• Estado

Ante impunidad, Claudia ofrece recompensa por asesino de su hija

  • Fernanda Torres
Con apenas 21 años, Alondra era recién egresada de la Licenciatura en Comercio; autoridades dejaron escapar al presunto culpable del crimen

Veracruz, Ver.- Son casi las ocho de la mañana y Claudia no recuerda a ciencia cierta cómo llegó al lugar, solo sabe que su hija está tendida junto a sus pantuflas sobre una jardinera a cinco casas de la suya, ella desesperada intenta acercarse para sostener a su niña. No la dejan hacerlo, eso alteraría la escena del crimen.

El feminicidio cometido en el fraccionamiento La Florida sigue sin ser resuelto a pesar de que se conoce el nombre del asesino y que había una Alerta de Violencia de Género declarada desde el 24 de noviembre de 2016 en los municipios de Boca del Río, Coatzacoalcos, Córdoba, Las Choapas, Martínez de la Torre, Minatitlán, Orizaba, Poza Rica, Tuxpan, el Puerto de Veracruz y Xalapa.

La madre de la víctima asegura que, si las autoridades hubieran buscado en el domicilio del ahora fugitivo en cuanto fue señalado como la última persona que vio a su hija con vida, él ya estaría tras las rejas.

Durante 2017, el Observatorio Universitario de Violencia Contra las Mujeres del Estado de Veracruz de la Universidad Veracruzana reportó 239 casos de mujeres asesinadas en la entidad, prácticamente 22 mujeres al mes.

Según recuentos periodísticos hechos por E-Consulta Veracruz, van más de 110 casos de feminicidios en el estado de Veracruz del primero de diciembre de 2018 al nueve de junio de 2019.

[relativa1]

 La última noche

-Mamá, me dijo Luis que venía como a las nueve a dejarme las llaves, dice que quiere hablar conmigo

-No vayas a regresar con él, es bien celoso. Le contesta Claudia a su hija Alondra.

Es el domingo 10 de septiembre de 2017, alguien toca la puerta. Doña Claudia, la mamá de Alondra y Casandra se apresura a abrir, es Luis Gustavo, el exnovio de Alondra.

En seguida, el joven se disculpa con la señora por haber sacado una copia de las llaves de su casa sin su autorización y le pregunta por la chica, él dice que le dará las llaves a ella.

Alondra sale de su casa y se sienta afuera con Luis Gustavo. Dos horas más tarde entran a la casa pues comenzaba el segundo frente frío del año. "Ponte suéter hija", fueron de las últimas palabras que Claudia le dijo a su hija.

Su conversación duró horas, la madre de la joven estuvo despierta hasta pasadas las dos de la mañana. "Yo veía la tele en la sala, entre ratos me asomaba por la ventana, todavía salí con el pretexto de colgar la basura afuera y ellos seguían ahí", aseguró Claudia. "Me quedé dormida en el sillón con la tele prendida".

[relativa2

]Luis Gustavo García Narcia

Alondra Suarez Correa, conoció a Gustavo García en una reunión con amigos en la que ambos coincidieron, el interés demostrado por el joven fue muy claro y los chicos comenzaron a salir. Un mes la estuvo pretendiendo hasta que comenzó su relación.

Claudia describe a Gustavo como alguien cuidadoso con su imagen sumamente meticuloso con sus palabras, sin embargo, los abogados que llevaban el caso de Alondra encontraron que nada de lo que él les había enseñado en fotos sobre su familia era real.

"Mira mamá, Luis acaba de tender su cama", "¿Ya has ido a su casa?", "No, pero me dijo que un día me va a llevar a conocer a su mamá", una conversación entre Claudia y Alondra.

Luis Gustavo García Narcia de 19 años, según los datos en la ficha de la Fiscalía General del Estado, siempre presumió de tener una gran casa, con objetos materiales importantes, además de indicar ser alumno del CETMAR.

