• Estado

Claves de la presunta investigación contra Yunes por extorsión

  • Carlos Caiceros
Fiscalía General prepara una denuncia por extorsión en contra del exmandatario por bienes supuestamente recuperados de Duarte

Xalapa, Ver. - En medio de la expectación por el inicio de su “Gobierno del Cambio”, el primero de diciembre de 2016 Miguel Ángel Yunes Linares presumió ante el Congreso y el pueblo de Veracruz la recuperación de bienes que, dijo, fueron adquiridos con recursos malversados por su antecesor, Javier Duarte de Ochoa, y los colaboradores del priista. 

En su discurso inaugural ante la LXIV Legislatura el nuevo Gobernante nunca detalló las condiciones, el contexto o los medios legales para amparar esos logros, aunque en reiteradas ocasiones de su mensaje, el panista dejó entrever los trasfondos de una negociación con colaboradores y conocidos de Duarte de Ochoa.

A la fecha, casi tres años después, Yunes Linares asegura que es investigado por el delito de extorsión a partir de dichas “recuperaciones” y sostiene que el nuevo gobierno veracruzano de extracción morenista generó un pacto para devolver los bienes.

Según declaraciones del panista antes de ocupar el Poder Ejecutivo en Veracruz, personalmente realizó una “investigación privada” y empezó a documentar los casos de corrupción en el Gobierno anterior y una de las madejas del hilo lo condujo al abogado de Duarte, Juan José Janeiro.

Janeiro, descrito por Yunes Linares como uno de los cerebros financieros de “la banda de Duarte”; le habría confesado a Yunes el modo de la triangulación de recursos. Por ello, en su toma de protesta, el gobernador panista reveló que el ex colaborador de Javier Duarte le entregó bienes.

"Me entregó bienes de los cuales daré cuenta y pondré al servicio del pueblo de Veracruz" expresó.

A la vez, Yunes reveló que en Canadá localizó a Moisés Mansur, otro de los personajes cercanos a su antecesor; y éste a su vez le entregó bienes, aunque no delimitó bajo qué condiciones o la existencia de documentos notariales de por medio.

Yunes Linares no había asumido el cargo de Gobernador y por lo tanto tales "recuperaciones" las habría realizado de manera extrajudicial y cometiendo el delito de extorsión, según abogados como Jorge Reyes Peralta, quien asegura que verá a Yunes en el banquillo de los acusados.

Al rendir protesta Miguel Ángel Yunes advirtió con no concedería ni “amnistía, ni perdón, al contarlo (habrá) toda la fuerza de la ley” a todos los colaboradores de Javier Duarte.

[relativa1]

COMO ROBIN HOOD, YUNES ROBÓ Y DEVOLCIÓ AL ESTADO: ABOGADO 

Yunes Linares no era gobernador o funcionario encargado de la Procuración de justicia. Así, sin una investidura oficial, comenzó a presionar a exfuncionarios del gobierno de Veracruz para devolver bienes.

No se sabe cuánto dinero obtuvo, tampoco si realmente fue devuelto al erario veracruzano, ni los métodos o amenazas esgrimidas, de ahí que habría incurrido en el delito de extorsión, sostuvo en entrevista el abogado penalista Jorge Reyes Peralta.

"A todas las personas que él buscó lo hizo estando en campaña: fue, grabó, viajó al extranjero y extorsionó, los bailó, les chingó dinero para él y le metió el gol al Estado. Esa es la verdad. Él no tenía ninguna facultad para estar haciendo lo que hizo".

La apuesta de Yunes Linares, sostiene Reyes Peralta, se inclinó por perdurar él, y posteriormente su hijo Miguel Ángel, en la gubernatura.

"En el momento en que se empezaron a caer las acusaciones porque estaban mal hechas, porque casi todos se han ido y se siguen yendo, no es que las personas quieran recuperar sus bienes (como Yunes acusa), sino por todo lo que les hizo y ya denunciaron y se acredita el delito de extorsión", reiteró.

Para el abogado, Yunes Linares presionó a los excolaboradores duartistas para entregar bienes, a cambio de no proceder en su contra o de sus familiares.

