• Estado

FGE "corregirá" cifras de femicidio, acusan a Winckler de alterarlas

  • Carlos Caiceros
Entre disputas por las cifras de este ilícito, académicos alertan la importancia de atender y erradicar el problema que sí ha incrementado

Xalapa, Ver.- Entre el escarnio público por cifras de feminicidios y homicidios dolosos contra mujeres en su primer año de gobierno, la administración de Cuitláhuac García y la Fiscalía General del Estado (FGE) comenzaron una nueva pelea para modificar los índices delictivos en Veracruz, especialmente los relacionados con la violencia de género. 

Esto desacreditado a la par los datos que reportó el fiscal general suspendido, Jorge Winckler Ortiz, señalando "simulación y deficiencia" en las estadísticas presentadas al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). 

Sin embargo, mientras la encargada de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández, confirmó que corregirán la información heredada por su predecesor, académicos sostienen que lo fundamental es atender el problema de la violencia y eliminar la impunidad.

En vez de una "pelea por las cifras", el gobierno y la Fiscalía deben de dar resultados a los ciudadanos, planteó la coordinadora del Observatorio Universitario de Violencias Contra las Mujeres (OUVMujeres) de la Universidad Veracruzana (UV) Estela Casados González. 

Recordó que a la fecha las recomendaciones que hizo la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM), en su Alerta de Violencia de Género en 11 municipios y la Alerta de Violencia por Agravio Comparado, han sido prácticamente ignoradas.

Esto cuando Veracruz destaca en los primeros lugares a nivel nacional en el delito de femicidio y homicidios dolosos contra mujeres, reportando casi 300 asesinatos en lo que va de 2019, según datos oficiales e información reportada por medios de comunicación.

[relativa1]

FEDERACIÓN CORREGIRÁ DATOS EN TODO EL PAÍS

La alerta inicial la encendió el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de noviembre en su habitual conferencia matutina, cuando reveló a la prensa de una iniciativa para revisar de forma conjunta toda la información referente a incidencia delictiva del país.

 

 

"Vamos a revisar conjuntamente lo de toda la información sobre incidencia delictiva, porque se hizo una auditoría sobre incidencia delictiva para ver si los números correspondían a la realidad y encontramos deficiencias y simulación", enfatizó el Ejecutivo.

 

 

A la vez, anunció un "acuerdo" con los Gobernadores e invitar respetuosamente a las fiscalías para aclarar dicho tema, a modo de que los datos vertidos sean "creíbles y ciertos", expresó el presidente.

 

"No se estaban reportando todos los delitos en algunos casos, (...) y les vamos a dar a conocer el por qué, o sea, el resultado del estudio, de la investigación, de la auditoría que se llevó a cabo, porque basta de engaños y de simulación, de maquillaje de cifras. (...) les vamos a dar a conocer los resultados como son", indicó López Obrador.

 

 

La simulación detectada por el Ejecutivo dirigió la desconfianza a la Fiscalía de Veracruz, dado el distanciamiento y enemistad política entre el ente investigador con el actual gobierno del Estado. 

Uno de los puntos bajo sospecha parte de la integración de estadísticas de feminicidios en la entidad, y lo anterior, siempre desató una discusión recurrente entre el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez y el entonces Fiscal Jorge Winckler Ortiz.

BAJO EL MICROSCOPIO

La encargada de la Fiscalía General del Estado (FGE) Verónica Hernández Giadáns, admitió que revisará todas las carpetas de investigación integradas y enviadas al Sistema Nacional de Seguridad Pública durante la gestión de Jorge Winckler Ortiz, de diciembre de 2016 al 3 de septiembre de 2019.

El motivo: la presunta manipulación de cifras.

 

"Es difícil dar datos y cifras cuando se recibe una Fiscalía carente de cifras (...) Ya hay una coordinación (con la Federación) porque Veracruz no era el único estado que estaba en cifras alteradas y es la indicación de revisar los datos para tener datos precisos", enfatizó la funcionaria.

 

 

Por lo anterior, descartó que en el transcurso del año, el estado de Veracruz registre una cifra de 200 mujeres asesinadas.

En todo caso, advirtió que la Fiscalía revisa los protocolos para definir cuando un asesinato de mujer puede ser catalogado de homicidio, dado que el ente investigador recibió un "descontrol total", calificó.

 

"Los resultados no estaban definidos, no definitivos y estamos tratando de definir los protocolos con las instancias el tema de cuando se consideran femicidios y estas mesas ayudan para definir", resaltó Hernández.

 

 

Una versión similar expresó la encargada del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), María del Rocío Villafuerte Martínez, al presumir una disminución en el número de feminicidios, con 180 casos registrados en el año, 20 menos de los que se estimaban en medios informativos.

