• Veracruz

Torre Pediátrica ofrece tratamiento para cáncer a cambio de censura

  • Fernanda Torres
La mamá de un pequeño con cáncer es persuadida por trabajadores del hospital para que borre sus publicaciones a cambio de la quimioterapia

Veracruz, Ver. - La mamá de un pequeño con cáncer es persuadida por trabajadores del hospital para que borre sus publicaciones a cambio de quimioterapia para su hijo, luego de manifestar a través de distintos medios, el desabasto de medicamentos para cáncer en la Torre Pediátrica de Veracruz.

"A mí el hospital se me acercó y me dijo: Tenemos unos tratamientos, te los vamos a dar, pero sí necesito que quites de tus redes que no te estamos dando el apoyo", contó a E-Consulta Veracruz, Viridiana, quien confesó tener miedo de represalias pues su hijo continúa siendo tratado en la institución.

Después de haber sido diagnosticado con cáncer en la medula a los dos años de edad, el pequeño Ramsés continua en la lucha junto a su familia por tener una larga vida con calidad, a pesar de que los medicamentos que necesita para su tratamiento no siempre son suministrados por la Torre Medica de Veracruz.

La medicación que el niño recibe se llama Temozolomida y es un tipo de quimioterapia. El frasco contiene cinco pastillas y tiene un costo de seis mil 200 pesos, gasto que la familia ha tenido que solventar cuando el hospital reporta no tener el tratamiento en su farmacia esto desde hace tres meses.

Es vital que el medicamento sea suministrado de manera puntual día tras día ya que, por intervalos, no hay efecto alguno.

Diagnóstico

Ramsés fue mal diagnosticado al año dos meses de nacido, su mamá lo llevó con un neurólogo del ISSSTE pues el niño presentaba enfriamiento en la mano izquierda.

Este médico comenzó a tratarlo por epilepsia y al ver que otras partes del cuerpo del niño se enfriaban y la movilidad de su cuello de perdía, optó por hacerle una resonancia magnética que reveló casi de inmediato el ependimoma grado 2.

[Relativa1]

El ependimoma es un tipo de tumor que se aloja en la medula espinal; por el área en la que se encuentra, se trata de un tumor irresecable, es decir, no se puede retirar. El único tratamiento que Ramsés recibe es quimioterapia.

Ya que el tumor no se puede remover, la tarea del medicamento consiste en alentar su crecimiento y prolongue la vida del pequeño hasta que surja otro tratamiento.

Por su condición médica, Ramsés no tiene una excelente motricidad, pero sin duda, eso no lo frena para desenvolverse como un niño promedio de cinco años; él corre, grita, juega y platica como cualquiera de su edad, Viridiana, su mamá, asegura que su pequeño es muy inquieto y que, si fuera por él, se la pasaría jugando futbol.

El menor

El pequeño se levanta alrededor de las nueve de la mañana, su abuela lo despierta y desayuna, debido a que aún no ha podido asistir al jardín de niños, su familia opta por enseñarle en casa los conocimientos básicos hasta que los médicos consideren que puede incorporarse a una escuela regular.

"Mi hijo come solo, corre solo y habla de todo, su enfermedad no le quita capacidad", dijo Viridiana sobre su niño.

Ramsés adora Mickey Mouse y Sonic, pero si lugar a dudas su modelo a seguir es Spiderman, este personaje sumamente hábil quien con los movimientos más agiles, siempre termina salvando al mundo.

Pese a su corta edad, el niño de cinco años es consciente de su padecimiento, "Hasta cierto punto le explico qué es lo que está pasando, no como tal porque no lo voy a estresar, pero como niño, sabe que está en un tratamiento, pero no pasa nada y a seguir", dijo Viridiana.

[Relativa2]

La medicación  

Aunque las quimioterapias de Ramsés deberían ser cubiertas por el Seguro Popular mediante la Torre Médica, en la práctica no sucede así, el niño necesita cuatro frascos con cinco pastillas al mes para continuar con la lucha contra el cáncer.

"Ya cuando llegábamos a farmacia, nos decían: te vamos a surtir uno de los cuatro, regresa para la próxima semana a ver si hay o regrese en 15 días."

"No nos negaban el medicamento pero no nos lo daban completo" dijo Viridiana para La Silla Rota Veracruz.

Antes de usar Temozolomida, el niño requería otro tipo de quimioterapia que se suministraba vía intravenosa y la mamá cuenta que en algún punto tuvo que comprar soluciones salinas y punzocat para que el niño recibiera la dosis, pese a que cualquier hospital con atención básica debería contar con estos recursos.

"A mí como tal, no sé quién sea, pero es la de relaciones públicas el intermediario que se acercó a mí".

"Mi hijo está en manos de esas personas, yo se lo dije: De todo corazón si me la va a dar, adelante, pero yo no puedo retractarme de algo que no es mentira", contó Viridiana en referencia a la oferta del hospital.

Recaudación de tapas

La familia de Ramsés ha recurrido al apoyo de la ciudadanía veracruzana para poder comprar el medicamento del niño por medio de la recolección de tapitas de plástico.

La donación se puede llevar a cabo este lunes en punto de las cuatro de la tarde en el parque Zamora sobre calle independencia directamente con la señora Viridiana Ramírez.

Con la manita izquierda cerrada y con una ligera inclinación al caminar, Ramsés lucha día a día para ganarle la guerra al cáncer y su madre contra cualquier complicación, siempre con la esperanza de sacar más que adelante a su hijo.

[Relativa3]

Versión para impresión