Incluso no descartó que los propios amenazados incluyeran bienes de su propiedad, con tal de evitar cualquier embate de Yunes Linares, quien en su opinión creyó que tenía asegurado un gobierno de 8 años.

"Eso es extorsión. Yo te pido algo y te amenazo con hacerte daño. Así consiguió todo, (...) si tú me entregas algo que es tu patrimonio y me lo devuelves, es una confesión expresa", añadió.

Mencionó que Yunes Linares nunca aclaró si la recuperación se realizó por medio de un procedimiento abreviado, un testigo protegido o por la entonces Procuraduría General de la República mediante un acuerdo de cooperación.

"Le agarró el volverse un Robin Hood, de robar y devolver al Estado", comparó.

"A la larga o a la corta, como me vi con Winckler en la audiencia me voy a ver con Yunes Linares en Pacho Viejo. Ya sea de defensor de sus funcionarios o como reo, pero vamos a tener audiencia" anticipó.

De hecho, en entrevista con Ciro Gómez Leyva, Miguel Ángel Yunes Linares admitió este 14 de octubre que la Fiscalía General del Estado alista un proceso de extorsión en contra de quienes participaron en el proceso de devolución de bienes de Duarte de Ochoa.

Y es que el ex mandatario acusó la existencia de un pacto entre Javier Duarte de Ochoa y Morena, y este acuerdo incluye la devolución del rancho 'Las Mesas' en el estado de México.

"El objetivo es devolverle todo a este grupo que tuvo en sus manos al Gobierno de Veracruz durante 12 años", acusó el ex mandatario.

[relativa2]

LA DANZA DE BIENES

Una de las estrategias de Miguel Ángel Yunes Linares radicó en continuos anuncios mediáticos de recuperación de bienes, todos adjudicados a colaboradores o al propio Javier Duarte.

El primero de diciembre de 2016, en el arranque de su Gobierno, Yunes Linares presumió una cifra global de mil 250 millones de pesos en bienes inmuebles.

Sin embargo, cinco meses después, en abril de 2017, refirió que su "equipo" recuperó 700 millones de pesos en efectivo y este dinero se depositó en cuentas bancarias.

"He recuperado 700 millones de pesos y se aplican en la Torre Pediátrica, el Hospital Regional, la remodelación al Centro de Cancerología y en el Centro de Alta Especialidad de Xalapa, estamos trabajando con recursos que recuperé sin ser gobernador constitucional", indicó.

A lo anterior, en respuesta a una solicitud de Transparencia, la Secretaría de Finanzas y Planeación reveló que sólo se reconocían en ese cuatrimestre la recuperación de 172 millones de pesos.

Entre los bienes presumidos por Yunes sobresale el caso de la hacienda “El Faunito”, en el municipio de Fortín de las Flores, con un valor de 200 millones de pesos y adquirido por la intervención de José Juan Janeiro, uno de los 'prestanombres' de Duarte. Además del rancho 'Las Mesas', de Valle de Bravo, con un valor estimado en 300 millones de pesos.

Presumió además la recuperación de un avión Learjet 45, con un valor de setenta y cinco millones de pesos y un helicóptero Robinson de 18 millones de pesos, ambos propiedad de la familia de Edgar Spinoso Carrera, ex funcionario Duartista 

El Robinson fue donado en diciembre de 2016 al Gobierno de Veracruz por representantes legales de una empresa ligada al entonces diputado federal y ex Oficial Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz.

Cuando las investigaciones realizadas durante los meses previos al Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares apuntaron a la familia Spinoso, esta ofreció en donación el Robinson y el LearJet a cambio de evitar la acción penal.

En el instrumento 3296 asentado en la notaria 26 de Banderilla, Transportes Ejecutivos Piza, representada en ese entonces por Gerardo Murillo Martínez, dio fe de la donación del helicóptero Robinson al Gobierno de Veracruz, representado a su vez por Daniel Ortiz Peña, en una acción con efectos a partir del 1 de diciembre de 2016 (fecha de la toma de posesión de Yunes Linares).

