• Estado

Veracruz repite primer lugar nacional en secuestros, en agosto

  • Fernanda Torres
Cerró el mes como el estado con el mayor número de denuncias por este delito en todo el país

Veracruz, Ver.- Veracruz cierra el mes agosto como el estado de la República con el mayor número de denuncias por secuestro, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

La incidencia en Veracruz supera casi al doble las denuncias por secuestro ocurridas en la Ciudad de México y el Estado de México, que con 138 casos cada uno, se ubican en el segundo sitio nacional; mientras que triplican los ocurridos en el estado de Puebla, que con 60 casos ocupa el tercer sitio en el país.

Incluso sumando las 42 denuncias por casos del fuero federal, Veracruz sigue estando a la cabeza en el número de casos, ya que en este ámbito solo es superado por 13 denuncias por el Estado de México.

Con 218 denuncias la entidad veracruzana suma casi una cuarta parte del total de los secuestros ocurridos hasta el mes de agosto en todo el país, que alcanzó las 937 denuncias por este delito.

Es decir, en promedio ocurrieron seis secuestros cada semana en Veracruz, casi uno diario.

Las estadísticas lo convierten en uno de los temas más graves que afrontará la encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE), Verónica Hernández Giadáns, quien detalló que el nuevo responsable de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS) fue recomendado por la Policía Federal.

"He pedido apoyo precisamente porque queremos un Veracruz que se transforme y gente capacitada es la que está trabajando", declaró al respecto.

Sobre todo, si se considera que existe un aumento exponencial, ya que los casos denunciados hasta agosto del 2019 superan al número registrado en todo el 2017 y 2018 en el estado, periodo en el que el SESNSP reportó 172 y 175 secuestros, respectivamente.

Si se compara el número de secuestros ocurridos el año anterior al mes de agosto, estos se duplicaron.

Además, se dispara en comparación con el 2015 y 2016, años en los que se tiene registro de 70 y 73 secuestros en el mismo periodo de referencia.

En términos reales el incremento de la incidencia de secuestro en Veracruz fue de 65 por ciento entre un año y otro.

[relativa1]

Xalapa y Veracruz encabezan la lista

En 70 de los 212 municipios del estado de Veracruz se registró al menos un caso de secuestro entre el 1 de enero y el 30 de julio del 2019, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Xalapa, la capital veracruzana, se encabeza la lista con 14 denuncias, seguido por el municipio de Veracruz, que reporta en el mismo periodo 13 secuestros y Martínez de Alatorre con 11, con esto se podría mencionar que el corredor de la región centro es el de mayor incidencia.

Coatzacoalcos, Córdoba y Fortín ocuparían el cuarto puesto en un conteo estatal, con 8 casos cada uno, superando por uno a Camerino Z. Mendoza y Orizaba, mientras que Yanga y Cosoleacaque con cinco casos se ubican en el sexto puesto.

De la región norte del estado Papantla, Pánuco y Tuxpan aparecen en la lista con tres casos cada uno.

[relativa2]

Víctimas y victimarios

Los perfiles de las víctimas de los secuestros en Veracruz son diversos, ya que van desde aquellos empresarios o políticos con alto poder adquisitivo, hasta niños, obreros y taxistas en cuyos casos la situación económica en la que viven es precaria.

También los victimarios presentan características distintas entre sí, pues en las detenciones y procesos penales abiertos se cuentan a menores de edad, expolicías, integrantes de células del crimen organizado hasta políticos y empresarios.

Entre los casos relevantes destacan el de Susana Carrera, empresaria que fue secuestrada y su cuerpo localizado el 14 de febrero del 2019 en la ciudad de Coatzacoalcos.

Sus plagiarios exigieron a sus familiares más de 4 millones de pesos por su rescate, dinero que no pudieron reunir.

Su secuestro y asesinato causó la indignación y repudio de la sociedad que en ese entonces protagonizaron marchas para exigir un alto a la violencia en el sur; el de Susana Carrera es uno de los 8 casos ocurridos en Coatzacoalcos durante el 2019.

