• Estado

Así despidieron a Silvia, petrolera asesinada en Minatitlán

  • Tamara Corro
El 15 de agosto la joven salió a hacerse un pedicure; fue raptada, asesinada y calcinada, y sus victimarios la abandonaron en un basurero

Minatitlán, Ver.- Entre llanto, dolor, enojo e indignación familiares y amigos dieron el último adiós a Silvia Jazmín Alpuche Almendariz de 25 años de edad, después de que su cuerpo fuera hallado calcinado de las rodillas a la cabeza en un basurero clandestino el pasado 16 de agosto.

Desde las primeras horas de este domingo 18 de agosto llegaron los restos de Silvia en un ataúd blanco a la funeraria del Sindicato Petrolero de la Sección 10 en la Colonia Cuauhtémoc.

Junto con ella llegaron sus padres, "muertos en vida", después de que ayer fuera confirmado que las pruebas de ADN pertenecían a su única hija y les entregaran sus restos a 3 días de encontrar parte de su cuerpo.

Cabe señalar que de acuerdo a fuentes cercanas a la familia, una noche antes de sus desaparición Silvia había acudido a un establecimiento a hacerse pedicure y de ahí ya no se supo nada, al saber sus padres del cuerpo hallado en el basurero, la identificaron  por los pies y el pedicure recién hecho, sin embargo tenían que esperar las pruebas de ADN.

[relativa1]

Poco a poco la funeraria se fue llenando de gente que acudía con la familia a acompañar y darles el pésame a los papás, con la esperanza de que un abrazo les borraría un poco la pesadilla que padecen.

A pesar del ambiente doloroso, el lugar se veía colorido por los numerosos arreglos florales que les enviaron a la familia, los cuales rodeaban al ataúd y a una pequeña mesa donde se encontraba una fotografía de una sonriente Silvia en vida, así como 1 vaso con agua, 2 veladoras blancas y un pequeño arreglo floral.

Entre el murmullo de la gente se escuchaba decir la molestia que tenía la familia de Silvia con algunos medios de comunicación que publicaron una supuesta recompensa a quien entregara al ex novio de nombre Aldo, a quien señalan de ser el responsables, sin embargo esto no fue así, aseguraron que la familia no pidió ninguna recompensa, lo único que piden es justicia para esta joven que trabajaba la Refinería "Lázaro Cárdenas" y que fueron truncados todos sus sueños.

Además, algunos allegados a la familia también  exigieron justicia,  que las autoridades esclarezcan lo más pronto el caso y den con él o los culpables 

A las tres de la tarde fue trasladado el ataúd hasta el Panteón Hidalgo en ese mismo municipio para darle la santa sepultura.

[relativa2]

Versión para impresión