• Estado

No fueron siete, sino 10, los plagiados en comandancia de Veracruz

  • Miguel Ángel León Carmona
Un taxista, un abogado y un menor lograron escapar del comando armado que los interceptó; Exigen investigación contra jefe de la policía

Xalapa, Ver.- No fueron siete, sino 10 personas a quienes privaron de la libertad frente a la comandancia de Ixtaczoquitlán. Tres de ellos misteriosamente escaparon: un taxista, un abogado y un menor de edad. Este hecho ventila un nuevo caso de desaparición forzada en Veracruz. 

Corrían las 21:45 horas del sábado 26 de octubre. Cuatro comerciantes y un taxista recién habían obtenido su libertad tras haber pagado una multa. A la comandancia llegaron a liberarlos tres vendedores -compañeros suyos-, el abogado de los detenidos y su hijo. 

Las 10 personas se repartieron en una camioneta de batea roja y emprendieron su regreso a Camerino Z. Mendoza. Sin embargo, 20 metros adelante fueron interceptados presuntamente por un comando armado. La orden, a punta de pistola, fue descender del vehículo; a todos sometieron. 

Uno de ellos, el taxista, logró escapar de sus captores y se lanzó a unos cañaverales. Más tarde entregó las llaves del carro que manejaba a su patrón y huyó de la ciudad.

El abogado, Eloy López Guevara, y su hijo fueron liberados horas más tarde de haber permanecido incomunicados, acto que no ha sido aclarado por el defensor.

Ninguno ha querido informar sobre la ubicación de los demás, ni señalar nombre de los responsables. “Les rogamos llorando que nos digan dónde están o qué les hicieron, pero nada”, relataron familiares de los 7 comerciantes desaparecidos a E-Consulta Veracruz

Cumplen 96 horas desaparecidos: Jorge Alducin, de 45 años; Ricardo Montesinos Nuñez, 20 años; Daniel García Reyes, 25 años; Humberto Gil García, 32 años; Jorge Obet Reyes Flores, 41 años; y los esposos: Joel Reyes Flores y Luisa Carrera Valdéz, de 43 y 30 años de edad, respectivamente.

[relativa1]

“Se fueron, como cada sábado, por ropa a Fortín; los detuvo la policía” 

Familiares de los hermanos Joel y Jorge Reyes, explicaron que, como cada sábado, Joel y tres de sus empleados: Ricardo Montesinos, Daniel García, y Humberto Gil acudieron una bodega en el municipio de Fortín a almacenar ropa americana que les había sobrado de ventas que ellos realizan en tianguis de la región denominada Las Altas Montañas. 

Los cuatro comerciantes partieron del municipio de Camerino Z. Mendoza, a bordo de una camioneta tipo Van, color blanco, alrededor de las 13:00 horas del sábado 26 de octubre

Joel, Ricardo, Daniel y Humberto descargaron la mercancía en la bodega y estacionaron el vehículo frente al negocio de Joel Reyes y posteriormente pidieron un taxi que los llevaría a su domicilio. Se marcharon por la carretera federal de Fortín.

Alrededor de las 15:00 horas, los cinco habrían sido detenidos por elementos municipales sobre la carretera federal, en la parada de autobuses denominada La Quebradora. Posteriormente fueron trasladados a los separos de Ixtaczoquitlán.

A las 19:00 horas del mismo día, Joel Reyes llamó al celular de su esposa, Lucía Carrera y le pidió que llamara a su abogado, Eloy López Guevara. “Tráete al licenciado”, le solicitó.  

Luisa pidió a su cuñado, Jorge Obet, que lo acompañara a pagar la multa de su esposo y sus empleados. A ellos se sumaron Jorge Alducin -otro comerciante- el abogado Eloy López y su hijo, menor de edad. 

[relativa2]

“Papi, ya todo está bien. Vamos para allá”

A las 20:45, horas Jorge Obet Reyes llamó a su esposa y avisó. “Mami, ya todo está bien. Ya voy para allá”. Una hora más tarde volvió a reportar con su padre, “papi, ya vamos para allá. Falta firmar unos papeles. Ya vamos”. 

Los cuatro comerciantes y el taxista que los llevaría a sus hogares habrían sido liberados alrededor de las 21:45 horas del 26 de octubre. Los recién liberados y sus acompañantes se acomodaron en la camioneta de batea, propiedad del abogado y avanzaron escasos 20 metros. 

Según lo expuesto por el taxista, en las inmediaciones de la comandancia municipal fueron interceptados por hombres armados. Él fue el único, en ese momento, que logró escapar tras lanzarse a unos cañaverales. A las 22:00 horas la familia perdió comunicación con los siete comerciantes.  

El entrevistado confirmó que horas más tarde liberaron al abogado Eloy López y su hijo. Los familiares le pidieron al defensor, por medio de una llamada, que les dijera la ubicación de los vendedores y quién se los había llevado. Sin embargo, él se negó y cortó comunicación. 

[relativa3]

Exigen investigación contra jefe de policía municipal 

Familiares de los siete desaparecidos exigieron a autoridades estatales que se inicie una investigación contra el comandante de la policía municipal Octavio Pérez. “No sería la primera vez que a unos detenidos se los lleven criminales al salir de la comandancia. Muchos en la región conocemos los antecedentes de Octavio Pérez”, refirieron. 

Además, aseguraron que no fue la primera vez en que Joel Reyes Flores había sido detenido por los agentes municipales en el municipio de Ixtaczoquitlán. “Ya era común que lo molestaran en carretera y le pidieran dinero. Una ocasión le pidieron 5 mil pesos para que lo dejaran en paz”, dijo la fuente. 

Una vez iniciada la carpeta de investigación por las desapariciones, la familia advirtió que la camioneta de los comerciantes que dejaron estacionada en la entrada de su negocio de Fortín, fue robada y no ha sido recuperada por autoridades. 

Este 30 de octubre, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, dijo que ya se iniciaron las investigaciones por estos hechos, mientras que, a la par, fue iniciada una queja de oficio en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por la probable desaparición forzada en manos de agentes municipales.

En tanto, el Ayuntamiento de Ixtaczoquitlán emitió un comunicado donde informó que colaborarán con la Fiscalía General del Estado (FGE) para esclarecer este caso. Pero no aclararon por qué los cuatro comerciantes y el taxista que los acompañaba fueron detenidos por sus elementos.

Versión para impresión