Otra víctima, con un perfil distante al de la empresaria del sur de Veracruz, fue Carlos, un estudiante de 13 años de la escuela Secundaria General número 6 "Jesús Reyes Heroles" en Xalapa, que apareció semienterrado en una zona boscosa de la colonia Lomas de Chapultepec, en la capital del Estado.

El último recuerdo con vida de Carlos Arturo N.V., es del lunes 24 de junio, cuando despidió a Rosa -su madre- en la puerta donde ella se gana la vida como trabajadora doméstica, ese día fue secuestrado.

Una amiga con la que compartía el aula figuró en la carpeta de investigación 3920/2019 como una de las personas que presuntamente participó en el plagio del niño.

Caso similar ocurrió en el puerto de Veracruz, en donde Jorge Antonio Ruíz, hijo del líder y fundador de Los Socios del Ritmo, Luis Antonio Ruíz Pinzón ´Tonacho´, fue asesinado luego de ser víctima de un secuestro a principios de agosto.

Por medio de un comunicado difundido en redes sociales, el grupo musical confirmó los hechos el 13 de agosto, más tarde se supo que había tres personas detenidas por los hechos.

Información obtenida por E-Consulta Veracruz reveló que Juan Ubaldo, uno de los detenidos, era amigo cercano a la familia.

Unos días antes, uno de los plagiarios presumía con fotografías la cercanía que guardaba con la víctima y su padre.

El presunto secuestrador era parte del staff de la agrupación campechana, incluso, en ocasiones trabajaba como mesero en el café-bar, propiedad del músico que está ubicada en el fraccionamiento Geo del Puerto, al poniente de la ciudad de Veracruz.

[relativa3]

Exdiputados implicados en secuestros

Si bien, la mayoría de los secuestros ocurridos en la entidad son atribuidos a grupos de la delincuencia organizada y a pequeñas bandas, en Veracruz dos exdiputados cuentan con procesos penales abiertos por este delito.

Se trata de Manuel Francisco Martínez y Édgar Spinoso Carrera, ambos abanderados por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Manuel Francisco Martínez, fue detenido en enero de 2019 y posteriormente vinculado a proceso por secuestro en agravio de la hoy secretaria del Trabajo de Veracruz, María Guadalupe Argüelles Lozano.

Sin embargo, el exlegislador convenció a una juez para evadir la prisión preventiva oficiosa y vivir su juicio desde la comodidad de su casa, en una de las zonas residenciales de Xalapa.

De acuerdo con el artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el delito de secuestro es meritorio de prisión preventiva oficiosa, es decir, no existe la oportunidad para que el imputado, en este caso el exlegislador del PVEM enfrente su proceso penal desde otro sitio que no sea la cárcel.

No obstante, Francisco Martínez alegó padecer una enfermedad grave y fue trasladado al hospital doctor Rafael Lucio, ubicado en Xalapa; aunque su salud mejoró no regresó a prisión y fue beneficiado para seguir la condena desde su casa.

En el caso de Édgar Spinoso Carrera, exdiputado federal duartista, se mantiene prófugo de la justicia.

Es acusado de haber secuestrado el pasado 30 de mayo a dos ingenieros de la empresa Mota Engil México, junto con su sobrino y hermano.

Aunque los dos familiares del también ex oficial mayor de la SEV ya fueron vinculados a procesos, Édgar Spinoso sigue forajido.

Su escape puso en duda a la Fiscalía General del Estado (FGE), en ese entonces a cargo de Jorge Winckler Ortiz, quien ahora se también se encuentra prófugo con tres órdenes de aprehensión en su contra, una de ellas por privación de la libertad.

De mantenerse la tendencia, el estado de Veracruz podría cerrar el 2019 como la entidad con más secuestros en el país, lo que hasta ahora está confirmado es que este año es el peor de los últimos cuatro en lo que respecta a la incidencia de este delito en donde las víctimas, por las características mencionadas, puede ser cualquiera.

Versión para impresión