• Política

Exdiputado procesado por secuestro nunca pisó la cárcel

  • Miguel Ángel León Carmona
E-Consulta Veracruz cuenta con el audio de un funcionario del Poder Judicial de Veracruz que habla de un presunto soborno por 3 mdp

Xalapa, Ver. – Manuel Francisco Martínez Martínez, exdiputado local vinculado a proceso por secuestro en agravio de la hoy secretaria del Trabajo de Veracruz, María Guadalupe Argüelles Lozano, convenció a una juez para evadir la prisión y vivir su juicio desde la comodidad de su casa, en una de las zonas residenciales de Xalapa.

De acuerdo con el artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el delito de secuestro es meritorio de prisión preventiva oficiosa, es decir, no existe la oportunidad para que el imputado, en este caso el exlegislador del Partido Verde Ecologista, enfrente su proceso penal desde otro sitio que no sea la cárcel. 

Gonzalo Vicencio Flores, esposo de la Secretaria del Trabajo y otro presunto agraviado, confirmó a E-Consulta Veracruz, que Manuel Francisco Martínez nunca pisó el penal de Pacho Viejo, pues desde el momento en que fue vinculado a proceso, el 9 de enero de 2019, alegó padecer una enfermedad grave y fue trasladado al hospital doctor Rafael Lucio, ubicado en Xalapa.

 

Lo anterior, fue confirmado por una autoridad de ese nosocomio, quien detalló que el exdiputado y exalcalde de Chicontepec, estuvo internado en el área privada de esas instalaciones hasta el pasado 21 de junio de 2019, cuando recibió el alta médica.

No obstante que el estado de salud del exlegislador mejoró, la juez de control Mónica Segovia Jácome decidió beneficiarlo con la variación de medida cautelar y concedió que su proceso lo viviera desde casa, ubicada en la zona residencial Las Ánimas, y no en el penal de mediana seguridad de Pacho Viejo, en Coatepec.

El motivo por el que Manuel Francisco Martínez fue internado en el hospital doctor Rafael Lucio, fue el padecimiento de una diabetes controlada, enfermedad que padecen más de 1 millón 600 mil de veracruzanos, según información de la Secretaría de Salud estatal. 

“Nosotros estamos metiendo los recursos porque no es correcto lo que hizo la justiciera, la jueza de Pacho Viejo, una tal Mónica Segovia (…) Prevalece la corrupción en algunas autoridades y en este caso es notorio de cómo resolvió la jueza. Ahí se ve que hay un acuerdo en lo oscurito”, refirió Gonzalo Vicencio. 

Sobre la liberación de Martínez Martínez, fue cuestionado el Fiscal General Jorge Winckler Ortiz este 2 de julio, quien reconoció que la juez de control Mónica Segovia benefició al imputado con la permanencia en el hospital pese a que, dijo, peritos de la procuraduría descartaron en dictámenes periciales una enfermedad de gravedad.

“Evidentemente la Fiscalía se opuso e impugnó que él tenga esa condición porque según nuestros dictámenes él no tiene la gravedad que señalaron en esta audiencia y estamos a la espera de que se resuelva”, dijo.

Sin embargo, el fiscal general dijo desconocer si a la fecha el exdiputado del Verde se encuentra en su domicilio y negó que la jueza haya variado la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa. 

“Hasta donde tengo conocimiento no ha sido beneficiado por ninguna modificación de medida cautelar. Lo que se estableció es que su estado de salud no le permitía tener los cuidados necesarios dentro del reclusorio de Pacho Viejo. Nos inconformamos nosotros y la misma víctima que es el familiar de la secretaría del Trabajo”.

*Consulte declaración a partir del min. 48

Aunque Jorge Winckler aseguró desconocer la variación de medida cautelar en favor de Manuel Francisco Martínez, el artículo 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales especifica que dicha variación deberá contar con su autorización como titular de la procuraduría o del funcionario en que él delegue de esa facultad.

“El juez no impondrá la prisión preventiva oficiosa y la sustituirá por otra medida cautelar, únicamente cuando lo solicite el Ministerio Público por no resultar proporcional para garantizar la comparecencia del imputado en el proceso, el desarrollo de la investigación, la protección de la víctima y de los testigos o de la comunidad. Dicha solicitud deberá contar con la autorización del titular de la Procuraduría o el funcionario en él delegue esa facultad”.

[relativa1]

[relativa2]

“Manuel Francisco puso 3 millones sobre la mesa para salir de la cárcel”

E-Consulta Veracruz cuenta con un audio con la declaración de un funcionario del Poder Judicial de Veracruz, quien solicitó el anonimato, quien asegura que Manuel Francisco Martínez puso un tope de tres millones de pesos para buscar con autoridades que él no pisara la prisión.

“O sea, si a nosotros nos dicen es que se arregló con dinero en absoluto, vaya, no nos sorprende para nada. Porque él (Manuel Francisco Martínez) había puesto una cantidad sobre la mesa para que se lograra esto (su liberación)”.

- ¿Quién? - “El diputado”.

“Él disponía de tres millones de pesos. Ellos buscaron a “n” cantidad de personas, te puedo hablar de diputados, senadores, magistrados (…) para plantear el asunto y pedir que lo mandaran a su casa. (…) Lo único que queremos es que lo manden a su casa. Muchos decían sí, déjame cuadrarlo, y a las dos horas decían sabes qué, no, no porque el gobernador no quiere; no, porque es la secretaria del trabajo y aparte es una cuestión contra el partido, porque todo hasta donde sé derivó de un enfrentamiento entre simpatizantes del Partido Verde con simpatizantes de Morena. Y decían, no definitivamente no hay forma”.

Él –Manuel Francisco- dijo, "pues tienen un tope de tres. Pero si se necesita más lo podemos negociar”.

[relativa3]

La fuente agregó que la variación de la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa a arresto domiciliario se obtuvo después de cuatro audiencias dirigidas por la juez Mónica Segovia. Ello, a pesar de que en tres audiencias seguidas la juez desechó los argumentos expuestos por la defensa del exdiputado del Partido Verde.

Durante una audiencia del cambio de medidas cautelares celebrada el 5 de junio de 2019, en el Hospital de Alta Especialidad doctor Rafael Lucio, la juez Mónica Segovia negó el cambio de medida cautelar por tercera vez consecutiva. Dijo, ‘bueno si el señor está muy grave para qué se lo quieren llevar a su casa, aquí está en el hospital, y si su salud llega a mejorar pues mejor lo vamos a ingresar al reclusorio”. 

Finalmente, en una cuarta audiencia celebrada en el mismo nosocomio la jueza del Poder Judicial de Veracruz dio por aceptados los argumentos del exlegislador y autorizó que su caso lo concluya desde casa. Ello, en presencia de personal de la Fiscalía de Jorge Winckler.

 

Versión para impresión