• Seguridad

Difieren Durazo y Winckler por agresión a migrantes en Agua Dulce

  • Carlos Caiceros
Versiones de autoridades federales y estatales sobre ataque a migrantes "no cuadran"

Xalapa, Ver.-El asesinato en el municipio de Agua Dulce de una migrante salvadoreña de 19 años y la agresión a sus dos connacionales que terminaron heridos y permanecen hospitalizados ha generado una serie de contradicciones entre el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo y el fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler.

Este miércoles Durazo reveló que la muerte de la joven derivó de un enfrentamiento entre supuestos traficantes de personas y fuerzas federales.

Ante medios nacionales el secretario indicó que los elementos, al parecer de la Policía Federal, fueron agredidos a disparos luego de que los traficantes pasaron por un retén y no se detuvieron, lo que generó una persecución y un enfrentamiento por la Carretera Federal 180 Villahermosa-Coatzacoalcos, a la altura del kilómetro 26+500, en Agua Dulce, al sur de Veracruz.

El martes el fiscal de la entidad, Jorge Winckler, optó por no relacionar a elementos federales con los hechos, aunque reconoció que existe una línea de investigación en ese sentido. No obstante, el funcionario veracruzano reportó que la camioneta pasó el retén y comenzó una persecución que duró 20 minutos; es decir que no hay una cronología clara de los hechos.

En su conferencia de prensa semanal el fiscal aclaró que la víctima fallecida no era una menor de edad, lo que incluso se reportó en medios de comunicación; confusión que pudo generarse debido a que en el lugar de los hechos se encontró el pasaporte de una niña, documento que no correspondía a la occisa.

Otras contradicciones entre ambos funcionarios son que el titular de la SSP, Alfonso Durazo, aseveró que los traficantes de indocumentados iniciaron la agresión. Winckler Ortiz reportó que según testigos la persecución y los disparos los realizaron supuestos policías en un vehículo parecido a una patrulla, lo que descartaría el fuego cruzado.

“El conductor de la unidad disminuyó la velocidad, pasó unos topes, se escucharon sirenas e inmediatamente aumentó la velocidad, iniciándose una persecución que duró entre 10 y 20 minutos, aproximadamente. Durante la persecución se realizaron disparos con arma de fuego a la camioneta en la que viajaban los migrantes, resultando lesionados tres personas de origen salvadoreño.

“Por lo que la unidad detuvo la marcha y de inmediato tres sujetos, al parecer policías, descendieron de una unidad identificada como patrulla, a decir de las propias víctimas, dichos sujetos bajaron a golpes al conductor, lo que aprovecharon (un grupo de unos 17 migrantes)  que no habían sido lesionados para huir hacia el monte y resguardar su integridad”.

Así, el fiscal añadió que se investiga la privación del conductor de la camioneta que estuvo involucrada en los hechos por parte de los presuntos policías, pues desde ese momento se desconoce el paradero de esa persona, misma que según los testimonios recabados habría sido detenida por los supuestos policías.

“Después de la agresión, las unidades al parecer patrullas, se retiraron del lugar con dirección al Estado de Tabasco, dejando a las víctimas lesionadas en el lugar y al parecer llevándose al conductor ya que hasta el momento se desconoce su paradero”.

[relativa1]

No se descarta investigación contra elementos federales

Hasta el momento la Fiscalía General del Estado informó que inició la carpeta de investigación FEAM/ACA/033/2019, a cargo de la Fiscalía Especializada en Atención a Migrantes, en la que se establece que los migrantes se trasladaban a bordo de una camioneta Chevrolet color blanco.

Se confirmó que hasta el momento no hay detenidos o puestos a disposición por este hecho por parte de la Fiscalía General del Estado y que se presume que el arma utilizada fue una Iwi Galil Ace Calibre 7.62.

El fiscal veracruzano confirmó que los migrantes entraron a México por la frontera con Chiapas. En Villahermosa, Tabasco, abordaron una camioneta Chevrolet Avalanche, con destino a la Ciudad de México para posteriormente llegar al norte del país.

“Pasaron el retén de migración de Tabasco y 20 minutos después fueron agredidos en el municipio de Agua Dulce, Veracruz”.

Refirió que las víctimas están plenamente identificadas. La primera tiene la identidad resguardada de R.P.L. de 26 años de edad, quien resultó lesionado. Su estado de salud es estable aunque tiene una lesión producida por proyectil de arma de fuego en la mano izquierda y es atendido en el Hospital General de Veracruz.

La segunda víctima, también de identidad resguardada J.F.G.L., de 55 años de edad, se encuentra estable aunque herido por proyectil de arma de fuego en pierna izquierda, por lo que está siendo atendido en el Hospital Valentín Gómez Farias de Coatzacoalcos.

Finalmente en cuanto a la víctima de identidad resguardada M.Z.E.C. de 19 años de edad, quien falleció en el supuesto enfrentamiento, detalló que ya fue reconocida por su padre que reside en Estados Unidos.

“La Fiscalía General del Estado se encuentra en estrecha coordinación con la licenciada Claudia Patricia Saldaña de Sifontes, Cónsul de la República de El Salvador, para continuar los trámites de entrega del cuerpo”.

[relativa2]

“Dispararon y agredieron al personal”: Durazo

Este miércoles el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, aseguró que los tripulantes de la camioneta que trasladaba migrantes fueron quienes realizaron disparos con arma de fuego contra elementos de las fuerzas federales.

Según el funcionario federal  los tripulantes del vehículo no sólo no respetaron el retén instalado en la zona, sino que agredieron a los elementos federales e incluso realizaron disparos.

"Hay protocolos de actuación para la Guardia Nacional y también para el tema migratorio. En este caso, las primeras informaciones nos indican que no sólo no se detuvieron, sino que dispararon y hubo agresiones contra el personal", declaró según el periódico Reforma.

Finalmente Durazo añadió que el asunto también se está investigando, pues “se dio parte a las autoridades de inmediato” y aunque no ofreció detalles adelantó que los involucrados podrían tener vínculos con las organizaciones de tráfico de personas que operan en el sureste.

"No tenemos concluida todavía toda la investigación ni los suficientes elementos, pero no nos sorprenderíamos que termináramos identificando elementos del crimen organizado o que participan en el tráfico de personas que en el sur sureste del país es muy común".

Por su parte el titular de la Fiscalía de Veracruz  señaló que continuará realizando entrevistas a las víctimas y testigos de los hechos, así como colaborando con la cónsul general de la República de El Salvador

“Por lo que hace al caso de los migrantes hay una investigación, han dado entrevistas distintas a las que obran en la carpeta de investigación; testigos y víctimas serán cuestionados. Sí hay señalamiento en contra de personas que se vestían como policías y que se trasladaban en camionetas como policías”, sostuvo Winckler Ortiz.

[relativa3]

Versión para impresión