• Estado

Plan de austeridad de Cuitláhuac genera solo 10 por ciento de ahorro prometido

  • Isabel Ortega
Los destinado para remuneración de personal temporal y permanente aumentó en 307 millones 402 mil 740 pesos

Xalapa, Ver. - De cada 100 pesos que se destinaron a la operación de las dependencias del gobierno de Veracruz en los primeros seis meses del año, la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) ahorró un peso, como parte del plan de austeridad que implementó Morena al inicio de la administración de Cuitláhuac García Jiménez.

Datos del Segundo Informe Trimestral de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) reporta que en el primer semestre del año se logró ahorrar 725 millones 838 mil 420 pesos del presupuesto destinado a la operación de 17 oficinas que forman parte del Ejecutivo.

Al inicio del año, cuando el Congreso dio una dispensa al gobernador Cuitláhuac García, para ajustar el ejercicio del presupuesto, se ofreció reducir el gasto en 7 mil millones de pesos, sin embargo, los datos oficiales revelan que la reducción es de apenas un 10 por ciento de lo prometido.

En el primer semestre del 2018, en el gobierno de Miguel Ángel Yunes, se erogaron 57 mil 583 millones de pesos para el funcionamiento del Poder Ejecutivo, ahora el monto bajó a 56 mil 857 millones de pesos, apenas el 1.2 por ciento menos.

El recorte se dio en la compra de materiales, suministros y en el pago de energía eléctrica, telefonía, arrendamientos e internet, necesarios para brindar los servicios oficiales para el ejercicio de las tareas asociadas con la función pública.

En contra parte, se incrementó en 307 millones 402 mil 740 pesos el pago por remuneraciones del personal permanente y temporal, lo anterior, al incorporar a maestros que cobran a través del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE).

El documento oficial reporta que este año se destinaron 20 mil 742 millones 620 mil 34 pesos para el pago de remuneración del personal de las secretarías de despacho y del Gobernador. El monto implica un 1.5 más de lo que gastó Yunes Linares de enero a junio del 2018.

Se recortó en un 65 por ciento el gasto de insumos, materiales y suministros necesarios para proporcionar bienes y servicios y para el ejercicio de las tareas administrativas, el monto pasó de 696 millones 665 mil pesos a 243 millones 285 mil pesos.

Para el pago de energía eléctrica, telefonía, arrendamientos e internet, necesarios para proporcionar los servicios oficiales para el ejercicio de las tareas asociadas con la función pública se liberaron mil 192 millones de pesos; 769 millones 760 mil 591 pesos menos en relación con el último año de la administración de Miguel Ángel Yunes.

Se transfirieron 18 mil 427millones 663 mil 816 pesos por concepto de transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas, que representan 36 millones de pesos menos.

Para los otros poderes y organismos autónomos también se reportó un aumento en su operación y transferencias de fondo que en el primer semestre corresponde a 15 mil 864 millones 506 mil 316 pesos.

El historial de las promesas de ahorro

El 8 de junio del 2018, el entonces candidato a la gubernatura Cuitláhuac García propuso establecer un plan de austeridad gubernamental que lograría un ahorro de 12 mil millones de pesos.

Ese ahorro, comprometió, se utilizaría para el Fondo de Apoyos y Asistencia para Víctimas, y planteó que serviría para pagar los exámenes de identificación de restos, una actividad que no se ha realizado en la entidad de forma adecuada.

Este 18 de febrero, el titular de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, presentó las adecuaciones al Presupuesto. En entrevista planteó que la Comisión de Víctimas recibirá 90 millones de pesos, lo que representa un incremento de mil 500 por ciento, monto inferior a lo comprometido por el Ejecutivo.

El 9 de agosto de 2018, García Jiménez viajó a la Ciudad de México a reunirse con el entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador. En entrevista planteó la crisis económica que se vive en la entidad y anunció el llamado plan de austeridad, con el que se reduciría el pago de salarios y aguinaldos a la burocracia estatal, en especial a los altos mandos.

En su proyección, reiteró un ahorro de 12 mil millones de pesos y planteó antes los medios el recorte a su sueldo en un 30 por ciento, para quedar en 57 mil pesos mensuales, en tanto que, para secretarios, subsecretarios y directores generales de área, la reducción será de 10 por ciento y se eliminarán compensaciones.

El 14 de agosto del 2018, dio una entrevista a un diario de circulación local, y adelantó que desde el primer día de su gobierno se bajará el salario en un 30 por ciento para ganar 57 mil pesos y varió el anuncio de la reducción de funcionarios menores. Planteó una reducción de 15 por ciento menos que los funcionarios que laboraban con Miguel Ángel Yunes Linares. Mantuvo la idea de reducir la compensación.

“Si nosotros quitamos compensaciones y aplicamos esta disminución vamos a tener un ahorro de 2 mil millones de pesos al año”, detalló.

El 1 de diciembre, cuando rindió protesta como Gobernador Constitucional, adelantó que remitiría la Ley de Austeridad, en el que planteaba la disminución de salarios a partir del 1 de enero del 2019.

Las nuevas cifras contemplaban un 23 por ciento menos en su salario; un 13 por ciento a los secretarios del gabinete; un nueve por ciento a los subsecretarios o directores generales, y un siete por ciento a los directores de área o subdirectores.

El 28 de diciembre, el Congreso local aprobó la Ley de Austeridad, que obligaba a la reducción de gastos en la administración pública, que hoy reportan un ahorro de poco más de 700 millones de pesos.
 

Versión para impresión