• Estado

Aviadores cumplen 11 meses sin ser identificados en Congreso de Veracruz

  • Isabel Ortega
Personal adscrito a diferentes oficinas y áreas reportaban su entrada y salida, pero no se quedaban a cubrir su jornada laboral

Xalapa, Ver.- Aunque Javier Gómez Cazarín, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz, advirtió sobre la existencia de aviadores en la sede del poder legislativo suman 11 meses sin la identificación de estas personas que cobran un sueldo sin asistir a trabajar. 

Según el legislador morenista, personal adscrito a diferentes oficinas y áreas de la Cámara reportaban su entrada y salida, pero no se quedaban a cubrir su jornada laboral. 

Para tener un control más puntual de los empleados sindicalizados y de confianza desde principio de octubre de este año se instaló un torniquete de acceso, que aún no entra en funciones, pero que les permitirá conocer el momento de entrada y salida de los 706 empleados incluidos en la nómina de la Cámara local.

Todo aquel empleado que busque salir tendrá que presentar un oficio de comisión al personal de seguridad, de lo contrario tendrán que permanecer en las instalaciones las ocho horas que obliga la jornada laboral.

Desde el pasado 08 de octubre el director del área de personal, Miguel Ángel García Alarcón, envió el oficio CEV/SSAyF/DRH/DCP/1149/2019 en el que notificaba a diputados, directores de área, jefes de departamento y jefes de oficina que personal registrado en nómina tendrá que acudir a su área a que le tomen muestras de sus huellas digitales, para poner en marcha el nuevo equipo.

Los torniquetes de acceso a personal se instalaron en los primeros días de octubre, no se sabe su costo, pero se corroboró que el equipo tiene un costo desde 14 mil hasta los 172 mil pesos.

[relativa1]

Aviadores engañan a diputados locales

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, reconoció que el equipo tiene la intención de tener un mayor control de la entrada y salida de los trabajadores de la Cámara.

En especial, luego de que detectaron que algunos trabajadores checaban entrada y salida, pero no se quedaban a cubrir su jornada laboral.

“Los trabajadores del Congreso son igual que cualquier empleado del estado de Veracruz, tienen que cumplir con sus funciones y aquí en el Congreso hay mucha gente que no viene a trabajar, o que nada más viene, checa y se va”, reconoció en entrevista con medios de comunicación.

Planteó que todo el personal tiene la obligación de justificar con su trabajo el salario que cobra, “yo no puedo permitir que haya gente que venga a cobrar y no se presente a trabajar”.

Los torniquetes de acceso permitirán conocer a los aviadores que tendrá que cubrir su jornada laboral o en todo caso serán liquidados. El Congreso del Estado se convirtió en una agencia de colocación de amigos y familiares de políticos del PRI, PAN y PRD.

El legislador afirmó que no conoce el costo del equipo, pero la intención es hacer un ejercicio eficiente de los recursos públicos; y pagar horas extras a quien apoye con más horas laborables en las oficinas de los diputados y diversas áreas de la Cámara.

[relativa2]

Sindicato respalda la medida

El líder estatal del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Legislativo, José de Jesús Rodríguez, respaldo la medida administrativa, con el argumento que no violenta ningún derecho de sus agremiados.

“Es un control de acceso, Es algo que nos va a favorecer porque si algún trabajador sale sin permiso, no lo podemos ayudar con el seguro, si sale a alguna comisión, ya hay un respaldo para los agremiados”, planteó en entrevista en la sede legislativa.

Insistió que mientras no se violen los derechos de los trabajadores, ellos acatarán la medida que se planteó como una solución para acabar con los aviadores.

Actualmente los trabajadores de la Cámara local reciben un bono por puntualidad, para obtener el estímulo deben permanecer su jornada laboral al interior de la sede legislativa, por lo que consideran que el torniquete puede tener la intención de eliminar la prestación.

[relativa3]

La austeridad se quedó en el discurso

El pasado 01 de septiembre el Presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín, destacó que, con la llegada de Morena a la Presidencia de la República, se logró eliminar lujos, privilegios y prebendas para funcionarios, con la llamada austeridad republicana.

El legislador destacó “está funcionando mucho esta estrategia, los servidores públicos debemos servir al pueblo, no servirnos de él”.

La austeridad significa dejar de contratar personal de confianza, oficinas, mobiliario, vehículos y viáticos innecesarios, planteó en un boletín oficial, sin embargo, no ha podido erradicar esas prácticas en el Congreso local.

El mismo legislador fue quien ofreció en noviembre del 2018 que los diputados reducirían su salario en un 30 por ciento para el presente año.

El pasado 11 de octubre reiteró la promesa de reducir el salario de los legisladores, ahora planteó bajarlo en un 15 por ciento.

Versión para impresión