• Xalapa

El chipi: moneda autónoma en Xalapa que hace frente a crisis económica

  • Fernanda Malpica
La moneda autónoma nace como alternativa al sistema tradicional económico donde se consume a grandes empresas

Xalapa, Ver. - Compras del supermercado, de ropa, comidas fuera de casa, citas con el médico, con el dentista, mensualidades en el gimnasio. Todo cuesta dinero, y las quincenas parecen rendir cada vez menos. 

Ante esta situación, una comunidad de emprendedores ha creado su propia moneda en Xalapa: los chipis.

Gabriela Gutiérrez Pliego, una de las cofundadoras de los chipis, explica en entrevista que la moneda autónoma nace como alternativa al sistema tradicional económico donde se consume a grandes empresas, y además diluye el valor de las quincenas.

Actualmente, 2 millones 300 mil veracruzanos trabajan más de 48 horas semanales sin Seguro Social, según trabajo realizado por E-Consulta Veracruz. Sobre ésto, Rafael Arias Hernández, profesor de Economía e investigador de la Universidad Veracruzana (UV), opina que las cifras son un reflejo de “lo que vemos en las calles y lo que padecen los hogares: están disminuyendo los ingresos”

La idea de “los chipis” surge en Casa Naran cuando la comunidad de amigos y conocidos que ofrecen servicios al público concluyeron en que podían crear un sistema que les permitiera consumir productos de su propio grupo, de manera que la ganancia fuera al cien por ciento entre los mismos integrantes.

[relativa1]

Como antecedente, se tenía la moneda Kuni, puesta en circulación en Querétaro desde 2011. Gabriela Gutiérrez, dice fue parte de una prueba piloto del primer proyecto y comenzó a acercarse más al tema a través de Ricardo Vélez Díaz Montes, quien impartió un taller a los primeros 15 integrantes “chipis”.

Vélez es permacultor, especialista en bioeconomía y autor del libro “Creando dinero comunitario: El Kuni Y el Nuevo Dinero Ecológico Global” en el cual dice que la moneda comunitaria es “una poderosa herramienta que transforma la calidad humana”

Desde hace un mes, tras el inicio del chipi, fueron entregados 2, 200 chipis a poco más de 30 integrantes de la comunidad. Las reglas son sencillas para poder iniciar, y aunque los costos del peso mexicano y el chipi son equivalentes, se espera que en un futuro la moneda pueda ser completamente independiente hasta en su valor. Esto quiere decir que el chipi deje de valer un peso, y se rompa por completo el apego a la moneda tradicional y sus valores.

El atractivo principal para los integrantes es que lo ofrecido por los demás es de interés afín a sus gustos y necesidades, entonces, en lugar de gastar su dinero en valor de pesos “fuera”, pueden pagar con sus chipis y consumir a los mismos conocidos. 

Por eso, es importante que las personas que pertenecen al grupo sean productores de bienes y servicios, y al mismo los productores sean consumidores afines a lo que se ofrece. Todos deben producir, y consumir; de otra manera no habría un movimiento real de la moneda, dice Gutiérrez Pliego.

[relativa2]

Otra de las condicionantes es que la comunidad se mantenga exclusiva y no sobrepase los 60 integrantes, pues su base es la confianza, que crea lazos de compra-venta conscientes y con la seguridad de que el cobro es justo y además no se generarán billetes falsos. Una sobrepoblación del flujo de la moneda generaría que terceros se conviertan solo en consumidores, sin ofrecer algo a cambio, y detienen el movimiento constante de la moneda.

Gabriela explica algo similar pasó con la moneda puesta en circulación en 2006 desde Veracruz: el tumin. La moneda se expandió tanto, a otros Estados, a otras personas, que ya no eran pertenecientes a la comunidad original “y ahora compran hasta una coca”, lo cual es incongruente con la ideología original de la moneda independiente, pues ya no es un consumo interno, entre locales.

Los Chipis tienen en común una ideología de auto sustentabilidad, cuidado del medio ambiente y el cuerpo, por lo que sus servicios y productos son de su necesidad y de acuerdo a la misma ideología. Hasta el momento en la matricula está dado de alta la venta de café, chocolate, frutas y verduras orgánicas, plantas, semillas, pan artesanal, comida vegetariana, tacos, pizzas, pambazos, mermeladas, empaques alternativos al plástico, pasteles y quesos veganos, jabones, shampoo, aceites, artesanías, entre otros.

Además de servicios como consultas médicas, cursos de idiomas, clases para niños, servicio de niñera, ropa, campamentos, acondicionamiento físico, danza, yoga, manejo de redes sociales, marketing, diseño gráfico, decoración de interiores, carpintería, organización de eventos, cursos de cocina, asesoría para creación de huertos, por decir algunos.

“Te obligas a diversificar tus servicios y habilidades que tal vez no sabías que tenías”, dice Gabriela, además que tus conocimientos pueden tener alto valor para alguien que lo busque, y generar ganancia extra sin la necesidad de verlo como un trabajo obligado.

[relativa3]

Cinco claves sobre el uso de los chipis en Xalapa 

1.-La moneda solo puede ser utilizada por los mismos integrantes. Esto quiere decir que, por ejemplo, no se usarán chipis como regalo, o pago a terceros fuera del grupo.

2.-Los pagos de productos y servicios deben ser en mínimo 50 por ciento chipis, y lo restante en pesos. Lo ideal es que los pagos fueran 100 por ciento en chipis, sin embargo, se entiende que se necesitan pesos para comprar la materia prima para la elaboración de ciertos productos.

3.-Cada vez que se entregue un chipi se debe firmar en la parte de atrás (la persona que lo da) para saber cuántas veces círculo y posteriormente facilitar el balance.

4.-Cada segundo sábado del mes se realizará un mercado para reunirse todos, conocerse mejor y ver los productos y servicios que cada quien ofrece.

5.-Gabriela invita a las personas a unirse a este tipo de alternativas de consumo, pues, considera, crea comunidades autosustentables, que auxilian a las personas a sobrellevar el impacto de la situación económica por la que pasa Veracruz, “no hay nada que perder”.

Versión para impresión