• Estado

Líderes invitados y marginados en 1er Informe de Cuitláhuac García

  • Isabel Ortega
Contrario a los representantes políticos de oposición, clérigos de la Iglesia católica fueron convocados al evento del 16 de noviembre

Xalapa, Ver.- A tres días del Primer Informe de Labores del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, líderes religiosos, como el arzobispo Hipólito Reyes Larios, han confirmado su asistencia. Caso opuesto al de políticos de oposición y algunos empresarios quienes, aseguran, no han sido convocados al evento. 

Recientemente se informó de la visita de Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, quien acudiría en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador al evento donde el mandatario estatal rendirá cuentas sobre su primer año de trabajo, este 16 de noviembre. 

En contraste, actores políticos estatales siguen a la espera de una invitación formal, dado que el acceso al Teatro del Estado se limitará a quien presente acreditación o gafete, requisito que se extiende a funcionarios de primer y segundo nivel de la administración morenista.

El próximo 16 de noviembre es la fecha límite para que Cuitláhuac García presente su primer informe de labores. Tendrá que integrar un documento que dé cuenta de las obras y acciones implementadas en los últimos meses y deberá entregarlo a diputados locales.

La Constitución establece la obligación a los Secretarios de Despacho y a García Jiménez de reunirse con diputados locales para detallar el trabajo del primer año de gobierno. La glosa debe iniciar a partir del 18 de noviembre.

Sin estar obligado por ley, se acostumbra que el gobernante en turno organiza un evento público al que asisten ciudadanos, actores políticos, académicos, representantes empresariales, líderes partidistas y religiosos, presidentes municipales, senadores, diputados locales y federales, para conocer los avances o logros de la administración en turno.

En esta ocasión, el informe ciudadano se llevará a cabo en el Teatro del Estado a las 11 de la mañana

[relativa1]

Líderes religiosos asistirán al Informe

En los últimos meses representantes de la iglesia católica han sido críticos con el trabajo de la actual administración, la violencia en el estado y la posibilidad de que el partido de izquierda impulse leyes que promueven derechos de tercera generación, como matrimonio igualitario y aborto, ha generado una disputa mediática.

La más reciente observación al gobierno de García Jiménez fue el boletín que emitió la Arquidiócesis de Xalapa, el pasado 10 de noviembre, en el que lamentó el clima de violencia que prevalece a lo largo y ancho de Veracruz.

“No debemos acostumbrarnos a esta inhumana realidad que llena de sombras nuestra entidad o sólo narrar y dar cuenta de lo que sucede, como si los asesinatos sólo fueran parte de la estadística. Necesitamos transformar la realidad”, planteó el vocero de la Arquidiócesis, José Manuel Suazo Reyes.

El líder religioso confirmó que el Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, fue convocado al evento del próximo sábado. Al hablar sobre el primer informe, reconoció que existe expectativa de cuáles son los datos o cifras que el gobernador dará a conocer a los ciudadanos, después de la esperanza que generó la izquierda.

 “Seguramente esta es una cifra muy esperada que el pueblo de Veracruz tiene con su gobernador, porque efectivamente se espera que el gobernador rinda cuentas de las condiciones que guarda el Estado, entonces se espera que la información que ofrezca sea cuanto más apegada a la realidad”, opinó en entrevista para E-Consulta Veracruz.

“Es evidente que hay un antes y un después de 12 meses de trabajo y García Jiménez es responsable de la administración de la entidad".

Es posible que el Ejecutivo plantee un escenario de lo que él percibe como avances en el Estado, sin embargo, corresponderá a los ciudadanos evaluar si han alcanzado las metas, o las estadísticas están acorde con la realidad que viven los más de 8 millones de veracruzanos”, dijo el religioso. 

La participación de líderes religiosos en el evento público, aclaró, no implica que la Iglesia valide al gobierno de García Jiménez, “se busca ser testigos del trabajo que ha realizado por la izquierda, hay una relación institucional y es importante que los actores de Veracruz estén presentes”.

[relativa2]

Oposición es marginada

Dirigentes del Partido Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática, Joaquín Guzmán Avilés, Marlon Ramírez Marín y Jesús Velázquez Flores, respectivamente, confirmaron que no participarán en el evento político, toda vez que no fueron convocados.

Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, dirigente del PAN, consideró necesario que el mandatario estatal dé un informe acorde con la realidad, pues, dijo, son evidentes las carencias y deficiencias de su administración.

García Jiménez prometió en campaña que se bajaría el sueldo, eliminaría las casetas de peaje en la carretera Cardel – Veracruz y Fortín; además de desaparecer el gasto de viáticos en la función pública, y a la fecha no ha cumplido con la ciudadanía, “se trató de populismo”.

Jesús Alberto Velásquez Flores, dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), explicó que no se dio la cortesía política de convocar a la oposición en Veracruz y puso en duda los datos que se puedan dar a conocer en el evento sabatino.

“Hay que decirlo tal cual es: no hay nada que informar, lo que se ha dicho esperamos que más que se pueda generar un informe de mentiras, es plantear una ruta de lo que se plantea hacer, toda vez que este es un año perdido para Veracruz”.

Marlon Ramírez Marín, líder del Revolucionario Institucional, planteó que sumado a que no se les invitó, no existe el ánimo para asistir, luego del asesinato de su compañero de partido, Juan Carlos Molina Palacios.

“No tenemos considerado asistir al Informe, nosotros estamos en una claridad, ante lo que está ocurriendo en Veracruz, ante lo que le sucedió a un compañero de partido, nosotros lo que vemos es que se va a decir cosas que no son reales, cosas que no son ciertas”.

El Vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, opinó que el gobernante administra el Estado para todos los ciudadanos, y hay actores políticos, sociales y económicos que tienen una representatividad y se les debe dar cuentas del primer año de gobierno.

Versión para impresión