 

 

"Están bajando porque algo estamos haciendo bien, la reclasificación se da cuando se termina la carpeta de investigación y se consigna si hay una modificación en la modalidad del delito y si hay una disminución es porque algo estamos haciendo bien", abundó la servidora y destacó que el estado de Veracruz descendió del primero al quinto lugar nacional en cuanto a la incidencia.

 

Además, resaltó el trabajo de la encargada de la Fiscalía, Verónica Hernández por ejecutar 40 órdenes de aprehensión por delitos relacionados con la violencia contra las mujeres.

 

"Es significativo porque si la tendencia iba a la alza, hoy tenemos un número que empieza a decaer, se frena la inercia (...) Hay menos muertes de mujeres y la clasificación como protocolo es investigar todo asesinato de mujeres como feminicidio".

 

[relativa2]

TENDENCIA EN ALZA

La coordinadora del Observatorio Universitario de Violencias Contra las Mujeres (OUVMujeres) de la Universidad Veracruzana (UV), Estela Casados González, alertó que más allá de cualquier discrepancia por cifras, el delito de feminicidio repunta en la entidad en los últimos años.

 

"Lo cierto es que hay una tendencia a la alza en materia de feminicidios a nivel nacional y Veracruz es un ejemplo de ello", indicó la también académica de la Facultad de Antropología de la UV.

 

 

Citó que tan solo la consulta de medios de comunicación revela que desde el gobierno de Javier Duarte de Ochoa existe una serie de feminicidios y asesinatos de mujeres en aumento.

Indicó que de acuerdo con el SNSP, las cifras revelan 295 mujeres asesinadas en el estado en el transcurso del año, equivalente a una muerte violenta por día y de estos, 140 corresponden con la causal de feminicidio.

"Creo que la cifra es significativa" dijo y alertó que la autoridad no realiza las acciones de prevención contra la escalada de feminicidio y no se atienden las recomendaciones de la Alerta de Género por Violencia Feminicida decretada para el estado de Veracruz.

Admitió que la revisión a las Fiscalías no dejará en claro cuáles entidades aportaron cifras erróneas al Secretariado Ejecutivo, y en tanto, las cifras de dicha plataforma pueden considerarse como las "oficiales" en tanto no se realice una modificación a la metodología.

Recordó que el OUVMujeres también analiza los medios de comunicación para estimar el número de desapariciones, feminicidios y violencia contra las mujeres.

 

"Se debe establecer una estrategia real que permita atender a las mujeres en el marco de las dos alertas" recomendó.

 

UNA DISPUTA ETERNIZADA

La disparidad en el número de feminicidios con relación a los asesinatos de mujeres siempre confrontó al Gobernador del Estado con el Fiscal Jorge Winckler Ortiz.

De hecho, desde el 23 de julio pasado, Cuitláhuac García Jiménez, acusó una manipulación de los datos aportados por la FGE al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

"No es cierto que el feminicidio se incrementó en el Estado, lo que hizo el fiscal es que todos los homicidios los cataloga como feminicidios, todos y no los reclasifica; entonces, sabes cuántos homicidios de mujer, cuántas muertes dolosas, asesinatos de mujer, tenemos en el estado, cero homicidios dolosos, es absurdo, cómo que cero... y así es lo que dice él (fiscal), vean consulten al fiscal cuántos homicidios de mujer hay, cero, no cuadra", acusó el mandatario.

Desde su punto de vista, el Fiscal manipulaba la clasificación de cada asesinato a modo de catalogarlo como "feminicidio" a fin de golpear "mediáticamente" al Poder Ejecutivo.

Lo anterior, luego de que el 11 de junio, el entonces Fiscal Jorge Winckler Ortiz reveló que la dependencia inició 113 carpetas de investigación. Y de esta cifra, el procurador presumió la solución de 40 por ciento de los casos

En conferencia, Winckler Ortiz además colocó a Xalapa, ciudad gobernada por el morenista Hipólito Rodríguez Herrero, en el primer lugar de la incidencia por feminicidio.

Dato corroborado por las cifras del SESNSP, las cuales sí ubican a la Capital del Estado como la ciudad veracruzana con más casos (once), y con lo cual se sitúa en el cuarto lugar nacional de las localidades con más carpetas abiertas por feminicidio.

Meses después, y una vez concretada la remoción de Jorge Winckler del cargo, el reporte actual del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública da una cifra de 726 feminicidios de enero a septiembre a nivel nacional, siendo este último mes el más violento para las mujeres, con 91 casos.

Además, en su estadística conformada con perspectiva de género, se coloca al estado de Veracruz como el primero en feminicidios, con 140 carpetas de investigación abierta, por arriba de Estado de México con 81 y Nuevo León con 53.

En el caso de la entidad, el mes más crítico en la estadística es marzo con 25 casos, seguido de junio con 22 y abril con 21. Además, de enero a septiembre, Veracruz encabeza el listado nacional de feminicidios por cada 100 mil habitantes, con 3.21.

[relativa3]

Versión para impresión