• Estado

Sin consenso: Morena vuelve a aplazar nombramiento de magistrados

  • Isabel Ortega
Suspendió sesión de la Diputación Permanente y retrasaron la designación de los 13 magistrados del TSJE

Xalapa, Ver. - “Los diputados me pidieron tiempo para analizarlo”, es el argumento recurrente del Presidente de la Mesa Directiva del congreso de Veracruz, José Manuel Pozos Castro, cada ocasión que se ha postergado la elección de 13 magistrados, por una aparente falta de votos del grupo legislativo de Morena.

Actualmente se están “negociando” 13 magistraturas pendientes de ocupar en el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) desde el año 2017, y se afinan elementos jurídicos para poder sustituir a Marcos Even Torres, Fiscal Anticorrupción del Estado, quien se ausentó de su cargo desde el pasado 3 de septiembre y es prófugo de la justicia.

Este 4 de octubre se había citado a una sesión de la Diputación Permanente y se sometería a votación la designación de los nuevos togados, además de exponer, por acuerdo de la Junta de Coordinación Política, el mecanismo para sustituir al Fiscal Anticorrupción.  La reunión se pospuso para el jueves 10 de octubre.

La exigencia de la oposición de proponer algunos militantes con perfil judicial, ha provocado un nuevo retraso en la revisión del dictamen que llevaría a nombrar a 13 integrantes del Tribunal Superior de Justicia (TSJE) por un periodo de 10 años, sin embargo, se afirmó que el tema era para analizar el perfil de los postulados.

A través de los medios de comunicación diputados del PAN y el PRI han externado la necesidad de negociar las magistraturas, en proporción a la representación que hay en el Congreso, con el argumento que en el pasado siempre se dieron ese tipo de acuerdos y que debe dar prioridad a gente con la experiencia en el trabajo judicial.

Y a pesar de que el Presidente de la Mesa Directiva, José Manuel Pozos Castro, afirmó que los diputados estaban analizando el tema, sus homólogos del PRI y PAN, expusieron que aún no conocen la lista de propuesta, lo que evidenció la falta de acuerdos.

[relativa1]

García Jiménez forzó el jaloneo

El pasado 16 de septiembre el Gobernador Cuitláhuac García abrió la puerta a “repartir” los espacios, cuando declaró que estaba revisando con el Presidente de la Mesa Directiva de la 65 Legislatura y de la Jucopo, José Manuel Pozos y Juan Javier Gómez Cazarín, respectivamente, a fin de que las postulaciones lleguen con el aval de la mayoría y se logren los 34 votos necesarios.

"Tiene que ser en consenso, lo que estoy analizando y dialogando con el presidente de la Mesa Directiva y con el presidente de la Junta de Coordinación Política es que se vaya abriendo un consenso, un diálogo para las propuestas para que cuando vayan allá (al Congreso local) sean aceptadas", declaró en el marco del desfile cívico-militar para conmemorar la Independencia de México.

En días recientes se difundió una lista de posibles candidatos que incluyen a Denisse de los Ángeles Uribe, Jesús Danilo Alvízar Guerrero, Jacobo A. Domínguez Gudíni, Clemente Nagasaki Condado Escamilla, Sofía Martínez Huerta, y Esteban Martínez Vázquez, pero fue cuestión de horas para que se desmintiera la filtración.

Días más tarde se confirmó que Juan Javier Gómez Cazarín, Presidente de la Jucopo, ya se había sentado a dialogar con el Partido Acción Nacional, y el aún coordinador, Sergio Hernández Hernández, para negociar el tema, sin dar a conocer el número de espacios para el albiazul.

“Dialogamos todos los días y en todos los momentos, ahorita vengo de dialogar con Sergio Hernández, desayunamos (…) hay gente a la que le conviene levantar polvo. No les vamos a dar espacios, pero seguimos negociando”, declaró Gómez Cazarín el 02 de octubre.

Este viernes el Presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, José Manuel Pozos, confirmó que ya tenía el listado de potenciales magistrados, por lo que sus compañeros “le pidieron tiempo” para revisar sus trayectorias.

Para validar los nombres, se darán prioridad a la carrera judicial de los aspirantes, sin importar su militancia partidista, “ya estamos analizando los perfiles, para que puedan ser apoyados por las y los diputados”, declaró en entrevista después de que se confirmó la suspensión de la reunión de trabajo.

El argumento de que los diputados pidieron tiempo para revisar trayectorias de los potenciales togados, también fue usado como justificación el 3 de febrero, cuando se citó a una sesión extraordinaria para votar los dos juicios políticos contra el exfiscal Jorge Winckler.

En esa ocasión, planteó que sus compañeros de bancada habían “pedido tiempo” para revisar el dictamen que consideraba procedente dar continuidad al Juicio Político. En esa ocasión tardaron 19 días para llevar el tema al Pleno, sin lograr los votos necesarios para llevar el tema al Poder Judicial.

[relativa2]

Versión para impresión