• Estado

Tras amenazas de muerte, ediles morenistas obligados a darse la mano

  • Carlos Caiceros
Ante el riesgo a la gobernabilidad en Coatzacoalcos, el Congreso local intervino para mediar entre Víctor Carranza y Jazmín Martínez

Xalapa, Ver. - Obligados a “darse la mano”, el presidente municipal de Coatzacoalcos, Víctor Carranza Rosaldo y la síndica Jazmín Martínez Irigoyen incurrieron en todo, menos en limar las asperezas que durante un año generaron denuncias mutuas, peticiones de juicio político e incluso amenazas de muerte.

Este 15 de octubre, aunque el presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, José Manuel Pozos Castro, sentó a los dos ediles en una mesa de diálogo, el único acuerdo fue que cada uno seguirá los procesos y solicitudes formulados contra el otro por las vías legales.

La relación entre Víctor Carranza y Jazmín Martínez aumentó de una relación institucional marcada por el cruce de descalificaciones a roces ásperos tras la petición de la Síndica de protección para ella y a su familia.

Tras asumir la alcaldía en enero de 2018, Carranza Rosaldo mantuvo con Jazmín Martínez un vínculo "institucional" y a relación perdía fuerza conforme la funcionaria expresaba cierta oposición a las posturas del Presidente Municipal en las sesiones de Cabildo, o por no rubricar las actas edilicias presentadas al Congreso.

La relación entre ambos colapsó el pasado 28 de diciembre, cuando en sesión de Cabildo el presidente municipal presentó un punto de acuerdo para retirarle a la Síndica la representación legal del ayuntamiento de Coatzacoalcos.

Lo anterior dada la negativa de la servidora para firmar las actas del Cabildo y contratos del municipio. Por lo anterior, se acordó, Carranza asumiría dicha responsabilidad jurídica.

A favor del proyecto se expresaron los regidores Eusebia Cortez Pérez, Fabiani Cueto, Francisco Zamudio, Benito Soriano y el propio alcalde de Morena, así como los ediles priistas Oliver Damas de los Santos y Felipe de Jesús Rodríguez Gallegos, con la abstención de Keren Prot.

A favor de la síndica Jazmín Martínez Irigoyen sufragaron la priista Lenin Paulina Aparicio, los panistas Blanca Cuevas y Martín Patiño, así como Francisco Díaz, del Panal. Los tantos no resultaron suficientes y se le retiró a la Síndica la representación legal.

Un mes después, nuevamente en Cabildo, Carranza y Jazmín Martínez se confrontaron, esa ocasión, por el reclamo de la Síndica al Presidente Municipal de denunciarla ante la Comisión de Honor y Justicia de Morena.

Esto, dado que el alcalde señaló a Martínez Irigoyen por insertar a su esposo en la nómina del municipio, hecho refutado por la funcionaria al declararse no casada y vivir sola.

[relativa1]

AMENAZAS DE MUERTE 

Las escaramuzas entre ambos morenistas escalaron de nivel, cuando la Síndica comenzó a acusar al Presidente Municipal no solo de opacidad, sino de preferencias para constructores con la obra pública, en donde cinco constructoras acaparan 21 proyectos de obra.

Posteriormente, en un escrito con fecha de 15 de julio de 2019, Jazmín Martínez evidenció que a la Sindicatura no se le enviaron los acuerdos mediante los cuales se autorizan las obras por administración directa que ejecutó el ayuntamiento.

A la vez, con base en las observaciones a la cuenta pública 2018, la Síndica reveló qué se gastaron más de 33 millones de pesos en el rubro de materiales y suministros, de los que el municipio de Coatzacoalcos gastó 3.4 millones de pesos en combustibles, lubricantes y aditivos y 1.086 millones de pesos en material para oficina, sin que se reportara la Sindicatura Única copia de los contratos o pedidos de los rubros.

A lo que agregó que en el rubro de 'Congresos y convenciones', el Ayuntamiento gastó 2 millones 860 mil pesos, sin que el municipio albergara eventos que representara la erogación de dicha suma de dinero.

La respuesta de Víctor Carranza fue contundente. El 27 de septiembre se dio trámite a una petición para revocar el mandato de la Síndica por irregularidades y omisiones contra la legalidad, honradez, lealtad, y eficiencia en el ejercicio de sus funciones.

Jazmín Martínez interpretó lo anterior al definirse "incómoda" para Víctor Carranza, a quien responsabilizó de cualquier acción en contra de ella o de su familia.

"Le soy incómoda porque pido transparencia (…) están desesperados. Así se ha dicho, lo han dicho, que él sindico no va a llegar a diciembre, aunque haya un muerto, el síndico no llega a diciembre", expresó Jazmín Martínez.

