• Mundo

"Joker": ¿Una obra maestra del cine o exaltación a la violencia?

  • La Silla Rota
El largometraje del villano más grande en la historia de Ciudad Gótica, ha levantado ampolla en parte del público y la crítica

"Es una película sobre un homicida narcisista que se siente con derecho a la atención del mundo", describe el crítico de cine David Ehrlich en IndieWire.

La crítica de Ehrlich, no está nada alejada de la realidad; aunque él se refiere en específico al personaje, lo cierto es que la cinta "Joker", del director estadunidense Todd Phillips, interpretada magistralmente por el actor nacido en Puerto Rico, Joaquin Phoenix, está acaparando la atención del mundo. El largometraje del villano más grande en la historia de Ciudad Gótica, ha levantado ampolla en parte del público, la crítica y hasta en sectores gubernamentales.

"Joker" es una película única en su tipo, presenta al mítico villano de cómics sin llenarlo de imágenes generadas por computadora, sin efectos visuales obvios, muy alejado de lo que hemos visto de los universos de DC Comics y Marvel. Situado entre los años 70 y 80, Phillips, nos muestra un filme adulto, inspirado en dos grandes películas de Martin Scorsese: "Taxi Driver" (1976) y "The King of Comedy", que se desarrolla en Ciudad Gótica, el cuartel por excelencia de los malos que no es nada menos que Nueva York, la central de los ricos que nos gobiernan, de las corporaciones a las que servimos, y de los medios que dictan la información que debemos consumir.

Es justo ahí, donde el personaje de Arthur Fleck, un hombre que sueña con convertirse en un comediante famoso, a quien su madre le hizo creer que llegó a este mundo "para difundir alegría y risas", tendrá que enfrentarse a una sociedad indiferente, a una mediocre vida en la que se margina a las minorías, a las personas con padecimientos mentales. El único refugio de Fleck, será su hilarante risa, esa que lo vuelve visible y que fácilmente se podría confundir con llanto, misma que dará paso a su máxima catarsis que terminará por convertirlo en el "Joker".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Don’t miss #JokerMovie this weekend. Get tickets at link in bio.

Una publicación compartida por Joker Movie (@jokermovie) el

LA POLÉMICA

La moral del filme de Todd Phillips, el cual obtuvo ocho minutos de aplausos en el Festival de Venecia, donde fue galardonada con León de Oro, ha sido duramente cuestionada por su mensaje de violencia. En redes sociales varios familiares de las víctimas del tiroteo en un cine de Aurora, Colorado, han escrito una carta al presidente de Warner Bros., en la que exponen su preocupación frente a una posible escalada de violencia y sobre la problemática que, según creen, existe en representar a un villano como el héroe de una historia. Cabe señalar, que dicho ataque al que hacen alusión, se perpetró en 2012 durante la proyección de "Batman: el caballero de la no

Queremos dejar en claro que apoyamos su derecho a la libertad de expresión. Pero, como cualquiera que haya visto una película sobre cómics puede decir, un gran poder viene acompañado de una gran responsabilidad, se lee en la misiva.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Joaquin Phoenix and director @toddphillips1 at the UK Premiere of #JokerMovie.

Una publicación compartida por Joker Movie (@jokermovie) el

Impulsados por esta misiva, y puede que también por el hecho de que el ejército de Estados Unidos está tomando acciones preventivas frente a tiroteos masivos que podrían tener lugar durante la proyección de "Joker"; Warner Bros., publicó un comunicado en el que, además de mostrarse comprometidos en la lucha contra la violencia con armas de fuego, han tenido que remarcar  que el némesis de "Batman" es un personaje de ficción.