El Robinson R66 lo destinó inicialmente el gobierno de Yunes Linares para la Policía Estatal, sin embargo, la nueva administración reservó el uso de la aeronave para labores de tres dependencias: la Secretaría de Seguridad Pública, de Protección Civil y la de Salud.

En el caso del LearJet 45, modelo 2000, y al momento de la donación, propiedad de Transportes Ejecutivos Piza S de RL de CV, con matrícula XA-UUB y con precio de venta de 3.7 millones de dólares este permaneció almacenado en un hangar en los Estados Unidos.

Sin embargo, al presentar el informe de los bienes recuperados, en octubre de 2017 Yunes Linares reveló a los medios que el LearJet, de cuyo donante reservó el nombre, que al aparato se encontraba en los hangares del Gobierno de Veracruz en reparación para ser vendido.

Después trascendió que en realidad el LearJet se ubicaba en Dallas, Texas. Durante su bienio, Yunes Linares intentó sin éxito volar el LearJet de vuelta a México.

De hecho, el actual director general del Registro Público de la Propiedad, David Agustín Jiménez Rojas, informó que solo cinco de los 22 bienes anunciados como recuperados son propiedad del Gobierno del Estado.

En mayo de este año señaló que se habrían recuperado tres aeronaves, entre ellas un helicóptero y un avión, así como dos propiedades, “una finca y un rancho”.

Anteriormente, el 26 de noviembre de 2018, se reveló que el Gobierno Yunista habría simulado la recuperación de bienes con un costo de 112 millones de pesos, entre los que se incluyen un complejo de oficinas y una residencia en The Woodlands, Texas. 

Otra de las inconsistencias en la información de bienes es la recuperación de pinturas por ocho millones de euros adjudicadas a Rufino Tamayo, Joan Miró, Fernando Botero, David Alfaro Siqueiros y Leonora Carrington.

Sin embargo, director del Instituto Veracruzano de la Cultura (Ivec) Enrique Márquez Almazán, confirmó que la exposición "Interpretaciones formales" no cuenta con la certificación de autenticidad en todas las obras, exhibidas al público en la Galería de Arte Contemporáneo (GACX).

A esto, se agrega la recuperación de bienes de parte de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), la cual recobró 800 millones de pesos en octubre de 2018, sin embargo, la Fiscalía General del Estado, en ese entonces con Jorge Winckler Ortiz a la cabeza reclamó cerca de 41 bienes en manos de la PGR adquiridos mediante el desvío de recursos.

Tales bienes no estaban a su nombre, pero si estaban relacionadas con el lavado de dinero durante su gobierno.

Es el caso de 21 propiedades en Campeche, en el municipio de Lerma, y adquiridas por desvíos en la Secretaría de Educación, Seguridad Pública, Desarrollo Agropecuario, mediante José Juan Janeiro Rodríguez, Alfonso Ortega López, Moisés Mansur Cysneiros y Rafael Rosas Bocardo. 

Además de seis bienes en Ciudad de México, entre estos dos departamentos en Campos Elíseos 71-bis y en Arquímedes 189 L-103 en Polanco.

Además, el panista presumió en varias conferencias de prensa la recuperación de bienes en Boca del Río con un valor superior a los 40 millones de pesos; sin embargo, estas acciones las ejerció la PGR.

Es el caso de los tres apartamentos ubicados en la torre Pelícano del bulevar Manuel Ávila Camacho de Boca del Río, y donde Yunes Linares adjudicó al ex gobernador Javier Duarte y a la familia de su esposa, Karime Macías Tubilla.

Dijo que cada propiedad tenía un costo de 10 millones de pesos y que al menos dos departamentos fueron remodelados con toda clase de lujos como la construcción de una cava con valor de 12 millones de pesos para conservar 500 botellas de vino, así como una sala de cine.

Se incluyen además cinco propiedades en Quintana Roo, uno más en el estado de Veracruz, cuatro en Guerrero y uno en Estado de México: el rancho Las Mesas.

Además, sobresale una lancha italiana de valor de 790 mil dólares, tres condominios en el St. Regis de Nueva York y joyas valuadas en 597 mil dólares.

[relativa3]

Versión para impresión