• Seguridad

El crimen que dejó a dos niños huérfanos en Río Blanco

  • Sergio Ramírez
La joven de apenas 22 años de edad fue ejecutada en plena avenida principal del municipio de Río Blanco

Río Blanco, Ver. – Dos hijos tenía América Prado Lozada, una joven de 22 años de edad que compartía la felicidad de haberse casado recientemente en sus redes sociales. Un tiro en la cabeza, calibre .223, acabó con su vida cuando ella caminaba sobre la avenida principal del municipio de Río Blanco, Veracruz.

“Que sea eterno todo lo que nos hace bien”, publicó en Facebook América Alexandra el pasado 19 de marzo. Cuatro meses después personas armadas dispararon contra ella a unos metros de su vivienda, en la colonia La Ceiba, para luego fugarse a bordo de un vehículo Volskwagen Jetta.

[relativa1]

La escena parece ser una calca de crímenes que se han replicado en Veracruz, durante el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez. De acuerdo con cifras de la Fiscalía General del Estado, el asesinato de América significó el número 125 en la administración morenista; y el primer homicidio doloso del mes de julio.

La joven era la menor de tres hermanos. Vecinos y familiares la describen como una persona “tranquila”, que saludaba cuando caminaba por las inmediaciones donde fue agredida. La muerte la sorprendió a escasos días de cumplir 23 años en lo que parecía ser un día normal para ella y para los estudiantes y comerciantes que deambulaban en las calles de la zona montañosa veracruzana.

[relativa2]

La tarde que América perdió la vida vestía pantalón negro ajustado, playera negra, botas cafés y una mochila amarilla que cargaba sobre su espalda; su cuerpo delgado quedó tendido sobre una acera; la mayoría de los encargados de los negocios cercanos prefirieron encerrarse bajo llave.

Avisado por los vecinos, a quienes les pareció identificarla, llegó al lugar su tía, María Guadalupe Prado, de 61 años. Ahí estaban paramédicos de la Cruz Roja, pero América ya no tenía signos vitales; su familiar, desesperada, exigió que fuera trasladada a un hospital particular de Orizaba, donde solo confirmaron su deceso.

[relativa3]

Los datos del médico confirmaron la causa de su muerte: una bala que entró en el cráneo.

El pasado 13 de enero, América compartió en sus redes sociales su felicidad por un aniversario más junto a su pareja, sin saber que sus días estaban contados.

“Soy la chica más afortunada en este planeta. Pues tengo la fortuna de tener a mi lado una persona maravillosa que espero y siempre esté a mi lado, pues no todo ha sido perfecto, pero aún así le seguimos echando ganitas a esta relación. Ya pasaron dos hermosos años y aún me sigue gustando como la primera vez que lo vi”, dejando así plasmada su felicidad.

Versión para impresión