• Estado

Renuncia Superdelegado ligado a contratos farmacéuticos de Cuitláhuac

  • Redacción
El Gobierno de Cuitláhuac García le otorgó a Carlos Lomelí contratos por 36 millones de pesos a través de la empresa farmacéutica Abisalud

Xalapa, Ver.- Ante el escándalo por presunto conflicto de intereses, el Superdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, renunció al cargo, luego de que se le relacionara con la empresa farmacéutica Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud) S.A de C.V, a la que el Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez otorgó contratos por 36 millones de pesos.

La renuncia fue presentada por el ahora exfuncionario el miércoles 10 de julio al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pero se dio a conocer de manera oficial este viernes.

[relativa1]

Lomelí Bolaños aseguró que su renuncia se debe a que quiere evitar "el golpeteo político" contra el Gobierno Federal, aunque en diversos estados deja señalado que los gobiernos morenistas otorgaron contratos para la compra de medicamentos.

En el caso de Veracruz, se informó que la Secretaría de Salud, a cargo de Roberto Ramos Alor, otorgó contratos por al menos 36 millones de pesos para la compra de medicamentos.

Y es que, en la Sexta Sesión Extraordinaria del Subcomité de Adquisiciones de la Secretaría de Salud, el 18 de diciembre de 2018, se otorgó la adjudicación directa a la empresa, que se comprometió a hacer la entrega inmediata de medicamentos antes del 31 de diciembre por cierre presupuestal.

Esto generó incluso un desencuentro entre el titular de la dependencia con reporteros que le inquirieron sobre un posible conflicto de intereses, al responderles que "ningún chile les embona".

"El pueblo necesitaba medicamentos, no había medicamentos y con toda razón estaba la demanda popular, llegan los benditos medicamentos y ahora (preguntan) dónde los compró, la verdad como ciudadano diría ´no les embona ningún chile (...) Yo no estoy investigando, si yo voy a la tienda de doña Petra la de la esquina y el frijol y el arroz está ofertado voy y lo compro y no sé quién le vendió a doña Josefina, yo lo que quiero es producto d calidad y ahí lo dejo".

[relativa2]

Cabe destacar que, a nivel federal, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador otorgó contratos por 164 millones de pesos a la empresa Abisalud, de la cual ahora pretende desligarse el ex superdelegado.

"El presidente es mi amigo y sabe que yo estaré ayudando desde cualquier lugar donde decida participar, pero por el momento es conveniente para el Gobierno y para mí persona que haya el espacio, la libertad para que se realicen las investigaciones de la función pública y acabe el golpeteo al Gobierno Federal".

El también excandidato a gobernador de Jalisco, negó que miembros de su familia estén relacionados con empresas o que participen en licitaciones del gobierno.

[relativa3]

Actualmente, la Secretaría de la Función Pública ya investiga este caso en el que se presumen posibles actos de corrupción ya que Gobiernos de Morena entregaron licitaciones directas a esta empresa.

Incluso el titular de Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, también señaló que se está revisando la información.

Versión para impresión