"Se sabe que se tomaba fotos en casa de amigos y era lo que subía a redes sociales. De hecho, en mi casa se tomaba fotos en la pantalla de la sala", contó la mamá de Alondra.

Tiempo después del asesinato de Alondra, los abogados comenzaron a investigar sobre el joven y encontraron que sus únicas posesiones eran tres pares de zapatos y una cesta con ropa, no había ninguna habitación con edredón. Luis Gustavo habitaba en una sola pieza donde se juntaba sala, cocina y literas para descansar.

Luego de la información recabada para el caso, se supo que el joven no estudiaba ni trabajaba, a pesar de haberse presentado en la casa de su exnovia con uniforme del Centro de Estudios Tecnológicos del Mar.

[relativa3]

"Tengo que decirte algo de Alondra"

Hacia las cinco de la mañana del 11 de septiembre de 2017, Claudia se levantó para ir a trabajar, pues entraba a las seis y media. Revisó las camas de sus hijas y notó que Alondra no estaba; desesperada comenzó a marcar y no recibió respuesta alguna.

Al final pensó que Alondra se había reconciliado con Luis y habrían salido en la madrugada a tomarse algo, optó por no pensar mal e irse a trabajar.

Cuarto para las siete de la mañana de ese día su teléfono suena, era un vecino:

"Tengo que decirte algo de Alondra", en seguida le dieron la noticia, su pequeña había aparecido muerta a escasos metros de su casa.

 "No juegues Juan Carlos, no es cierto", fue la respuesta de una madre desesperada por saber qué pasaba con su hija. De inmediato salió del restaurante donde laboraba ubicado en el centro de Veracruz.

"No sé ni cómo llegué, mientras manejaba le expliqué la situación a mi mamá que vive en México y entró en shock, yo llegué a la casa y me estacioné rápido enfrente, corrí hacia la jardinera del otro lado de la calle y ahí estaba ella, la zona acordonada y la gente amontonada ahí.”

Tres puñaladas en el cuello y una en el tórax fueron las heridas que le causaron la muerte a Alondra, una chica de 21 años recién graduada de la carrera en Comercio Exterior.

Ahora

El proceso de continuar para la familia de Alondra ha sido muy difícil, la lentitud de las autoridades para hacer justicia al crimen descrito por su madre no tiene igual.

La madre y la hermana menor de la víctima han recurrido a terapia para sobrellevar el duelo, el plan para el cuerpo de Alondra era ser incinerado, pero debido a que el culpable no ha sido detenido, esto no es posible.

Como en todos los casos de feminicidio, su familia nunca podrá reponerse de semejante pérdida, pero intentan desde sus trincheras, generar conciencia y difusión a través de su caso para que cada vez sea menor el número de mujeres asesinadas en el estado.

"Lejos fue, tiempo atrás, poco a poco se pierde lo que amé de verdad", suena en la tele. Doña Claudia le pregunta a su hija menor, Casandra, si es la canción de la película Anastasia, la chica afirma y al momento la señora le pide que le cambie a la televisión.

Anastasia era la película favorita de Alondra Suarez Correa, su hija mayor quien fue asesinada por su exnovio, mismo que se encuentra prófugo desde el mismo día en que ocurrió el feminicidio, "era una niña muy tranquila, no me causaba ningún problema", expresó su madre.

"Su primer día de jardín de niños no quería entrar, lloró mucho, tenía miedo, yo le pregunté si quería regresar al día siguiente y muy entusiasmada dijo que sí (...) al día siguiente volvió a llorar", concluyó Claudia mientras se ríe. Así recuerda a su hija.

A la comunidad en general se ofrece 250 mil pesos como recompensa a quien o quienes proporcionen información veraz y útil, que coadyuve eficaz, eficiente, efectiva y oportunamente para la localización de Luis Gustavo Narcia García.

Los datos para la localización de dicha persona, deberán ser proporcionados en las instalaciones de Guízar y Valencia No. 707, colonia Reserva Territorial, al número 01 800 89 06 863 o correo recompensa.fge@veracruz.gob.mx

Versión para impresión