Ante tal posicionamiento, Carranza le pidió a la Síndica denunciar ante las autoridades en caso de contar con pruebas. 

En respuesta, Martínez Irigoyen pidió a la Secretaría de Seguridad Pública una escolta para protegerla a ella y su familia, considerando que hay demasiada la violencia en su contra.

"Claro que pedimos seguridad hacia mí y familia porque ya es demasiada violencia hacia mi persona y de género muy marcada. Víctor es capaz de mandar a asesinarme y lo culpo si algo me sucede a mí y a mi familia" abundó.

[relativa2]

LA INTERVENCIÓN

El pasado 15 de octubre, el Presidente de la Mesa Directiva del Congreso, José Manuel Pozos Castro, sentó en una misma mesa al alcalde de Coatzacoalcos, Víctor Carranza Rosaldo y a la síndica Jazmín Martínez Irigoyen para formular una tregua al zipizape entre ambos. 

De hecho, Carranza tuvo que admitir que en el ayuntamiento de Coatzacoalcos persiste la armonía y cualquier versión exterior 'son rumores'.

"Eso no es cierto, frente al diputado Pozos Castro hicimos patente los acuerdos favorables que se han tomado en favor de las y los habitantes de Coatzacoalcos” dijo el edil en entrevista.

En un posicionamiento, José Manuel Pozos Castro reiteró la gran disposición de los ediles, el poder legislativo y el Gobierno de Veracruz para trabajar de manera coordinada en los temas que interesan a dicho municipio.

“Ha sido un productivo encuentro, donde refrendamos el compromiso de generar acciones y mecanismos unidos con el fin de servir a los ciudadanos de Coatzacoalcos; este acuerdo que tuvimos con las autoridades municipales, es de total atención y de esfuerzos solidarios con los diferentes órdenes y niveles de gobierno”, señaló el Diputado por el distrito de Tuxpan.

Anunció además que la LXV Legislatura respaldará la vocación por el servicio que demuestran el Presidente Municipal y la síndica de Coatzacoalcos.

En tanto, Víctor Carranza destacó que el Gobierno de Veracruz ha colaborado con su administración en diversos asuntos de interés general como lo son la movilidad, servicios, en materia de salud como el combate al dengue, la instauración de la policía municipal y el impulso a la Zona Metropolitana: “son cuestiones que requieren de atención y presupuesto, por ello estamos gestionando con las instancias pertinentes”.

Por su parte, la síndica agradeció la charla y la disposición del legislador, “el principal motivo de esta reunión fue generar esta sinergia positiva con el Presidente del Congreso, quien conoce las necesidades en Coatzacoalcos y el deseo de sacar adelante a la región sur de la entidad de la mano del Gobierno de la Cuarta Transformación”.

[relativa3]

LA RESIGNACIÓN

El presidente municipal Víctor Carranza Rosaldo no quiso ahondar si la reunión fue o no fructífera en el Congreso local, pero dijo que la determinación es que cada uno se ceñirá a su función y los procesos en contra de ambos continuarán.

Hay que recordar que él presentó una solicitud de juicio político contra Jazmín Martínez por extralimitarse en sus funciones, faltas administrativas e incurrir en tráfico de influencias al mantener en nómina a su esposo; ella, por su parte, hizo una solicitud al Gobierno del estado para que se le otorguen medidas de protección pues ha dicho que ha sido amenazada de muerte. 

“La notificación es que cada quien va aplicar lo que le corresponde de acuerdo a su función. Todos los procesos siguen en debido proceso y cada uno debe hacer su función, se ve como que cada quien anda viendo de manera independiente (las cuestiones del Ayuntamiento) pero yo estoy aquí acorde a mis responsabilidades” afirmó. 

Recalcó que tanto él, como la síndica Jazmín Martínez, deben cumplir con las funciones que la ley les señala, esto debido a que en repetidas ocasiones le ha criticado a la Síndica que se extralimita en sus funciones y que incumple con algunas de ellas como la firma de determinaciones que se le envían.

“Me aplico a esa función de cada quien y debemos caminar conforme a los puestos que desempeñan. Yo espero que llegue a un fin total, todos los procesos son de formas y deben continuar”.

Insistió en que la ley es clara y que debe quedar claro cuál es la función de cada uno de los involucrados en este pleito que está por cumplir un año. 

“Eso es lo principal en toda la función pública, cada quien debe proceder conforme a sus funciones, en el plano de correspondencia, diálogo para el bien de la administración”, afirmó el munícipe vía telefónica.

Versión para impresión