• Política

Alberto Silva, ex vocero de Duarte, alista regreso político en Tuxpan

  • Carlos Caiceros
El exalcalde, ex funcionario y ex diputado federal está reclutando a quienes fueron sus colaboradores e incluso funcionarios Yunistas

Xalapa, Ver.- El ex coordinador de Comunicación Social del gobierno de Javier Duarte, ex diputado federal y ex alcalde de Tuxpan, Alberto Silva Ramos, prepara el camino para regresar al ámbito público en Veracruz, pese a los señalamientos de corrupción que hay en su contra.

A través de sus redes sociales como Facebook desde hace algunas semanas ha mostrado al público y sus seguidores las actividades que ha organizado con familiares y ex colaboradores en su paso por la presidencia municipal y otros cargos públicos. Incluso está sumando a ex funcionarios del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

Silva Ramos, quien en algún momento intentó buscar la candidatura a la gubernatura del Estado apoyado por Duarte, su amigo y jefe político, habría optado por apartarse de la vida pública una vez que se le relacionó con desvíos millonarios al interior del gobierno veracruzano.

Su reaparición se da a dos años del proceso electoral de 2021, cuando se daría su posible participación como candidato independiente. Silva Ramos, “El Cisne”, fue secretario de Desarrollo Social, de Comunicación Social y diputado federal por el distrito de Tuxpan, arropado por el PRI.

Allana su regreso

Tras la caída política de Javier Duarte, “El Cisne” se distanció de la vida pública para resguardarse con otro de sus aliados, el entonces gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello; sin embargo, Silva ahora realiza publicaciones alusivas a un “proyecto que dará a conocer pronto”, para el que ha llamado a diversos ex colaboradores.

Apenas el viernes pasado usó la fotografía de su hijo para anunciar que busca “transformar el DIF” municipal de Tuxpan y que dé atención gratuita en lo que, dijo, será el centro de rehabilitación más importante del Estado.

El político incluso presumió que entre sus aliados se encuentra la Fundación Carlos Slim, dedicada a la promoción de la salud, la educación y la tecnología mediante varios programas.

“La mejoría de mi hijo Santiago después de intensas terapias físicas derivado de sufrir un derrame cerebral por negligencia médica, nos ha llevado a mi esposa y a mí a preparar un proyecto para niños y adultos con discapacidad o daño cerebral de escasos recursos. Ya no se tendrá que ir a Poza Rica (…).

“En este proyecto estará muy cercana la fundación Slim. Pronto daremos detalles”, dice en el mensaje.

[relativa1]

Para su nueva encomienda, Alberto Silva se ha rodeado de ex funcionarios priistas y panistas.

Se menciona a Luis Ernesto López, “El Chato”. Regidor durante su paso por la alcaldía de Tuxpan, emanado de las filas de Acción Nacional y quien fue director del Consejo Municipal del Deporte durante la administración del priístas Raúl Ruiz. Ahora es coordinador de la fundación “Hacerlo bien se siente bien”.

Maryanela Monroy Flores, quien es ex directora del Instituto Municipal de la Mujer, cargo que ocupó durante la administración del priista Raúl Ruiz, además de presidenta de la asociación civil “Todo por Ti Madre Soltera” y “Promujer Tuxpan”, así como jefa regional de Prospera.

Igualmente fue coordinadora del Comité Directivo Municipal de Tuxpan del Partido Verde y candidata a la diputación federal del PVEM.

La más reciente adhesión de “El Cisne” es el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Tuxpan y la zona norte, Juan Cano, quien en su momento ocupó la delegación regional de Patrimonio del Estado, en el bienio de Miguel Ángel Yunes, cargo que dejó para aspirar a la candidatura a la diputación local, misma que no logró.

Además de estos personajes suenan otros nombres como el de Silvestre Pastrana Acevedo, quien fue director médico del DIF Tuxpan en su administración y quien hace unos días ofreció una rueda de prensa para hacer un pronunciamiento público en contra de la campaña auditiva que lleva acabo en el municipio de Tuxpan la diputada local Monserrat Ortega, panista que también en últimas fechas ha tenido actividad en el municipio, con miras a la alcaldía.

Predomina impunidad

El regreso de Alberto Silva ocurre cuando el ex gobernador, Javier Duarte, su padrino político, implementó una campaña en medios de comunicación para insistir en su inocencia con respecto a los delitos que se le imputan de uso de recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

El ex mandatario ha señalado en varias ocasiones que su detención en Guatemala fue un montaje del Gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto y que se entregó para que dejaran de presionar a su familia.

En 2017 la Fiscalía General del Estado (FGE) abrió una investigación contra Alberto Silva debido a la presunción sobre encubrimientos de pagos por al menos 500 millones de pesos a 10 empresas “fantasma” durante su gestión como coordinador de Comunicación Social en el Gobierno Duartista, bajo el argumento de que realizan actividades de difusión.

Por este hecho se abrió la carpeta de investigación FGE/FIM/CI/36/2017, puesto que según el organismo se habrían hecho comprobaciones fiscales para encubrir pagos a empresas inexistentes como en el caso de Anzara S.A. de C.V., Carrirey S.A. de C.V., Centro de Recursos de Negocios CERENE S.A. de C.V., Publicidad Akkira S.A. de C.V., Desarrolladores Mercalim S.A. de C.V., Saervizios Oktagonales S.A. de C.V.., Marvercar S.A. de C.V., Merca Carrey S.A. de C.V., Mogarver S.A. de C.V. y Ravsan Servicios Múltiples S.A. de C.V, con quienes el Gobierno no tenía contratos ni procesos de licitación.

[relativa2]

La Fiscalía General de Veracruz solicitó desaforar al entonces diputado federal por el PRI, aunque esta solicitud no prosperó ante la Cámara de Diputados.

A pesar de ello, Silva Ramos contestó en una declaración por escrito que no fue cómplice de los desvíos de recursos, culpando a su antecesora en la Coordinación de Comunicación Social, Gina Domínguez, de ser quien autorizó los pagos.

Dicha ex funcionaria también fue investigada y continúa su proceso penal, así como el entonces tesorero Tarek Abdalá Saad, ex diputado federal del PRI en la misma Legislatura que Silva Ramos.

“Si en esa tramitación existió la comisión de alguna conducta delictiva (…) no tengo nada que ver con ello y jamás me interesaría encubrir a nadie que deba enfrentar la justicia por haber actuado en contra de la legislación aplicable”, señaló el ex funcionario.

Hasta la fecha la Fiscalía General de Veracruz, a cargo de Jorge Winckler, sigue sin proceder en contra de “El Cisne”.

[relativa3]

Versión para impresión