era músico y escritor. Actualmente se desempeñaba como maestro de inglés

Jesús Antonio Rangel Guerrero se suicidó con un cinturón, en el interior de su domicilio, en Saltillo Coahuila, la madrugada del lunes.

 

Jesús, de 34 años de edad, era músico y escritor. Actualmente se desempeñaba como maestro de inglés, según los familiares.

Su padre fue quien lo encontró muerto. Alrededor de las 8:00 de la mañana acudió a la habitación de su hijo. Tocó la puerta pero el maestro no respondió, por lo que decidió ingresar y lo encontró colgado en el closet, atado del cuello con un cinturón.

El padre llamó al número de emergencia 911. Al lugar acudieron paramédicos, pero el hombre ya no tenía signos vitales, por lo que confirmaron su muerte.

Agentes de la Policía Preventiva Municipal tomaron conocimiento y solicitaron la presencia en el lugar del personal de la Fiscalía General del Estado.

Según los paramédicos, el deceso ocurrió durante la madrugada.

Según su cuenta de Twitter, el hombre había mandado varios mensajes antes de suicidarse.  

A la 1:21 escribió: "Por qué así". Posteriormente mandó los mensajes "Alguien quiere platicar". "De lo que sea". Posteriormente se quitó la vida.

En marzo pasado, Jesús Antonio fue acusado de acoso a través del movimiento #MeTooEscritoresMexicanos

"Jorge Rangel, que ni a escritor llega pero sí es compa de muchos escritores en Saltillo, Coahuila. Se metió a un cuarto donde yo dormía borracha, me manoseó y acorraló y no me dejaba salir #MeTooEscritoresMexicanos", denunció una joven en su cuenta de Twitter.

El tuit fue respondido por el escritor Julián H. así: "Yo estaba ahí. Esto sucedió en mi casa. Al principio no entendí lo que pasaba, luego I. me explicó y me disculpé con ella, pero no le di la importancia debida. Tampoco se lo mencioné a nadie; pero puedo corroborar que es cierto. Lo lamento".

Los familiares del hombre dijeron desconocer los señalamientos hacia su hijo hace unos meses y, aunque se desconoce el motivo del suicidio, es la segunda persona que se quita la vida luego tras ser acusado de acoso en el movimiento #MeToo.

El primer caso fue el del escritor Armando Vega Gil, quien se suicidio colgándose de un árbol afuera de su domicilio luego de ser acusado de acusado de acosar a una adolescente de 13 años.

Sin embargo, en esa ocasión el escritor dejó una carta en donde aseguraba que no había culpables por su muerte.

"no se culpe a nadie de mi muerte: es un suicidio, una decisión voluntaria, consciente, libre y personal... La única salida que veo ante mí es ésa, así que me decido por ella. Mi vida está detenida, no hay salida".

[relativa1]
[relativa2]
[relativa3]

Versión para impresión