La violencia con armas de fuego en nuestra sociedad es un problema crítico, y mostramos nuestro más profundo apoyo a todas las víctimas y familias golpeadas por esas tragedias. Nuestra compañía tiene una larga historia de donaciones a las víctimas de la violencia, incluyendo Aurora, y en las últimas semanas, nuestra sociedad controlante se ha unido a otras grandes compañías para pedir a los legisladores que aprueben leyes que aborden esta epidemia. Al mismo tiempo, Warner Bros. cree que una de las funciones de la narración de historias es generar conversaciones difíciles sobre temas complejos. No se equivoquen: ni el personaje ficticio del Joker, ni la película, respaldan la violencia de ningún tipo en el mundo real. No es la intención del filme, de los realizadores o del estudio ensalzar a este personaje como un héroe.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Joker Movie (@jokermovie) el

"JOKER" Y SU RELACIÓN CON EL MOVIMIENTO INCEL

¿Es el Joker un héroe incel? Algunos medios internacionales han tildado a esta película de servir a las ideas incel. Esto es, un grupo formado mayoritariamente por hombres heterosexuales que culpan a las mujeres y al feminismo de su falta de vida sentimental. De ahí proviene su nombre, "involuntary celibates" o célibes involuntarios. Este movimiento, que comenzó como una red de apoyo entre hombres que no tenían muchas habilidades sociales para entablar relaciones amorosas, se ha convertido en una comunidad cerrada y hostil.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Regram from @toddphillips1: One year ago. This is what we were shooting. Soon... #joker @lawrencesherdp @nikotavernise @nickiledermann

Una publicación compartida por Joker Movie (@jokermovie) el

La mezcla de misoginia, misantropía y narcisismo en los incel, son un caldo de cultivo perfecto para la violencia extrema. En los últimos años, se han dado algunos ataques armados a manos de autoproclamados incel, desde un tiroteo en la Universidad de California en 2014 hasta un atropello masivo en Toronto el año pasado.

Lo cierto es que la relación del movimiento incel con el "Joker", vino directamente de la opinión de críticos de cine, quienes catalogaron la película como la más sobrevalorada del año, destacando que el personaje es glorificación, o como mínimo un retrato, de la comunidad incel.

LA OPINIÓN DE CINEASTAS

Michael Moore, cineasta conocido por documentales como "Bowling for Columbine" (2002) y "Fahrenheit 9/11" (2004), salió en defensa de "Joker", desdeñando todos los comentarios que la catalogan como una exaltación a la violencia.

Moore dice que la cinta es un espejo de la sociedad, de las desigualdades de Estados Unidos y la falta de empatía de los adinerados.

Asimismo, critica a quienes se preocupan más por "Joker" que por la verdadera violencia que vive su país o por el hecho de que los estudiantes tengan que hacer simulacros de tiroteos. También menciona a Donald Trump, a quien llama "maníaco", asimismo critica la incapacidad de entender la violencia que se vive en Estados Unidos.

El miércoles en la noche 2 de octubre asistí al Festival de Cine de Nueva York y fui testigo de una obra maestra del cine, la cinta que el mes pasado ganó el mayor premio como mejor película del Festival de Cine de Venecia. Se llama ´Joker´ y lo que todos los estadounidenses hemos oído sobre esta película es que deberíamos temerle y alejarnos de ella. Nos han dicho que es violenta y enferma y moralmente corrupta: una incitación y celebración del asesinato. Nos han dicho que la policía estará en todas las proyecciones en caso de que haya ´problemas´. Nuestro país está con una desesperanza profunda, un maníaco corrupto de Queens tiene acceso a códigos nucleares, pero por alguna razón es una película de lo que deberíamos preocuparnos. Yo sugeriría lo contrario: el mayor peligro para la sociedad puede estar en que ustedes no vayan a ver esta película. Porque la historia que cuenta y los problemas que trata son profundos, tan necesarios, que si ustedes apartan la vista de la genialidad de esta obra de arte, se perderán del regalo del espejo que nos ofrece. Sí, hay un payaso perturbado en ese espejo, pero no está solo: nosotros estamos parados justo a su lado...

La semana pasada, Martin Scorsese generó controversia al declarar en entrevista que las películas de Marvel Studios, no son consideradas por él como cine, incluso hasta las comparó con parques de diversiones.

No las he visto. Lo intenté, ¿sabes? Pero eso no es cine. Honestamente, lo más parecido que se me ocurre, por lo bien hechas que están, por los actores dando lo mejor de sí bajo esas circunstancias, son los parques de diversiones. No es cine de seres humanos tratando de conectar y transmitir experiencias emocionales y psicológicas a otro ser humano.

