• Estado

Veracruz, marcado por secuestros y feminicidios en 2019

  • Víctor Toriz
Ambos delitos destacaron a la entidad a nivel nacional; asesinato de mujeres no dio tregua pese a alertas de género

Veracruz, Ver.- Mes con mes entre enero y noviembre, el estado de Veracruz se ubicó a la cabeza en el índice de secuestros y feminicidios a nivel nacional, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Ambos delitos no dieron tregua en los indicadores y se convirtieron en los más graves para el primer año de gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

El acumulado de carpetas de investigaciones reportados en los dos delitos por la Fiscalía General del Estado de Veracruz entre enero y noviembre superó el total que se reportó en los 12 meses del 2018, es decir, sin conocer los datos al mes de diciembre se puede afirmar que hubo un incremento entre un año y otro.

[relativa1]

SECUESTRO, DELITO QUE MÁS CRECIÓ

El SESNSP reportó 285 secuestros en Veracruz entre enero y noviembre, mientras que en todo el 2018 los casos sumaron 101, es decir, la cifra casi se triplicó entre un año y otro, aún sin cerrar el 2019.

Los únicos estados de la República que se pueden comparar por el número de casos de estos delitos son el Estado de México, que sumó 189 carpetas de investigación y la Ciudad de México, con 165, que ocuparon el segundo y tercer puesto en el conteo nacional.

Si bien la cifra convierte al secuestro como el delito que tuvo el mayor repunte para el 2019 en Veracruz, Arturo Matiello Canales, presidente de la Asociación de Consejos de Participación Ciudadana, afirmó que los indicadores se quedan cortos a la realidad de Veracruz y el país, al menos en este delito.

El especialista en temas de seguridad señaló que en particular el secuestro presenta un subregistro alto, es decir, un porcentaje importante de casos no son denunciados y no llegan a ser objeto de investigación en la Fiscalía de Veracruz, como en otros estados.

"Las cifras que se presentan son cifras estimadas, en sí a las que se están contabilizando habría que sumarle una buena cantidad todavía, no es una cifra muy exacta que digamos (...), el subregistro es muy fuerte porque los familiares de un secuestrado siempre quedan bajo amenaza de muerte, así que el subregistro alcanza un 95 por ciento por lo menos, así que un 5 por ciento de los casos, a lo mucho, es lo que es denunciado a las autoridades".

Matiello Canales afirmó que la motivación del secuestro es la misma que la de los delitos patrimoniales, ya que estos se presentan como una forma que tienen las bandas criminales para obtener ingresos de manera ilícita, ante una escasez de dinero entre la población.

El especialista aseveró que la estrategia del Gobierno Estatal y la Federación para el combate de este delito sigue fallando, debido a la falta de eficacia para resolver la mayoría de los casos; además no existe un protocolo homologado para atender este delito que, según el entrevistado, debería ser de carácter federal.

Otra medida que se debe de atender es la prevención, con campañas intensas entre la ciudadanía que permita visualizar la forma en la que se comete el secuestro, ya que la mayoría de los casos se presenta con la complicidad de alguien cercano a la víctima o de quienes pueden acceder a información personal a través de redes sociales.

En Veracruz, el mes que sumó el mayor número de carpetas de investigación por secuestro fue febrero, en el que se cumularon 40 casos, noviembre con 13 fue el de menor incidencia y significó una reducción del 50 por ciento en relación con el mes anterior, sin embargo, a pesar de la baja drástica no fue suficiente para sacar del primer sitio a Veracruz.

[relativa2]

VERACRUZ, PELIGROSO PARA LAS MUJERES

El otro delito de mayor crecimiento en el 2019 en Veracruz fue el feminicidio, que al cumplir tres años de emitida la Alerta de Género por Violencia Feminicida para 11 municipios, sigue sin poder reducir sus indicadores en este ilícito.

Los datos oficiales detallan que entre enero y noviembre ocurrieron 152 asesinatos de mujeres por razones de género, es decir, 51 carpetas de investigación más que en todos los 12 meses del 2018.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez, afirmó en la recta inicial de su gobierno que la violencia contra las mujeres tendría cero tolerancia en el estado, por lo que se establecería como política pública el combate a delitos en contra de las mujeres.

Más tarde, al avanzar el año y observar el crecimiento en los casos de feminicidios, el mandatario afirmó que el registro enviado por la Fiscalía General del Estado al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública era erróneo, ya que el entonces fiscal Jorge Winckler Ortiz, había tipificado como feminicidio incluso aquellos casos en los que se presumía que se trataba de un homicidio doloso.

La última vez que fue cuestionado al respecto, sostuvo que se revisaban los registros de la anterior fiscalía, para corregir el registro y contar con cifras certeras, que permitieran atender el problema con una estadística apegada a la realidad.

Sin embargo, el Observatorio Universitario de las Violencias Contra las Mujeres de la Universidad Veracruzana, que encabeza la investigadora y catedrática, Estela Casados, registró entre enero y diciembre 133 feminicidios en todo el estado.

De acuerdo con los datos recabados por el organismo, la mayoría de los feminicidios se registraron en municipios de la región centro del estado, con 73 casos.

La Capital del Estado encabezó la lista con más casos, con 12 feminicidios en todo el 2019, seguido de Coatzacoalcos con 10 y Veracruz con 8.

En los datos que pone a disposición el Observatorio Universitario de las Violencias Contra las Mujeres de la UV se detalla que de los feminicidios documentados en 12 casos la víctima fue menor de edad, mientras que en cinco era adulta mayor.

A diferencia de los datos que muestra el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el organismo de la UV muestra una tendencia a la baja en el número de casos de feminicidios entre el 2017 y el 2019, con un ligero aumento entre este y el año anterior.

Arturo Matiello Canales, presidente de la Asociación de Consejos de Participación Cívica, afirmó que el feminicidio es un delito que muestra la violencia machista que se ejerce contra las mujeres.

A diferencia de los delitos patrimoniales, se trata de un problema que deriva de la falta de políticas públicas que permitan erradicar y combatir la violencia de género, por lo que de mantenerse la misma estrategia de las autoridades, los indicadores no tendrán cambios, afirmó Matiello Canales.

[relativa3]

Versión para impresión