• Estado

Gobierno de AMLO perdona subejercicio en Veracruz

  • Carlos Caiceros
Recursos no ejercidos en gobierno y ayuntamientos serán aplicados para atender emergencias y rescates financieros... en año electoral

Xalapa, Ver. - El Gobierno Federal “perdonará” los subejercicios de los estados y municipios, e incluso, los recursos reintegrados servirán ahora para su rescate financiero o bien para atender contingencias naturales.

Lo anterior debido a la “preocupación” de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por el incumplimiento de dependencias y ayuntamientos con el principio de anualidad, aunque tales recursos continuarán bajo la libre disposición por parte de la Secretaría Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En este caso, la Ley de Ingresos 2020 establece en su transitorio séptimo la devolución a la Tesorería de la Federación de aquellos recursos sin devengar en el año correspondiente, a modo de apoyar a las entidades federativas con un desequilibrio financiero y sin la posibilidad de cumplir con sus compromisos a corto plazo.

Dicha solución al subejercicio de las entidades coincide con la falta de aplicación de recursos en las dependencias en distintos estados como en Veracruz, en específico, en las Secretarías de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) y en la de Desarrollo Social (SEDESOL).

Luego de sostener la Primera Reunión de Trabajo del Órgano de Fiscalización Superior con alcaldes veracruzanos, el Auditor Especial de Gasto Federalizado de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Emilio Barriga Delgado, señaló que es “preocupante” que los estados y municipios no cumplieran con el principio de anualidad en el manejo de los fondos.

Esto, dado que la Ley de Disciplina Financiera de Entidades Federativas y Municipios establece el reintegro al Gobierno Federal de los recursos no aplicados provenientes de fondos, como el de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun) o el de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FISM).

“Nos preocupaba y no por ustedes, sino por la población a la cual están dirigidos estos recursos; es una tragedia tener que regresar recursos. La buena noticia es que logramos que se incluyera un transitorio en la Ley de Ingresos donde dice que todos los recursos que no se comprometan debidamente con el principio de anualidad ya no los van a perder, sino que se constituirán a un fondo que los ayude a ustedes, a los estados y municipios, para cierres presupuestales, en casos de desastres naturales o algún tema complicado”, explicó el auditor de la ASF.

De esta manera, sintetizó, los recursos reintegrados no se perderán, sino se sumarán al citado fondo emergente, aunque será la Federación la que defina su destino.

[relativa1]

A CENTRALIZAR

La entrada en vigor de la solución al subejercicio coincide con el arranque del proceso electoral para la renovación de 500 diputaciones federales, y en Veracruz de 50 legisladores locales y 212 alcaldías.

La medida es vista como una forma de centralizar el poder económico para favorecer al partido en el poder Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

La alerta la proporciona el vocal de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, Bingen Rementería Molina, quien advierte que será el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el que decida el destino de los recursos concentrados en dicho fondo de emergencia.

“Va a depender del Presidente a qué se asignan esos recursos y esa es la parte peligrosísima, porque entonces vamos a caer en un Gobierno clientelar” observó el parlamentario y recordó que dicha modificación de crear un “fondo” o “bolsa” fue disposición del Senado.

Citó el ejemplo de las dependencias estatales en Veracruz, objeto de críticas por una dilación en la aplicación de los recursos federales.

“Todos nos preguntábamos por qué en Veracruz teníamos tanto subejercicio y lo veremos el 31 de marzo, si se regresa dinero a la Federación está claro que fue una estrategia de centralizar el poder económico para tomar las decisiones que políticamente le convengan al partido en el poder”, enfatizó.

En el caso de Veracruz, la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, a cargo de Elio Hernández Gutiérrez, cargaba un subejercicio de 2 mil millones de pesos al pasado 27 de noviembre, equivalente al 51 por ciento de los recursos de la dependencia.

En el caso de la Secretaría de Desarrollo Social, que encabeza Guillermo Fernández Sánchez, hasta el 15 de noviembre no había ejercido un 33 por ciento del presupuesto 2019.

Esto es, hasta esa fecha se había devengado 399 millones 758 mil 077 pesos, de un total de 589 millones de pesos de presupuesto.

[relativa2]

“BUENAS NOTICIAS”

No obstante, las “buenas noticias” de la ASF, a la letra la Ley de Ingresos específica que corresponderá a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la concentración y administración de tales recursos.

En el séptimo transitorio de la Ley de Ingresos 2020, se menciona que las entidades federativas y municipios con disponibilidades de recursos federales destinados a un fin específico previsto en ley, en reglas de operación, convenios o instrumentos jurídicos, correspondientes a ejercicios fiscales anteriores al 2020, que no hayan sido devengados y pagados en términos de las disposiciones jurídicas aplicables, deberán entregarlos a la Tesorería de la Federación, incluyendo los rendimientos financieros que hubieran generado. 

“Los recursos correspondientes a los aprovechamientos que se obtengan, se destinarán por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en términos de las disposiciones jurídicas aplicables, para apoyar a las entidades federativas que presenten un desequilibrio financiero que imposibilite el pago de compromisos de corto plazo o, en su caso y sujeto a la disponibilidad presupuestaria, para mejorar la infraestructura de las mismas, así como la atención de desastres naturales”, expresa el documento publicado en el Diario Oficial de la Federación.

En ese sentido, la propia ley concede que, si algún ente incurre en subejercicio, este no causaría daño a la hacienda pública, siempre y cuando los recursos en cuestión se encuentren en cuentas bancarias de la entidad o del municipio. 

“Para efectos de lo anterior, los aprovechamientos provenientes de los enteros que realicen las entidades federativas y municipios en términos del presente transitorio, respecto de ejercicios fiscales anteriores a la entrada en vigor de las obligaciones de reintegro a la Tesorería de la Federación establecidas en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, no se considerarán extemporáneos, por lo que no causan daño a la hacienda pública ni se cubrirán cargas financieras, siempre y cuando dichas disponibilidades hayan estado depositadas en cuentas bancarias de la entidad federativa o municipio”, refiere el numeral.

Dicho apartado complementa al artículo 13 del Presupuesto de Egresos 2020, mismo que señala que los recursos correspondientes a los subejercicios que no sean subsanados en el plazo correspondiente, así como el importe de los ahorros que se obtengan como resultado de la instrumentación de las medidas de austeridad y disciplina presupuestaria, serán reasignados a los programas sociales y de inversión en infraestructura previstos en el propio Presupuesto de Egresos.

Versión para impresión