Scorsese, quien aparece en los créditos de la cinta, se dice que estuvo involucrado en el proyecto solo por la necesidad de una de las productoras de "Joker", de contratar a gran parte del equipo de la última cinta de Martin para la película del villano de DC. Todo apunta a que su papel de productor fue soportado por su colega productora, Emma Tillinger Koskoff, y Scorsese solo figuró con su nombre. Así pues, esto desacredita las acusaciones de hipocresía vertidas por los fans que achacaban al director por ser productor de una cinta de superhéroes y a la vez criticarlas.

Algo importante de resaltar, es que el "Joker" podría ser la primera cinta de superhéroes o en este caso supervillano, que cumple con lo argumentado por Scorsese, sí, es cine de seres humanos tratando de conectar y transmitir experiencias emocionales y psicológicas a otro ser humano.

LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

En entrevista con Rodrigo Gutiérrez, periodista y reportero de La Silla Rota; especialistas mexicanos en psicología y sociología, dieron su punto de vista sobre el mensaje de la cinta de Todd Phillips.

Laura Huerta Muñoz, psicóloga y socióloga –con maestría y pasante de doctorado– por la UNAM, explica que esta película muy difícilmente sería un detonante de la violencia, que este problema es mucho más complejo como para achacárselo al filme.

No podemos pensar que un detonante de la violencia vaya a ser la película, cuando es la misma condición de la sociedad en términos de desigualdad y falta de reconocimiento de esta violencia lo que permita o favorezca dicha violencia: tiroteos, asesinatos, feminicidios.

En este sentido, Huerta Muñoz asegura que uno de los temas centrales pero que menos se están discutiendo sobre la película es lo que ella llama "violencia estructural", es decir, la violencia indirecta, la que no es visible, pero que tiene que ver con –dice la psicóloga– la estratificación de la sociedad, por como la misma sociedad se organiza.

En la película, la más evidente violencia estructural que se plantea es la estratificación por clases socioeconómicas, los ricos y los pobres; pero también la hay de género, étnica, de aquello que se considera saludable, normal, todas estas condiciones que la misma sociedad produce hace que existan diferencia y que de alguna manera las personas incurran en la violencia.

El problema viene, explica Laura, cuando el espectador justifica las acciones de violencia del Joker y que siempre haga responsable de estas a situaciones o personas ajenas a él: "te mato porque fuiste malo conmigo, te mato porque la sociedad me ha abandonado". Pasa de la empatía a la legitimación.

Yo puedo empatizar, pero eso no lo exime de su responsabilidad, esta idea de identificarse con el otro y encontrar en ello una justificación, es una salida fácil. Eso no es empatía, es buscar la justificación [...] el temor viene con esta justificación de la violencia, misma que puede ser tomada como una legitimación, si yo actuo mal es porque la sociedad me orilló.

Laura Huerta Muñoz señala que la película muestra detalles que desmoronan esta idea que cualquier cosa que haga el Joker tiene justificación y por eso no solo hay que alabarlas.

En la película, todo es culpa de la sociedad, pero cuando mata a su madre no piensa en que era una mujer delirante y pobre, a la que la misma sociedad maltrató, a ella no le quita toda la responsabilidad con lo que sufrió, pero sí se la quita así mismo.

Además, el filme muestra casos de empatía o por lo menos intento: "el señor del archivo, que se niega a darle los documentos en el momento en el que ve cual es el contenido, o la vecina, que le sonríe en el elevador aunque está haciendo un mal chiste, este tipo de cosas muestran que al mismo tiempo que hay situaciones horribles, también hay intentos de hacer lo correcto".

Por su parte, Oscar Galicia, coordinador de la Licenciatura en Psicología de la Universidad Iberoamericana, compara la película de Todd Phillips con Donald Trump, donde el Joker es como el presidente estadunidense y sus seguidores radicales como la revuelta social que el payaso genera en el filme.

Actualmente Estados Unidos tiene un enfermo mental como presidente, Trump padece trastorno narcisista de la personalidad, con un discurso que ha convencido a aquellos, que de manera irreflexiva, piensan en solucionar sus problemas a partir de un discurso radical, en ese sentido, la película exacerba ese pensamiento de la desigualdades sociales que pueden generar seguir a una persona que no propone nada más que la destrucción.

