• Nación

Así serán los funerales de los integrantes de la familia LeBarón

  • La Silla Rota
Los integrantes de la familia LeBarón viajaron en caravana para asistir a los funerales de las tres mujeres y 6 niños que fueron emboscados

Bajo fuertes medidas de seguridad, docenas de vehículos y camionetas llegaron desde diversas ciudades, tanto de Estados Unidos como México al funeral de los LeBarón y Langford.

Los vehículos fueron escoltadas anoche por elementos de la Guardia Nacional quienes llegaron al municipio de Bavispe, Sonora, donde este jueves se llevarán a cabo los funerales.

Se calcula que al menos mil visitantes durmieron en la localidad de La Mora antes de los entierros, ya sea en el piso o en las tiendas de campaña que ellos mismos traen.

"Venimos preparados para dormir en el piso, en casas de campaña. Lo que sea necesario para apoyar a las familias que murieron en el acto terrorista", dijo Alex LeBarón, exlegislador y primo Rhonita Miller.

Los miembros de la comunidad trabajaron ayer en la elaboración de los ataúdes, en los que serán sepultados las nueves personas asesinadas el pasado lunes.

Se prevé que este jueves se realice una misa para Dawna Langford y sus dos hijos, en el rancho La Mora, donde se encuentra la comunidad LeBarón en el estado.

Tras la misa, sus cuerpos serán enterrados en el panteón ubicado al interior de este predio.

Luego de este acto fúnebre, la familia partirá nuevamente en caravana a la comunidad LeBarón, Chihuahua, donde mañana serán despedidas Rhonita, Christina y sus pequeños.

Los restos de Rhonita y sus hijos, cuyos cuerpos fueron reducidos a cenizas serán llevados a la colonia LeBarón, donde se organizará una misa en su casa para despedirse de ella y de sus cuatro hijos, para después ser sepultados en ese mismo lugar.

Steven Langford, que fue alcalde de la aldea de 2015 a 2018, espera que los asesinatos tengan un "importante" impacto en la comunidad. Teme que alrededor de la mitad de los residentes puedan marcharse fuera. "Esto fue una masacre, 100% una masacre", dijo Langford, que perdió a su hermana, Christina Langford, en la emboscada. 

William Stubbs, un productor de nueces y alfalfa que es miembro de un comité de seguridad de la colonia LeBarón, predijo que algunos se mudarán con sus familias a Estados Unidos por miedo, pero que eventualmente regresarán, tal como ocurrió después del asesinato de 2009 de Benjamín LeBarón.

En tanto, en Tucson, Arizona dos niñas sobrevivientes del ataque fueron dadas de alta del Centro Médico Universidad Banner, mientras otros tres menores seguirán hospitalizados para recuperarse de las heridas que sufrieron el pasado lunes.

Leah Staddon, residente en el poblado Queen Creek, en el condado Maricopa, de Arizona, y allegado a las víctimas, informó que uno de los niños que aún se encuentra hospitalizado recibió un disparo en el rostro. La bala le rompió la mandíbula inferior, por lo que requiere de cirugía reconstructiva.

Con información de La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]

Versión para impresión