• Veracruz

En el abandono y endeudados, así viven en Hacienda Sotavento

  • Fernanda Torres
Quienes adquirieron su patrimonio en este fraccionamiento fueron estafados y se ven afectados por la falta de servicios básicos

Veracruz, Ver.- En total abandono y con una deuda que podría alcanzar los 11 millones de pesos ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es como se encuentran los más de ocho mil vecinos del fraccionamiento Hacienda Sotavento.

Casas Geo, la empresa con mayor producción de vivienda a nivel nacional en 2012, se declaró en quiebra en el año en 2018 dejando sin municipalizar este fraccionamiento.

El problema más grave que enfrentan son los constantes cortes en el suministro de agua, debido al adeudo que la empresa inmobiliaria dejó con la CFE por la operación del pozo de agua que abastece las viviendas.

La alternativa que tuvieron vecinos fue iniciar gestiones con Comisión Federal de Electricidad y para buscar la reconexión del servicio.

Un comité integrado por vecinos del lugar está intentando organizar al resto de los habitantes para pagar una cuota por casa o departamento de mil 500 pesos para cubrir un problema que debió resolver Geo.

La deficiencia en los servicios básicos, como falta de agua potable y recolección de basura llevaron a que las más de ocho mil viviendas habitadas se encuentren en tierra de nadie, pues pocos son los que tienen escrituras de sus hogares.

“Aquí es contingencia porque no hay agua, no hay nada, no hay servicios, no hay nada, esta gente está en el limbo”, contó para E-Consulta Veracruz, Luis Illescas, agente inmobiliario.

Los vecinos del fraccionamiento insisten en que cada vez es más difícil habitarlo ya que al no haber un buen alumbrado, mantenimiento de áreas verdes y demás áreas comunes, el lugar se ha vuelto sumamente inseguro.

De acuerdo con los testimonios, el Ayuntamiento de Veracruz les dio la espalda, pues al no ser un fraccionamiento municipalizado, no atiende sus peticiones, a pesar de que la alcaldía de Fernando Yunes Márquez ejerce el cobro del impuesto predial.

Es importante recordar que, según el código fiscal municipal, este impuesto se destina a cubrir los pagos de servicios básicos.

E-Consulta Veracruz buscó la postura de la autoridad municipal, sin embargo, no fue posible debido a que la persona encargada de comunicación social del ayuntamiento de Veracruz, Marisa López Collado no atendió la solicitud.

[relativa1]

Invasiones de casas

“Esa departamento, el de la esquina, nadie lo habita pero tiene dueño y una vez, llegaron unas personas a invadirlos, a los meses llegó la dueña junto a la policía mientras no estaban los invasores y les sacaron todas sus cosas, la misma gente que vive aquí al ver muebles en la calle y ropa, se llevaron todo.” contó una vecina y testigo de los hechos.

Algo interesante de este testimonio es que ella no descarta incurrir en invasión de vivienda, pues conoce casos donde personas se han apropiado de más de una casas en el fraccionamiento y no han tenido problemas legales, por el contrario, han llegado a convenios con Infonavit para comenzar a pagar poco a poco la casa que tomaron.

Aseguró que se atrevería porque el departamento que habita dentro Hacienda Sotavento no es suyo, sino rentada, explicó que, si no invade una casa con dueño, es porque tiene hijos más pequeños y si llegan a “agarrarla”, le preocupan sus hijos.

De entrar a las etapas tres y cuatro de Hacienda Sotavento, se pueden ver edificios en obra negra que ya están habitados, es justo la zona que los vecinos con más antigüedad califican como insegura pues desconocen a quienes viven ahí.

Estas personas llegaron poco a poco a instalase en estos inmuebles que por dentro no cuentan ni con repello o instalación de luz eléctrica hecha por CFE.

En lugar de ventanas, hay cartones, sabanas o toallas de baño colgados para proteger la intimidad y la visión al interior de los departamentos.

Quiebra de Corporación Geo

En el año 2013, esta empresa se declaró endeudada al no lograr hacer un pago de más de 2 millones de pesos bajo concepto de intereses bursátiles a la Bolsa Mexicana de Valores.

Un año después, en 2014, esta corporación logró la reestructuración de su deuda que para esas fechas ascendía a 17 millones de pesos.

Es en este momento cuando bancos como Banorte, (el principal aportador de efectivo a Geo), inyectaron cerca de 3 mil millones de pesos, con lo que la constructora se comprometió a concluir los proyectos que tenía en puerta (77) y a comenzar 37 más para liquidar sus deudas.

En esta tesitura, para el año 2018 Sólida, filial inmobiliaria de Grupo Banorte, principal aliado de Geo, comenzó una batalla legal en contra de la empresa por incumplimiento de obligaciones pues las compañías era socias.

Fue precisamente en este año cuando la Corporación Geo disolvió y liquidó la sociedad para no perjudicar a los accionistas (Distintos bancos que la rescataron en 2014) y evitar la demanda.

Esto último sin tomar en cuenta los proyectos de vivienda que tenían pendientes, en este caso Hacienda Sotavento en el municipio de Veracruz.

[relativa2]

Hacienda Sotavento, la promesa.

Cristina contó que un día decidió junto a su marido comprar una casa, muchas fueron las colonias y fraccionamientos que visitaron, sin embargo su esposo al llegar a Hacienda Sotavento, quedó prendado.

“Yo me había ido a mi pueblo cuando me marca y me dice, ya tienes tu casa, le pregunto, ¿Dónde? Y me contesta, en Hacienda Sotavento.

Cristina contó que cuando entró por primera vez, las calles estaban limpias y bonitas, no había basura e incluso, fuentes decoraban el lugar, nunca se imaginaría las carencias que viviría al adquirir su casa.

-¿Tiene idea de quién o quienes conforman el comité para la reconexión de luz a la bomba de los pozos?

- No, la verdad no.

-¿Y usted está de acuerdo en pagar esta cantidad de dinero (1500 pesos) ?

- Pues para no quedarme sin agua, sí. Es necesaria para todo.

“Con el tiempo todo se fue echando a perder cuando se fue a la quiebra Geo, se arruinó Geo y nos arruinó a todos.”

[relativa3]

Versión para impresión