Para Galicia, Donald Trump ha legitimado a los racistas como las acciones del Joker legitiman el movimiento social violento del filme: "un enfermo mental legitimando la violencia desde un punto de poder".

La forma más fácil de adoptar un apostura, es a través de las emociones, si tengo miedo, si estoy enojado, no necesito justificar mi miedo o enojo, solo buscar alguien que me proteja o que me dice que me va a proteger o alguien que canalice mi enojo hacia algo.

Al respecto, Huerta Muñoz señala: "Cuando tienes una persona en el poder, como Trump, que tiene la capacidad de acceder a varias masas en su discurso, lo que estás favoreciendo es que ese individuo, que de por sí ya tiene problemas para distinguir entre lo bueno y lo malo, encuentre una justificación para lo que está haciendo, porque tiene a quien culpar".

La psicóloga y socióloga refiere que, en el caso de Donald Trump o el Joker, se está generando chivos expiatorios, pero que no es que se generen la violencia en el discurso, no es el detonante, es que ya se tiene una condición social que permite que esta suceda.

Este tipo de discursos justifican para algunas personas lo que hacen, pero no son la causa, la causa está en la propia forma en la que estamos organizados y actuamos de manera violenta y no lo reconocemos.

En tanto Galicia refiere que el temor hacia la película y al mensaje del Joker es principalmente hacia el público estadunidense.

Debemos recordar que la sociedad estadunidense quedó shockeada por el tiroteo asociado justamente a la presentación de una película donde el perpetrador lo utiliza (al Joker) como inspiración, como forma de imitación para realizar su balacera en el cine.

El psicólogo recuerda el tiroteo del 2012, donde un tirador identificado como James Eagan Holmes, disparó contra los espectadores durante el estreno de "The Dark Knight Rises", dejando un saldo de 12 muertos y 58 heridos.

La sociedad lo recuerda en esos términos y está reexperimentando el trauma, recuerda esa figura, ese personaje, es peligroso, hay gente que se inspira en ella, [...] hay que recordar que el perpetrador en esa ocasión era una persona con un profundo desequilibrio mental.

Galicia acentúa que el temor por esta película no es en México, sino en Estados Unidos, quienes –dice– no están acostumbrados al tipo de violencia como lo estamos aquí.

En México se exhibe el Joker y ¿van a aumentar los tiroteos?, no creo. Es lo único que nos falta. Tenemos unos niveles de violencia tan brutales que un tiroteo del Joker en un cine, la verdad, ni siquiera sería el tema de la semana.

Sin embargo, Oscar aborda la posibilidad de que los espectadores se identifiquen con el Joker, y sus motivaciones, al ver la película.

Que consideres a un personaje de cómic como alguien a quien seguir ya te habla de cierta incapacidad en la toma de decisiones, de juicio, adicionalmente si ese personaje tiene características negativas y que resalta básicamente por su negatividad, si habla mucho de la persona que esté inspirada en ese personaje, habla de una carencia de fuentes, de inspiración.

Sobre cómo las enfermedades mentales son abordadas por la película, Laura lo califica como ambigua, pues por un lado muestra un aspecto muy real y muy crudo, pero al mismo tiempo no enseña toda la complejidad que implica un trastorno mental y sí permite.

Aunque busca sensibilizarnos, mostrar que las personas con padecimiento mentales no son totalmente responsables, no debes excluirlas y sino buscar la manera de darles su lugar en la sociedad; al mismo tiempo te muestra la enfermedad mental en la forma en la que incomoda, que molesta.

En tanto, Oscar Galicia diagnóstica al "Joker" de Joaquín Phoenix: "Presenta dos trastornos diferentes: un trastorno neurológico que se conoce como crisis gelastica que es un trastorno epiléptico –es decir la risa involuntaria– y el otro es un trastorno psicótico de tipo desorganizado".

Sobre estas enfermedades el psicólogo señala que son de difícil tratamiento, que casi no reaccionan a fármacos, que generan depresión, ansiedad y conducta agresiva. Aunque son bastante raras, pues hay dos casos por cada 100 mil personas, el casi es posible. 

Con información de yosoytú

[relativa1]

[relativa2]

Versión para impresión