• Estado

Gobierno de Cuitláhuac entrega 70% de deuda pública a Banobras

  • Carlos Caiceros
La administración morenista comprometió los recursos estatales a plazos de 20 años; pagaría casi 60 mil millones de pesos en intereses

Xalapa, Ver.- Cuatro meses después de recibir el aval de la LXV Legislatura, el Gobierno de Veracruz registró ante la Secretaría de Hacienda los cuatro primeros créditos para la reestructuración de la deuda pública a largo plazo por un monto de 38 mil millones de pesos; misma por la que pagaría unos 60 millones de pesos de intereses.

Es decir, según una extrapolación de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), a cargo de José Luis Lima Franco, con los refinanciamientos del gobierno morenista se pagarían unos 97 mil millones de pesos en 20 años, de cumplirse las condiciones contractuales efectuadas con varias instituciones bancarias.

La administración estatal acaba de registrar 4 créditos por un total de 19 mil 500 millones de pesos con BBVA México y con el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), institución que compró casi el 70 por ciento de la deuda pública de Veracruz, 25 mil de los 38 mil millones de pesos.

[relativa1]

REGITRAN ANTE HACIENDA 4 CRÉDITOS

En una estrategia similar a la del Gobierno anterior de Miguel Ángel Yunes Linares, el Poder Ejecutivo comprometió en sus primeros 4 préstamos las finanzas estatales por un lapso de 20 años, esto es, por medio de préstamos pagaderos a 244 meses que concluyen en el año 2040.

En dicha transacción inicial, Banobras adquirió la parte mayoritaria de la deuda al absorber inicialmente 17.5 mil millones de pesos, esto por medio de dos créditos, uno de 10 mil millones de pesos y uno más por 7.5 mil millones de pesos.

En el caso del primer crédito, el Gobierno de Veracruz por medio de la Sefiplan pactó con Banobras una tasa efectiva de 7.93 por ciento al refinanciamiento en el préstamo de 7.5 mil millones de pesos, además de una sobretasa de 0.68 por ciento. En el segundo financiamiento por 10 mil millones de pesos, la tasa acordada por Banobras asciende a 7.87 por ciento, con una sobretasa de 0.62 por ciento.

Por parte de BBVA se registraron dos créditos de mil millones de pesos cada uno; aunque en uno se definió una tasa efectiva de 8.02 por ciento y en el otro, 7.93 por ciento; sumado sobretasas de 0.77 y 0.68 por ciento.

En suma, el banco con capital español se quedó 4 mil millones de pesos con una tasa de 0.68 por ciento y falta registrar ante Hacienda un crédito por 2 mil millones de pesos.

De acuerdo con Lima Franco, Banco Santander se quedó con una posición pendiente de registrar ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de 6 mil millones de pesos con una tasa de 0.77 por ciento; Banorte se llevó mil 103 millones de pesos con una tasa de 0.97 por ciento; y el Banco del Bajío se llevó mil millones de pesos con una tasa de 0.85 por ciento, haciendo el total de los 38 mil millones de pesos refinanciados.

Todos los préstamos se programaron a un plazo de 20 años y se suman a un nuevo crédito a corto plazo o quirografario de 2 mil 400 millones de pesos solicitado por el Gobierno de Veracruz para enfrentar las responsabilidades laborales y monetarias de fin de año, aguinaldos y salarios.

De acuerdo con el Gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, el banco ofrece una línea de crédito de 3 mil millones de pesos, aunque será el 20 de diciembre de cuando se determine el monto final a requerir y se realice el depósito.

[relativa2]

EMERGENCIA FINANCIERA

Información proporcionada por la Secretaría de Finanzas y Planeación, la reestructuración de la deuda pública permitiría liberar 6 mil 700 millones de pesos durante los próximos 8 años.

De esta manera, el Gobierno de Cuitláhuac García obtendría una liquidez financiera de 3 mil 700 millones de pesos en los próximos 5 años.

En total se pagarían 97 mil millones de pesos en 20 años para saldar el pasivo a largo plazo de la administración estatal. Veracruz enfrenta adeudo de 41 mil millones, equivalentes a 37 mil millones de pesos en deudas con bancos, y cerca de 5 mil millones de pesos de un bono cupón cero, pagadero en 2019, pero no considerado en la cantidad total.

De este modo, se refinanciaron 38 mil millones de pesos que se traducen en pagos de cerca de 2 mil 900 millones de pesos anuales o casi 3 mil millones de pesos, equivalente a un pago de 60 mil millones de pesos en intereses a 20 años.

Al comparecer ante la Comisión Permanente de Hacienda del Estado, Lima Franco refirió que el proceso de refinanciamiento y reestructura de la deuda contó con la participación de 8 instituciones bancarias y 19 ofertas, a modo que, en un marco de competencia, se consideraron las mejores tasas de interés.

El dinero proveniente de los recursos liberados servirá para invertir en obras de infraestructura social: calles, carreteras, escuelas, hospitales, vivienda, y abasto de agua.

El secretario de Finanzas presumió que el Gobierno obtuvo las mejores "condiciones de pago" debido a una mejora en la calificación del Estado y en la confianza en las finanzas públicas.

Citó de ejemplo que Moody´s elevó la calificación en 2018 de “B” a “triple B” en 2019, es decir una mejora de 6 peldaños en la escala. En tanto HR Ratings mejoró la calificación en este mismo periodo de “BB” a “BBB-“y Fitch Ratings mejoró “triple B-“a “triple B”.

“Este proceso prácticamente ya se concluyó, estamos a la espera del fallo; hubo una excelente participación de bancos por más de 50 mil millones de pesos”, refirió, detallando que solo se reestructuraron 38 mil millones de pesos.

De acuerdo con el proyecto esbozado por Lima Franco para la reestructuración, se prevén liberar en 2020 un total de 443.1 millones de pesos; para 2021 un aproximado de 584.7 millones de pesos; para 2022 749.3 millones de pesos; para 2023 unos 906.4 millones de pesos y para 2024 serían mil 21 millones de pesos.

El próximo Gobierno incluso recibiría recursos liberados por 3 mil millones de pesos en el periodo de 2025 al 2028.

En su comparecencia además Lima Franco enfatizó que se incrementó el monto inicial previsto de 4 mil 600 millones de pesos con el refinanciamiento.

En el dictamen de reestructuración aprobado por la Legislatura, el Gobierno del Estado previó liberar recursos por unos 2 mil 700 millones de pesos en el actual sexenio; y se esbozó un monto total a refinanciar por 41 mil 769 millones 280 mil 619.08 pesos, lo que no ocurrió puntualmente.

El dictamen enviado por el titular del Ejecutivo proyectó inicialmente refinanciar 11 créditos en total, sumando uno al que se comprometió el gobierno de Javier Duarte en 2015 y que no se incluyó en la reestructuración implementada en la administración de Miguel Ángel Yunes.

Se trata de un endeudamiento por 4 mil 501.3 millones de pesos que corresponden a un préstamo que tiene como fuente de pago al Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF) adquirido con Banobras.

Versión para impresión